CAPÍTULO I

EL CONGRESO Y SUS COMISIONES EN LA GESTION EXTERNA DEL ESTADO

A lo largo de nuestra historia republicana, el Congreso ha cumplido un rol destacado en lo que denominamos gestión externa del Estado peruano, asentándose para este propósito fundamentalmente en las labores de la Comisión Diplomática llamada más adelante Comisión de Relaciones Exteriores.

En este primer capítulo presentamos, de manera general, los roles que ha tenido el Congreso en materia de gestión externa; el origen de lo que hoy es la Comisión de Relaciones Exteriores y la reseña biográfica de algunos de sus más distinguidos integrantes.

Asimismo en los capítulos siguientes hacemos el recuento histórico de los principales temas en materia de gestión externa del Estado en las que ha participado el Congreso de la República.
 

a) El rol del Congreso en la gestión externa

Existen pocos estudios, ya sea de autores nacionales o de extranjeros, que se hayan ocupado  del rol del Congreso en la gestión externa del Estado, especialmente en su vinculación con las relaciones internacionales del país.

Generalmente, los estudios presentan al Poder Ejecutivo como el dirigente u operador de la política exterior a través de diferentes instancias: El Presidente de la República, el Ministro de Relaciones Exteriores y los miembros del Servicio Diplomático de la República.

Sin embargo, la gestión externa del Estado no radica exclusivamente en las acciones –importantes pero no únicas– que el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Servicio Diplomático del país puedan realizar. Se trata de un asunto que, con una visión integral, involucra a diferentes actores de la vida nacional y comprende a los diferentes componentes del Estado en su conjunto, a partir de los roles específicos que les corresponden.

Es el caso de las acciones de los Parlamentos, instituciones que, en el Perú, han tenido una participación muy importante en lo que denominamos asuntos externos. Esta apreciación resulta hoy especialmente relevante por el devenir del mundo contemporáneo, donde nuevos actores surgen de manera explosiva en la escena internacional(1) .

En el Perú, este rol del Parlamento en la gestión externa ha existido siempre. La misma que se ha acrecentado en los últimos años, debido a que las relaciones exteriores han cobrado mayor dinamismo y multiplicidad con el proceso de globalización que ha renovado, con nuevas aristas, la vigencia del diálogo y la negociación entre los países, y la presencia cada vez más notable en la escena internacional de la denominada sociedad civil(2) .  En la medida que esta corriente es importante para nuestro país hemos considerado necesario hacer una visión retrospectiva.

El Congreso tiene y ha tenido diversas atribuciones y por tanto responsabilidades destacables en materia de gestión externa del Estado.

La primera se da a partir de su función constituyente. Una de las competencias más importantes que ha recaído en muchos Congresos del pasado, en tanto ser el órgano que ostenta la representación nacional, ha sido la potestad de aprobar la Constitución del Estado y, como parte de ella, el marco constitucional en materia de gestión externa. Estos Congresos recibieron generalmente el nombre de Congreso Constituyente o Asamblea Constituyente. Los últimos tres Congresos de esta naturaleza han sido los que aprobaron las Constituciones de 1933, 1979 y 1993.

La representación nacional  erigida en Poder Constituyente, luego de haber superado crisis políticas que generaron la ruptura constitucional, ha debido refundar el Estado peruano, estableciendo lineamientos básicos jurídicos para normar la convivencia y seguridad nacional, consignándose  determinados parámetros en materia de gestión externa, tal como quedaron plasmadas en las Constituciones del Perú.

Los temas vinculados a la gestión externa no necesariamente quedaron contenidos en un determinado capítulo o sección sino que, por el contrario, se encuentran presentes en diversas partes, corroborando nuestra tesis de que la gestión externa es una cuestión integral.

Debe tenerse en cuenta que esta función constituyente –propia de los Congresos Constituyentes– está también comprendida , aunque de manera más mediatizada, en los Congresos constituidos u ordinarios. Las mismas Constituciones han reconocido para estos Congresos –en muchos casos de manera expresa y señalando procedimientos específicos– dispositivos  para reformar determinados aspectos de las Constituciones, dentro de los cuales se encuentran naturalmente los temas internacionales.

Una segunda responsabilidad de los Congresos vinculada a la gestión externa es la potestad legislativa. Una vez establecidas las normas constitucionales sobre diversas materias y recopiladas en el cuerpo normativo, que denominamos Constitución del Estado, el Congreso de la República es el encargado de establecer las normas que tendrán vigencia general con rango Legislativo.

Precisamente, en materia de asuntos externos, es larga la lista de asuntos que entran en esta categoría. Es bastante relativo proponer un listado taxativo de las leyes vinculadas a la gestión externa, toda vez que resulta difícil establecer hoy en día la línea de división entre política interna y externa. Bastará señalar, por ejemplo, que las leyes de organización y funciones de los ministerios y de los organismos públicos son aprobadas por el Congreso y en ellas, como en diversas leyes sectoriales, en muchos casos se incluyen temas vinculados al ámbito internacional.

Por otra parte, así como la organización y el funcionamiento del Estado se definen a nivel Legislativo, también en esta instancia se aprueban normas vinculadas a su presupuesto, gran parte del cual se relaciona muchas veces con temas de asuntos externos, como puede ser el caso de la defensa nacional.

En su función legislativa, el Congreso debe establecer las normas generales básicas, no sólo para la convivencia social, sino para lograr determinados objetivos de política. Muchas de ellas están vinculadas al sector externo, como puede ser el caso de la promoción de las inversiones, la promoción de la industria nacional para su competitividad internacional, la política de  promoción de exportaciones tradicionales o no tradicionales, entre otros.

No debemos olvidar tampoco que, a nivel Legislativo, el Congreso aprueba los Tratados Internacionales. Como sabemos, una de las formas de obligarse el Estado en sus relaciones internacionales es a través de los Tratados Internacionales, que son acuerdos entre dos o más partes que regulan sus relaciones, sean multilaterales o bilaterales. Uno de los roles históricos más substanciales del Congreso ha sido precisamente la aprobación de los Tratados. En los últimos tiempos, específicamente con la Constitución de 1993, el Congreso Constituyente estableció expresamente que determinados tratados sean aprobados directamente por el Ejecutivo. Nos parece pertinente esta postura. Las necesidades de rápida acción en el mundo globalizado de hoy exige otorgar en determinados casos mayores herramientas de gestión al Ejecutivo. A pesar de ello, la aprobación de los tratados más importantes sigue siendo de competencia del Legislativo.

Pero, además de la potestad constituyente y legislativa, el Congreso tiene una función adicional que toma el nombre actual de control político, que no es sino la facultad que tiene de supervisar y controlar las acciones de más alto nivel en el Poder Ejecutivo. En este contexto, en asuntos de gestión externa, el Congreso ha tenido muchas veces que examinar y discutir con el Ejecutivo los asuntos generalmente denominados de política externa. Los votos de confianza o las censuras a los gabinetes o a un Ministro pueden tener en su base asuntos vinculados a la gestión externa del Estado. Debe precisarse que algunos han Tratado de poner el tema del control al mismo nivel que la fiscalización o poder de auditoría sobre el aparato estatal. Frente a esto, el Congreso parece haber preferido siempre limitar su competencia de control a los más altos niveles del Poder Ejecutivo, materializando este hecho en lo que ha venido en denominarse la responsabilidad política. Se ha dejado, pues, para otras instancias las facultades de auditoría o de fiscalización.

Finalmente, como complemento a las potestades constituyentes, legislativas y de control político, debe mencionarse la función cardinal que el Congreso tiene en la actividad denominada de la representación. Ésta se vincula a la naturaleza misma del Congreso y de sus miembros, que son depositarios de la representación nacional y que basan su actuación precisamente en esta representación. En cuestiones de gestión externa, esta función tiene una importancia destacable, toda vez que los parlamentarios en las misiones al exterior actúan en nombre propio o representando al Congreso como institución. Esta función se hace primordial sobre todo en instancias de discusión de temas que comprometen al país y donde sólo pueden participar representantes del Parlamento nacional. El mundo globalizado hace que los asuntos de la gestión externa, desde la perspectiva del fortalecimiento del Estado, otorguen también una responsabilidad grande a los Congresos y a sus representantes. Es importante ver la participación del Congreso en los diversos foros interparlamentarios y de acercamiento entre Parlamentos. Para el futuro será fundamental participar en la mayor cantidad posible de redes de acción e información, a fin de lograr para el país el cumplimiento de tareas y objetivos necesarios o útiles para el bienestar general. En este contexto, la participación del Parlamento en la Unión Interparlamentaria, el Foro Interparlamentario de las Américas, el Parlamento Latinoamericano, el Parlamento Amazónico, el Parlamento Andino, o el Foro Parlamentario Asia Pacífico, resultan trascendentales para los intereses de la nación.

Luego de esta primera aproximación al tema, y a fin de iniciar un recuento  histórico del rol del Congreso en materia de gestión externa –que se presenta en los siguientes capítulos– y tomando en cuenta el rol preponderante que han tenido sobre el particular las comisiones vinculadas a la gestión externa, hemos creído conveniente incluir como parte de este capítulo, algunos apuntes sobre el origen y desarrollo de lo que hoy es la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de la República.
 

b) Origen y evolución de las comisiones vinculadas a la gestión externa

Al interior del Parlamento peruano, la Comisión de Relaciones Exteriores tiene bajo su competencia dictaminadora y de control especializado, los temas clásicos vinculados a la gestión exterior del país. Esta Comisión, que surgió con el nombre de “Comisión Diplomática”, es una de las más antiguas e importantes de nuestro Poder Legislativo.

Su origen se remonta al “Reglamento Interior Provisional” dado por el Primer Congreso Constituyente, el 12 de octubre de 1822. Dicho reglamento, que ha servido como base para los que han normado posteriormente al Poder Legislativo, inició el sistema de comisiones parlamentarias(3) . El capítulo noveno del reglamento dispuso que el Presidente del Congreso nombrara “comisiones particulares”, con la finalidad de examinar los asuntos en discusión y facilitar su “curso y despacho”. Cada Comisión estaría compuesta de 3, 5 ó 7 Congresistas, según la gravedad de los asuntos que tuvieran que tratar. El secretario de cada Comisión pediría a los ministros y entidades del Estado los documentos referentes a los asuntos que se estuvieran discutiendo.  Una vez tomada una resolución, la Comisión comunicaría ésta al pleno del Parlamento mediante un informe(4).  Este reglamento del Primer Congreso Constituyente Peruano no fijó cuáles eran las comisiones que debían existir. Sin embargo, sabemos que dicho Congreso tuvo 19 comisiones permanentes. Ellas fueron: Poderes, Hacienda, Guerra, Reglamento, Estadística, Visita de Cárceles, Justicia, Minería y Comercio, Libertad de Imprenta y Legislación. Además: Especial de Hacienda y Comercio, Policía, Bases de Constitución, Bellas Artes, Instrucción y Salud Pública, Premios y Agricultura, Diplomática, Constitución, Dietas y Presupuesto, y Memoriales.(5)

Cabe anotar que, como consecuencia de la bicameralidad, en algunas Legislaturas se establecieron comisiones en materia de gestión externa tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. La Comisión Diplomática mantuvo esta denominación hasta 1959.

Es a partir de 1960 que ya no se concentran en una sola Comisión todos los asuntos y temas clásicos de la gestión externa del país. Las competencias temáticas de lo que se conocía hasta ese entonces como Comisión Diplomática, pasaron en muchos casos a otras comisiones específicas. La nueva tendencia se verificó tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados.

En el primero, se formaron cuatro comisiones: La Comisión de Acción Interparlamentaria, la Comisión Diplomática, la Comisión de Relaciones Exteriores y la Comisión Especial de Planteamiento de un Congreso de Ministros de Hacienda de los Países de América Latina.

Lo mismo ocurrió dentro de la Cámara de Diputados, en la que se formaron tres comisiones: la Comisión Diplomática, la Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales y la Comisión de Relaciones Exteriores.

En la Legislatura de 1961 la variación fue mínima. Se mantuvieron las comisiones de la Legislatura anterior, pero se incluyó dentro de las comisiones de la Cámara de Diputados, la Comisión de Defensa Continental.

Durante la Legislatura de 1963 se sumó a las comisiones de la Cámara de Diputados la Comisión de Coordinación Interparlamentaria Latinoamericana. No hubo ninguna variante en las comisiones del Senado.

En lo que concierne a la Cámara de Diputados, en 1964 se deja de lado lo que hasta ese entonces se conoció como Comisión de Coordinación Interparlamentaria Latinoamericana, incluyéndose en cambio la  Comisión Especial Parlamentaria de Integración Económica Latinoamericana. En 1965, reaparece la Comisión de Coordinación Parlamentaria Latinoamericana, manteniéndose al mismo tiempo la Comisión de Integración Económica Latinoamericana. Otras dos variantes se dieron con relación a las Legislaturas anteriores al crearse la Comisión de Organismos Internacionales y desaparecer la Comisión de Defensa Continental. En el Senado no se registraron mayores cambios, salvo la formación de una nueva Comisión de Organismos Internacionales. Todas estas Comisiones se mantuvieron a lo largo de la Legislatura de 1967.

En la Legislatura de 1968 se realizó una variación, en Diputados y en Senado, al desaparecer dos comisiones: la de Coordinación Parlamentaria y la Comisión de Organismos Internacionales.

Años más tarde, en 1980, con el retorno a la democracia luego de 12 años de Gobierno militar, se reinstauraron en el Parlamento las comisiones vinculadas a la gestión externa dentro de cada una de las cámaras. La variación es sustancial con relación a los períodos anteriores.

Se estableció en el Senado la Comisión de Relaciones Exteriores, Diplomacia e Interparlamentaria. Al año siguiente, durante la Legislatura de 1981, se incrementó a tres el número de las comisiones, como consecuencia de la separación temática de la Comisión. Se formaron la Comisión de Relaciones Exteriores, la Comisión Interparlamentaria, y la Comisión Especial para la Ratificación Extraordinaria de Embajadores. Esta última estaba en realidad conformada tanto por miembros del Senado como por miembros de la Cámara de Diputados.

En la Cámara de Diputados se establecieron las comisiones de Acción Interparlamentaria y de Relaciones Exteriores.

Durante las Legislaturas de 1982, 1983 y 1984 las comisiones del Senado se mantuvieron de forma igual que en la Legislatura anterior.

En 1985 termina el Gobierno de Acción Popular y se inicia el Gobierno del Apra.

En el primer año de ese mandato, en el Senado se mantuvieron las mismas comisiones que en las Legislaturas anteriores, vale decir la Comisión de Relaciones Exteriores y la Comisión Interparlamentaria. En la Cámara de Diputados las comisiones se integraron en una sola, denominada Comisión de Relaciones Exteriores, Integración y Asuntos Interparlamentarios.
Durante la Legislatura de 1986 se dio prioridad a temas que contribuirían al desarrollo económico del país, instalándose en el Senado la Comisión de la Antártida y Fondos Marinos. A ella se sumaron las Comisiones de Integración Latinoamericana y de Relaciones Exteriores. De igual forma, en la Cámara de Diputados se formó la Comisión de Integración Latinoamericana, además de la Comisión de la Antártida y Fondos Marinos y la de Relaciones Exteriores.

En la Legislatura de 1987 en el Senado se incluyó la Comisión Interparlamentaria de Integración Latinoamericana, manteniéndose también la Comisión de Relaciones Exteriores. Las comisiones de la Cámara de Diputados fueron la de Integración Latinoamericana y Relaciones Interparlamentarias, además de la Comisión de Relaciones Exteriores.

Al año siguiente, durante la Legislatura correspondiente al año 1988, en el Senado se instalaron las Comisiones de Relaciones Exteriores y de Relaciones Interparlamentarias; mientras que las comisiones que formaron parte de la Cámara de Diputados fueron las Comisiones de Relaciones Exteriores y de Integración Amazónica.

En 1989, último año de Gobierno aprista, el Senado tuvo dentro de sus comisiones a la Comisión de la Antártida, Ecología y Medio Ambiente, así como la de Relaciones Exteriores y la Interparlamentaria. De la misma forma, en la Cámara de Diputados se conformaron las Comisiones de Relaciones Exteriores e Interparlamentaria, así como también la de Integración Amazónica, buscándose con ello una mayor interrelación entre los países que conforman el Trapecio Amazónico para promover el desarrollo e integración de esa área común.

En julio de 1990, al asumir el mando el Gobierno del Ingeniero Alberto Fujimori Fujimori, en el Senado se formó una sola Comisión en la que se verían todos los temas en materia de política externa del país. Dicha Comisión tomó el nombre de Comisión de Relaciones Exteriores y reunió temáticamente todos los temas clásicos de gestión externa. De este modo se vuelve a establecer una Comisión única como al inicio de nuestra etapa republicana. En cambio, las comisiones de la Cámara de Diputados fueron dos: la Comisión de Relaciones Exteriores e Interparlamentarias y la Comisión de Integración Amazónica.
En 1991 la situación varía en el Senado y se establece la Comisión de Relaciones Exteriores, la Comisión de Relaciones Interparlamentarias y la Comisión Especial de Integración Continental. La Cámara de Diputados mantuvo su Comisión de Relaciones Exteriores e Interparlamentarias y su Comisión de Integración Amazónica.

A inicios de 1993 se instaura el Congreso Constituyente Democrático, etapa en la que se procedió a elaborar la Constitución Política hasta ahora vigente.
Dentro de este marco durante el proceso  de la elaboración de la nueva Carta Magna los representantes del Congreso Constituyente Democrático acordaron en sesión la conformación de las comisiones de trabajo estableciéndose la Comisión de Relaciones Exteriores, denominación que se mantuvo durante la Legislatura de 1994.

Es en los primeros días de enero de 1995 en que se acuerda mantener la misma conformación de las comisiones de trabajo aplicadas a la Legislatura de 1994 y ampliarla hasta julio de 1995, de forma tal que se diera inicio a la nueva Legislatura con los representantes electos para el  Congreso de la República en las elecciones presidenciales de 1995.

Cabe anotar que durante las Legislaturas de 1995 y 1996 la denominación fue la de  Comisión de Relaciones Exteriores e Interparlamentaria. En este sentido es bueno precisar que la Comisión de Relaciones Exteriores, como tal, es la encargada de legislar aspectos relacionados con la política exterior;  iniciar el proceso de aprobación de los acuerdos internacionales y fiscalizar la política exterior del país, con la comparecencia periódica del Ministro de Relaciones Exteriores y funcionarios de dicho Ministerio, así como de representantes de otros sectores involucrados con la política exterior del país (Industria, Turismo, Comercio Exterior e Imagen del Perú).

Mientras que la labor Interparlamentaria está orientada a promover la vinculación y el fortalecimiento de las relaciones institucionales con los Parlamentos de otros países a través del intercambio de información,  busca en este sentido el diálogo, la cooperación y la consulta mutua sobre temas de interés común, la formalización de grupos de amistad y el fomento de visitas periódicas entre delegaciones parlamentarias.

Desde la Legislatura de 1997 en adelante la Comisión retoma la denominación de Comisión de Relaciones Exteriores. Por acuerdo de la Mesa Directiva del Congreso se creó también la Oficina de Asuntos Interparlamentarios dependiente directamente de la Presidencia del Congreso y de la misma Mesa Directiva, lo que no significó  la pérdida de competencia de la Comisión de Relaciones Exteriores en  los asuntos interparlamentarios.
 El Reglamento de Ligas Parlamentarias(6)  aprobado mediante acuerdo del Consejo Directivo Nº 096–94–Consejo, de fecha 6 de junio de 1994, considera en su artículo tercero a la Comisión de Relaciones Exteriores como aquella encargada de aprobar la conformación de las Ligas Parlamentarias de Amistad y coordinar su funcionamiento.

Por su parte el Reglamento de la Comisión(7) , aprobado durante la Legislatura de 1997, señala en su artículo sexto que le corresponde a ésta impulsar las relaciones del Congreso de la República con los diversos foros interparlamentarios, asimismo refiere, debe buscar estrechar los vínculos del Congreso con los Parlamentos de los países de la región y otros países del mundo, así como fomentar la formación de Ligas Parlamentarias de Amistad.

Estos dos reglamentos confieren a la Comisión de Relaciones Exteriores la competencia necesaria sobre la materia otorgándole la responsabilidad y la autoridad suficiente para resolver los asuntos interparlamentarios toda vez  que por su especialidad cuenta con una mayor información sobre el tema en la agenda bilateral y multilateral permitiéndole desempeñarse de forma más eficiente en la gestión de estos asuntos.

La Oficina de Asuntos Interparlamentarios coopera con la Comisión en los asuntos administrativos de las relaciones interparlamentarias con la Presidencia, correspondiéndole  los temas de fondo a la Comisión de Relaciones Exteriores.

Es importante entonces destacar que el ámbito de la Comisión Diplomática –que como hemos mencionado era la encargada de los asuntos externos clásicos– fue ampliándose, no sólo en funciones sino en número de comisiones, para luego retornar en los últimos diez años a ser nuevamente una sola Comisión encargada de estos asuntos.

En la actualidad a la Comisión de Relaciones Exteriores, como parte de su competencia, le corresponde estudiar, debatir y dictaminar los proyectos de ley vinculados a temas internacionales. Estudia también los Tratados Internacionales  remitidos por el Poder Ejecutivo al Congreso de la República a fin de recomendar su aprobación o desaprobación. Impulsa las relaciones del Congreso de la República con los diversos foros interparlamentarios. Busca también estrechar los vínculos del Congreso de la República con los Parlamentos de los países de la región y otras partes del mundo, siendo uno de los mecanismos la formación de Ligas Parlamentarias de Amistad. La Comisión puede también estudiar y emitir pronunciamientos sobre declaraciones oficiales de autoridades y funcionarios de otras latitudes que comprometan los intereses del país. En el plano del control convoca a los Ministros de Estado y a los funcionarios del sector público, para que sustenten o aclaren asuntos de competencia de la Comisión.

Debemos incidir sin embargo en el hecho de que, por la naturaleza de la evolución de la temática internacional, muchas otras Comisiones del Congreso están llamadas a tener injerencia en asuntos concretos vinculados al sector externo. Así, temas específicos de los otros sectores diferentes a la Cancillería, aun cuando estén relacionados con la gestión externa del Estado, deben ser tratados en cada una de las Comisiones que son contraparte de dichos sectores. De esta forma, los temas clásicos de la gestión externa seguirá residiendo en las Comisiones de Relaciones Exteriores, pero sin olvidar que gran parte de la responsabilidad en el tema de la acción externa del Estado debe estar, sobre todo a futuro, en la órbita de otras Comisiones.

La historia temática de la Comisión de Relaciones Exteriores presenta una perspectiva rica para el análisis y la interpretación. Ahora bien, para iniciar el estudio del tema es necesario partir de la composición de las Comisiones vinculadas a la gestión externa.
 

c) Integrantes de las comisiones vinculadas a las gestión externa desde 1822 hasta 1999

A través de nuestra historia republicana diversos personajes tuvieron el honor de participar en las comisiones diplomáticas y en otras vinculadas a temas internacionales. En esta parte detallamos la conformación de los miembros de las Comisiones comprendidas desde 1822 hasta la actualidad(8) .

En el Congreso General Constituyente de 1822 a 1825 se estableció la Comisión Diplomática del Congreso el 16 de noviembre de 1822 siendo sus integrantes Francisco Javier Luna Pizarro, Ignacio Ortiz de Zevallos, Manuel G. Pérez de Tudela,  Tomás Diéguez y José Joaquín Olmedo. Posteriormente se nombraron reemplazos. El 7 de junio de 1823 pasaron a conformar también la Comisión Hipólito Unanue y Justo Figueroa. El 21 de febrero de 1825 se integraron a ella José María Galindo, José Larrea y Loredo, Ignacio Alcázar y Francisco Salazar.

Para el Congreso General Constituyente del 4 de junio de 1827 al 16 de junio de 1828, la Comisión Diplomática tuvo entre sus miembros a José M. Llosa Benavides, José Braulio Del Camporredondo, Mariano Alejo Álvarez y Manuel L. De Vidaurre.

En el Primer Congreso Ordinario de 1829, que funcionó desde el 31 de agosto hasta el 20 de diciembre del mismo año, tenemos el dato de que el Senado formó la Comisión Diplomática con Manuel Tellería, Pedro Ignacio Morales y Antonio Rodríguez.

En el Segundo Congreso Ordinario de 1831 se llevaron a cabo la Sesión Extraordinaria del 19 de abril, las Sesiones Ordinarias del 28 de abril y la Clausura el 23 de setiembre. En él se instaló también la Comisión Diplomática del Senado siendo las personas que la conformaron Juan Manuel Nocheto, Manuel Tellería y José Braulio Del Camporredondo.

Posteriormente, en el Congreso Ordinario llevado a cabo del 29 de julio al 22 de diciembre de 1832, se instalaron las Comisiones Diplomáticas tanto del Senado como de la Cámara de Diputados. La Comisión Diplomática del Senado estuvo conformada por José Braulio Del Camporredondo, Juan Manuel Nocheto y José María Corbacho. La Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados tuvo como miembros a Juan B. Navarrete, Manuel Blas de Fuente, Lucas Martínez Pellicer y Francisco Solano Pezet.

La Convención Nacional de 1833 y 1834 sólo instaló las Comisiones de Constitución, Policía y Redacción.

En el Congreso General de 1839, llevado a cabo en Huancayo del 15 de agosto al 28 de noviembre y en Lima del 7 al 12 de Julio de 1840, se estableció la Comisión Diplomática, siendo parte de ella José Gregorio Paz Soldán y Narciso Fernandini.

De la misma forma, en el Congreso Extraordinario realizado del 16 de abril al 28 de junio de 1845, formaron parte de la Comisión Diplomática del Senado Antonio Gutiérrez de la Fuente, Gervasio Álvarez, Juan M. Del Mar y se nombró a José Maruri de la Cuba en caso de reemplazo. Por su parte, los miembros de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados fueron Manuel M. Basagoitia, Luis La Puerta, José Manuel Tirado, Juan Manuel Polar y Juan Antonio Ribeyro, designándose como reemplazos a José María Andía y Mariano Cabada.

En el Congreso Ordinario del 2 de julio al 21 de octubre de 1845, fueron miembros de la Comisión Diplomática del Senado Antonio Gutiérrez de la Fuente, Juan José Salcedo y José Maruri de la Cuba.

De la misma manera, durante el transcurso del Congreso Ordinario del 6 de agosto de 1847 al 7 de enero de 1848, la Comisión Diplomática del Senado estuvo conformada por Antonio Gutiérrez de la Fuente Tábara, José Maruri de la Cuba, y posteriormente ingresó a formar parte de esta Comisión en reemplazo de uno de sus miembros Juan José Salcedo. En la Cámara de Diputados, la Comisión Diplomática estuvo integrada por Rufino Macedo, José Manuel Tirado, José Chipoco Ribero, Juan Antonio Ribeyro y Alfonso Gonzales Pinillos.

Durante el Congreso Extraordinario del 7 de enero al 9 de marzo de 1848, el Congreso Extraordinario del 16 de junio al 26 de julio de 1849, el Congreso Ordinario de 28 de julio al 22 de diciembre de 1849, así como en las Sesiones Extraordinarias del 30 de enero al 26 de marzo de 1850, Pedro Bermúdez, José Maruri de la Cuba y José Gregorio Paz Soldán conformaron la Comisión Diplomática de la Cámara de Senadores. La Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados estuvo integrada por Pedro Astete, Luis de la Puerta, José Manuel Polar y José María Andía.

Mas adelante, en el Congreso de 1851, se desarrollaron las sesiones extraordinarias del 20 de marzo al 2 de mayo, el Segundo Congreso extraordinario del 2 de mayo al 25 de julio y el Congreso Ordinario del 28 de julio al 25 de diciembre. Aquí la Comisión Diplomática del Senado fue integrada por Juan M. Iturregui, Gervasio Alvarez y Luis Gómez Sánchez. La Comisión correspondiente en la Cámara de Diputados se integró por Pedro Astete, Cipriano C. Zegarra, Manuel M. Basagoitia, Manuel Tello y Mariano Loli.

Durante el Congreso ordinario del 28 de julio al 17 de noviembre de 1853, la Comisión Diplomática del Senado estuvo conformada por Juan M. Iturregui, Juan José Salcedo y Cárdenas.
Por otro lado, durante el desarrollo de la Convención Nacional de 1855 que se llevara a cabo del 14 de julio de 1855 al 2 de noviembre de 1857, la Comisión Diplomática estuvo integrada por Santiago Távara, Juan G. Valdivia, Pedro A. Toledo, José Barreto y José Manuel Corcuera.
Posteriormente, para la Legislatura de 1858, la Comisión Diplomática tuvo como miembros a Buenaventura Seoane, Burunda, Gamboa, Inclán y Manuel Canseco. En 1859 la Comisión Diplomática fue conformada por Luciano Benjamín Cisneros, Toribio Casanova, Burunda, Gamboa e Inclán. En 1860 integraron la Comisión Oviedo, Santisteban y Manuel Irigoyen. La Comisión de la Cámara de Diputados de este último año estuvo integrada por Mariano Loli, José Antonio Lavalle y Arias de Saavedra, Pedro José Calderón, Orbegoso y José de la Riva Agüero.

El Congreso Ordinario de 1862, tuvo en la Comisión Diplomática del Senado a Juan de la C. Lizarraga, José H. Cornejo y José M. Jáuregui. Integraron la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados Manuel de Mendiburu, Evaristo Gómez Sánchez, San Román, Goyeneche, José Antonio de Lavalle y Arias de Saavedra.

El 12 de febrero de 1863 se designa la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados para esa Legislatura. Ésta estuvo conformada por  Bernales y Rebaza. En la Legislatura del año siguiente, se designó el 31 de julio de 1864 la Comisión de Relaciones Exteriores Diplomáticas la cual estuvo integrada por José Antonio de Lavalle, Miguel San Román, Federico Pezet, Evaristo Gómez Sánchez y Pedro José Calderón

Durante el Congreso de 1866 los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores fueron Faustino Mesa, Hipólito Caballero, Carlos M. Elías, Manuel María Pérez y Baltazar León Seminario.

Posteriormente se llevó a cabo el Congreso Constituyente de 1867. Dentro de este período la Comisión Diplomática estuvo conformada por José Luis Quiñones, Pedro José Saavedra, Enrique C. Landa, Lorenzo García, Germán Tejeda, Felipe Osorio y José C. Ulloa.

Luego, en la Legislatura Ordinaria de 1868 la Comisión Diplomática del Senado estuvo integrada por Pedro Gálvez, Juan Manuel Iturregui y Mariano Loli. En la Comisión de la Cámara de Diputados estuvieron Manuel B. Cisneros, Manuel M. Gálvez, Ricardo Espinoza, Ignacio García y Juan Manuel Diez Canseco.

En 1869 conformaron la Comisión de Relaciones Exteriores Manuel María Pérez, Faustino Mesa, Enrique C. Landa, Juan Miguel Garrido y Federico Luna.

Más tarde, en 1870, los miembros de la Cámara de Diputados que integraron la Comisión Diplomática desde julio de ese año fueron Manuel M. Gálvez, Santiago Figueredo, Florentino Vidalón, Ricardo Espinoza y Pedro Chirinos.

Durante el Congreso ordinario de 1872 la Comisión Diplomática de la Cámara de Senadores tuvo entre sus integrantes a Manuel Ignacio Vivanco, José Antonio García y García y Emilio Forero. De la misma forma, integraron la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados Luciano Benjamín Cisneros, Ramón Ribeyro, Manuel María Gálvez, Manuel T. Basurto y Juan M. Canseco.

En el Congreso Ordinario de 1874 el Senado tuvo como integrantes de la Comisión Diplomática a José Antonio de Lavalle y Arias de Saavedra y Aráoz. Formaron parte de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados Luciano Benjamín Cisneros, Manuel María Gálvez, C. Pividal y Elías Malpartida.

Durante el Congreso de 1876 la Cámara de Diputados tuvo en su Comisión Diplomática a Ramón Ribeyro, Luciano B. Cisneros, Elías Malpartida, Manuel M. Gálvez y Manuel Pérez.

En el Congreso Extraordinario de 1879 participaron como miembros de la Comisión Diplomática de la Cámara de Senadores Emilio Forero, Francisco García Calderón y Miguel San Román.

Durante el Congreso que se inició en Lima el 3 de marzo de 1884 los miembros de la Cámara de Diputados que conformaron la Comisión Diplomática fueron Pedro José Calderón, Juan Luna, Daniel Ruzo, Francisco García León y Andrés Avelino Aramburú.

La Comisión Diplomática en 1886 estuvo conformada por Manuel María del Valle, Francisco E. Tagle, Mariano Valcárcel, José M. Suárez y Manuel M. Mesones.

En 1887 formaron parte de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados desde el 1 de agosto Estanislao Pardo Figueroa, Alfredo Gastón, Federico Herrera, Pedro M. Rodríguez y Francisco E. Tagle.
Posteriormente integraron la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados desde el 1 de agosto de 1888 Estanislao Pardo Figueroa, Sebastián Lorente y Benel, Francisco E. Tagle, Paulino Fuentes Castro y Francisco Gerardo Chávez.

Desde el 1 de agosto de 1889 los miembros que conformaron la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados fueron Manuel María del Valle, Francisco E. Tagle, Estanislao Pardo Figueroa, Sebastián Lorente y Benel y Gerardo Chávez.

En 1890 integraron la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados, desde el 31 de julio de ese año, Estanislao Pardo Figueroa, Pastor Jiménez, Francisco E. Tagle, Sebastián Lorente y Gerardo Chávez.

Desde el 31 de julio de 1891 la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados quedó integrada por Cesáreo Chacaltana, Estanislao Pardo Figueroa, Pastor Jiménez, Francisco E. Tagle y Sebastián Lorente y Benel.

Por otra parte, en el Congreso Ordinario de 1892, la Comisión Diplomática del Senado estuvo conformada por Francisco Rosas, Pastor Jiménez y Luis Carranza. Formaron parte de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados Isaac Alzamora, Manuel M. Del Valle, Cesáreo Chacaltana, Francisco Gerardo Chávez y Mariano H. Cornejo.

Durante el Congreso de 1893 que se inició el 1 de agosto de ese año, la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados estuvo integrada por Isaac Alzamora, Manuel M. Del Valle, Cesáreo Chacaltana, Hildebrando Fuentes y Mariano H. Cornejo.

En 1894 el Congreso se inició el 31 de julio. Fueron miembros de la Comisión de la Cámara de Diputados Moscoso Melgar, Gerardo Cabello, Domingo De Vivero, Francisco E. Tagle y Delfín Vidalino.

En el Congreso de 1895, que  se dio inicio el 31 de agosto, las sesiones de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados se realizaron con Ricardo Rossell, Mariano H. Cornejo, Juan José Calle, Amador F. Del Solar y Guzmán Leguía Martínez.

Los miembros de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados que se inició en Lima el 1 de agosto de 1896 fueron José Arbayza, Paulino Fuentes Castro, Mariano H. Cornejo, Amador F. Del Solar, Edmundo Seminario y Aramburú.
Al año siguiente, en el Congreso de 1897, la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados, que se inició en Lima el 12 de agosto, estuvo conformada por Mariano H. Cornejo, Amador F. Del Solar, Felipe De Osma y Pardo, Paulino Fuentes Castro y Edmundo Seminario.

En el Congreso del año siguiente que se inició en Lima el 1 de agosto de 1898, los miembros de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados fueron Mariano H. Cornejo, Amador F. Del Solar, Felipe De Osma y Pardo y Edmundo Seminario.

En 1899, en la Cámara de Diputados, en sesión de 31 de julio se integró la Comisión Diplomática con Mariano H. Cornejo, Gerónimo De Lama y Ossa, Rodrigo Herrera, Edmundo Seminario y Aramburú y Carlos G. Amézaga.

En 1900, los miembros que integraron la Comisión Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados que se instaló en Lima el 31 de julio de ese año fueron Mariano H. Cornejo, Rodrigo Herrera, Gerónimo De Lama y Ossa, Edmundo Seminario y Aramburú y Carlos G. Amézaga.

La Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados que se conformó en Lima desde el 2 de agosto de 1901 fue integrada por Nicanor Álvarez Calderón, Baldomero I. Maldonado, Fernando Gazzani y Víctor F. Lira.

En 1902 la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados estuvo conformada por José Antonio Lavalle y Pardo.

En 1903 fueron miembros de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados, desde el 12 de Agosto de 1903 las siguientes personas: Guillermo A. Seoane, Mariano H. Cornejo, Ricardo Gaiburú, Víctor F. Lira y Antonio Miró Quesada

Un año más tarde se llevó a cabo el Congreso Ordinario de 1904. La Comisión Diplomática del Senado en ese entonces estuvo integrada por Francisco García Calderón, Manuel Pablo Olaechea y Carlos Álvarez Calderón. La Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados tuvo dentro de sus miembros a Nicanor Álvarez Calderón, Ricardo Gaiburú, Carlos Forero y Osorio, representante de Tacna, Yépez y José Antonio Lavalle y Pardo.
En la Legislatura de 1905 la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados estuvo formada por Cesáreo Chacaltana, Carlos Forero y Osorio, Germán Arenas, Mariano Velarde Álvarez y José Antonio de Lavalle.
En la Legislatura 1906 se llevaron a cabo el Congreso Ordinario del 28 de julio  al 25 de octubre  y el Congreso Extraordinario del 29 de octubre al 12 de diciembre. La Comisión Diplomática de la Cámara de Senadores en ese período estuvo integrada por los señores Manuel Yrigoyen en calidad de Presidente de la misma, Enrique Riva Agüero y Manuel Pablo Oleachea.

En  Lima, el 1 de agosto de 1907 se designó miembros de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados a José Antonio De Lavalle, Carlos Forero, Germán Schreiber, Germán Arenas y M. Lino Cornejo

Por otro lado, para los Congresos Ordinarios y Extraordinarios correspondientes a los años de 1908 a 1912 tenemos el dato que la Comisión Diplomática de la Cámara de Senadores estuvo presidida por Javier Prado Ugarteche.

En el año 1919 se realizó el Congreso Ordinario en el que los miembros que conformaron la Comisión Diplomática del Senado fueron Aurelio Sosa, Mariano H. Cornejo, y Fernando J. Gazzani. La Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados estuvo en ese momento integrada por Germán Arenas, José Matías Manzanilla, Luis L Menéndez, Ismael de Idiáquez y Gerardo Balbuena.

La Asamblea Nacional que se llevara acabo de 1919 a 1924, tuvo como miembros de la Comisión Diplomática del Senado a Mariano Nicolás Valcárcel, Salvador Gutiérrez,  Dálmace Moner Tolmos, Lauro A. Curletti y Juan Antonio Portella. Mientras tanto, la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados estuvo integrada por Alberto Secada, Ramón Nadal, Enrique D. Barrios, Arturo Rubio, Abraham Rodríguez Dulanto, Víctor A. Perochena, Roberto MacLean, Javier Luna Iglesias, Alfredo Gildemeister y Prado y Alejandro Barúa Ganoza.

En el año 1931, el Congreso Constituyente fue inaugurado el 8 de diciembre. La Comisión Diplomática fue Presidida por José Matías Manzanilla.

El 17 de noviembre de 1932 se designó los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados. Éstos fueron: José Matías Manzanilla, Eduardo Bejeldo, Rodrigo Zárate, Héctor Morey Peña y Otto Wieland.
Tres años más tarde, el 12 de agosto de 1935, se designó a los parlamentarios que integrarían la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados. Éstos fueron: Gerardo Balbuena, Octavio Alva, Otto Wieland, Jorge Sousa, Rodrigo Zárate, Jorge M. Rosenthal y Gonzalo Carrillo Benavides.

Años después, durante la Legislatura de 1939, la Comisión Diplomática del Senado estuvo integrada por Carlos Concha, Víctor M. Arévalo, Ismael Ganoza Chopitea, Clemente J. Revilla, Celestino Manchego Muñoz y Antonio de La Torre. La Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados estuvo integrada por Gerardo Balbuena, Roberto MacLean Estenós y Gonzalo Carrillo Benavides.

En la Legislatura de 1940, formaron parte de la Comisión Diplomática del Senado  Carlos Concha, Víctor M. Arévalo, Ismael Ganoza Chopitea, Clemente J. Revilla, Celestino Manchego Muñoz y Antonio de la Torre.

En la Legislatura de 1941 algunos de los integrantes de la Comisión Diplomática del Senado se mantuvieron, como Carlos Concha, Víctor Arévalo,  Ismael Ganoza Chopieta, Clemente J. Revilla, Celestino Manchego Muñoz. A ellos se sumaron Ernesto Montagne, Enrique Silva Elguera, Francisco Pastor, Raúl A. Pinto, Rómulo Jordán Canepa y Federico Fernandini.

En 1942 los miembros que integraron la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados durante el Congreso que se llevara a cabo en Lima el 10 de agosto de 1942 fueron, en la Primera Comisión: Carlos Sayán Alvarez, Juan Manuel Peña Prado, Miguel A. Morán, Roberto MacLean Estenós, Gonzalo Carrillo Benavides, Rodrigo Zárate, Manuel A. Ganoza Chopitea, Augusto Durand. En la Segunda Comisión: Pedro Dulanto, Jorge Sousa Miranda, José M. Olivera, Luis Guillermo Cornejo, Víctor L. Criado y Tejada, Enrique Mendoza, Benjamín De La Torre R. y Luis Rodríguez R.

En 1943, la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados se instaló en Lima el 5 de agosto, formándose cuatro comisiones sobre esta materia: la primera Comisión estuvo integrada por Gerardo Balbuena, Roberto MacLean Estenós, Juan Manuel Peña Prado, Miguel A. Morán y Leopoldo García. La segunda Comisión la conformaron Pedro Dulanto, Rodrigo Zárate, Manuel A. Ganoza Chopitea, Jorge Sousa Miranda y Augusto Durand. La tercera Comisión estuvo integrada por Pablo Antonio Rada, José M. Olivera, Víctor L. Criado y Tejada, Luis Guillermo Cornejo y Luis Rodríguez R. Finalmente, la cuarta Comisión tuvo como miembros a Gonzalo Carrillo Benavides, Enrique Mendoza, Mariano Ocampo, Benjamín De La Torre R. y Jorge Checa Eguiguren.

De igual forma, desde el 7 de agosto de 1944 la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados instaló cuatro comisiones sobre el tema. La primera estuvo integrada por Gerardo Balbuena, Roberto MacLean Estenós, Juan Manuel Peña Prado, Miguel A. Morán y Leopoldo García. La segunda Comisión estuvo formada por Pedro Dulanto, Rodrigo Zárate, Manuel A. Ganoza Chopitea, Jorge Sousa Miranda y Augusto Durand. La tercera Comisión estuvo integrada por Pablo Antonio Rada, José M. Olivera, Víctor L. Criado y Tejada, Luis Guillermo Cornejo y Luis Rodríguez Rengifo. La cuarta Comisión fue conformada por Gonzalo Carrillo Benavides, Enrique Mendoza, Mariano Ocampo, Benjamín De La Torre R. y Jorge Checa Eguiguren.

Desde el 2 de agosto de 1945 se conformó la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, instalándose dos Comisiones sobre esta materia. La primera Comisión estuvo integrada por Luis Alberto Sánchez, Pedro Dulanto, Fidel A. Zárate, Carlos Alvarado y Javier Belaúnde. La segunda Comisión estuvo integrada por Luciano Castillo, Juan Manuel Peña Prado, Manuel B. Montesinos, Pedro Aizcorbe Ríos y Jorge Bull.

Durante la Legislatura de 1946 en el Senado se formaron tres Comisiones Diplomáticas. La primera denominada Comisión Diplomática “A” estuvo integrada por Alberto Ulloa Sotomayor como Presidente de la misma, Ernesto B. Montagne y  Héctor Boza. Formaron parte de la Comisión Diplomática “B” Manuel Seoane quien estuvo en calidad de Presidente, Oscar F. Arrus y  Manuel D. Faura. Finalmente la Comisión Diplomática “C” estuvo conformada por Alberto Arca Parró como Presidente de la misma, Manuel J. Bustamante de la Fuente y Pedro V. Rubio. Por otro lado, cabe destacar que la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados estuvo presidida por Luis Alberto Sánchez

En la Legislatura de 1947, la Comisión Diplomática “A” del Senado fue presidida por Alberto Ulloa Sotomayor.

En la Legislatura de 1948 en el Senado actuó en calidad de Presidente de la Comisión Diplomática “A” Alberto Ulloa Sotomayor. En la Legislatura de 1949, Alberto Ulloa Sotomayor se mantuvo en la Comisión como Presidente de la Comisión. Vuelve a tomar dicho cargo en la Legislatura de 1950 y 1951.
En la Legislatura de 1952 la Comisión Diplomática “A” del Senado fue integrada por Pedro Dulanto, Enrique Silva Elguera y Domingo López de la Torre. Por su parte la Comisión Diplomática “B” estuvo integrada por Manuel Cacho Sousa, Octavio Alva y Rómulo Jordán Cánepa.

En la Legislatura de 1953 el Presidente de la Comisión Diplomática “A” del Senado fue Héctor Boza. La integraron además Enrique Silva Elguera y Domingo López de la Torre. La Comisión Diplomática “B” fue integrada por Manuel Cacho Sousa, Octavio Alva y Rómulo Jordán Cánepa.

Desde el 16 de agosto de 1954 la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados instaló dos comisiones. La Comisión “A” estuvo integrada por Juan Manuel Peña Prado, Gerardo Balbuena, Lincoln Pinzás, Rafael Puga Estrada, Ernesto Torres Gonzales. La Comisión “B” estuvo conformada por Guillermo Cáceres Gaudet, Augusto C. Peñaloza, Armando Coello Vinatea, Edgard De La Torre y César Mendiburu.

La Legislatura que se inició el 28 de julio de 1955 tuvo dos Comisiones de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados. La Comisión “A” estuvo conformada por Juan Manuel Peña Prado, Gerardo Balbuena, Lincoln Pinzás, Rafael Puga Estrada y Ernesto Torres Gonzales. La  Comisión “B” estuvo integrada por Guillermo Cáceres Gaudet, Augusto C. Peñaloza, Armando Coello Vinatea, Edgar De La Torre y César Mendiburu.

Durante la Legislatura de 1956 presidió la Comisión Diplomática “A” del Senado Raúl Porras Barrenechea. Fueron además miembros de ésta Rodrigo Franco Guerra y Ernesto Ráez Cisneros. Por su parte, la Comisión Diplomática “B” estuvo presidida por Celestino Manchego Muñoz, integrándola además Enrique Silva Elguera y Manuel Cacho Sousa.

En la Legislatura de 1958 la Comisión Diplomática “A” del Senado fue presidida por Raúl Porras Barrenechea, Víctor M. Arévalo Delgado y Antenor Fernández Soler. La Comisión Diplomática “B” fue presidida por Celestino Manchego Muñoz. Figuran como miembros Ernesto Ráez Cisneros e Irene Silva de Santolalla.

En la Legislatura de 1959 el Presidente de la Comisión Diplomática “A” del Senado fue Raúl Porras Barrenechea, mientras que la Comisión Diplomática “B” estuvo presidida por Celestino Manchego Muñoz.

Durante la Legislatura de 1960, dentro de la Cámara de Diputados se formaron diversas comisiones de las cuales cabe destacar las siguientes:
La Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales de la Cámara de Diputados fue integrada por Pedro L. Repetto Caballero, Víctor N. Bacigalupo Bacigalupo, Alicia Blanco de Salinas, Manuel B. Montesinos Velazco y Atilio Sivirichi Tapia, representante de Cusco.

Luego encontramos la Comisión Diplomática, existiendo sobre esta materia dos Comisiones, la primera denominada Comisión Diplomática “A” que estuvo integrada por Carlos A. Ledgard Jiménez, Enrique Dammert Elguera, Jesús Maraví Bernuy, Manuel B. Montesinos Velazco y Alejandro Niño de Guzmán. La denominada Comisión Diplomática “B”, que se abocaba a asuntos en materia de Tratados, estuvo integrada por Carlos Enrique Ferreyros Urmeneta, Genaro Barragán Muro, Javier de Belaúnde Ruiz de Somocurcio, Carlota Ramos de Santolaya y Juana Ubilluz de Palacios.

También se formaron Comisiones de Relaciones Exteriores especializadas en temas específicos. La de América estuvo integrada por David T. Izaguirre, Alfonso Benavides Correa, Lola Blanco De la Rosa Sánchez, Manuel F. Burga Puelles, Julio Miguel Mendoza Dongo. La de Europa y otros Continentes fue integrada por Luis E. De Mora, César A. Espejo Malon, Enrique Mejía Tupayachi, Efraín Ruiz Caro del Castillo y Fernando Serkovic Vidal.

En la Cámara de Senadores se formaron también varias Comisiones. En primer lugar tenemos la Comisión de la Acción Interparlamentaria, que fue integrada por Víctor M. Arévalo Delgado, Juan Manuel Peña Prado y Antenor Fernández Soler. Tenemos luego la Comisión Diplomática que tuvo como miembros a Rodrigo Franco Guerra, Pedro A. Del Aguila Hidalgo y Mario Polar Ugarteche. Con respecto a las Comisiones de Relaciones Exteriores, la de América fue integrada por Celestino Manchego Muñoz, Manuel Cacho Sousa e Irene Silva de Santolalla, y la Comisión de Europa y Otros Continentes tuvo como miembros a Enrique Martinelli Tizón, Ernesto Ráez Cisneros e Ismael Bielich Flórez. Se formó también la Comisión Especial encargada del planeamiento de un Congreso de Ministros de Hacienda de los países de América Latina para contemplar las inversiones de capitales americanos, la cual fue integrada por Alberto Arca Parró, Antenor Fernández Soler, Alberto Chaparro Meléndez e Ismael Bielich Flórez. Tenemos finalmente la Comisión Especial para conocer los pedidos de indemnización por daños y perjuicios de la última guerra mundial, la cual estuvo a cargo de Mario Polar Ugarteche.

En la Legislatura de 1961 la Cámara de Diputados instaló varias Comisiones. La Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales tenía dos grupos. La Comisión “A” estuvo integrada por Pedro L. Repetto Caballero, Víctor N. Bacigalupo, Alicia Blanco de Salinas, Manuel B. Montesinos Velazco y Atilio Sivirichi Tapia. Por su parte, la Comisión “B” estuvo conformada por Ernesto Moreno Figueroa, Manuel Toribio Arce Zagaceta, Orestes Saldarriaga y Noel, Alfredo M. Sarmiento Espejo y Juana Ubilluz de Palacios. La Comisión de Defensa Continental estuvo integrada por Jorge Chocano Salas, Héctor Castañeda Pastor, Víctor Freundt Rossell, Leoncio Martínez Vereau y Armando Patiño Zamudio. La Comisión Diplomática estuvo conformada por Hernán Monsante Rubio, Javier de Belaúnde Ruiz de Somocurcio, Lola Blanco De la Rosa Sánchez, Enrique Dammert Elguera y Manuel B. Montesinos Velazco. Asimismo, la Comisión Diplomática abocada a ver asuntos en materia de Tratados se conformó por Carlos Enrique Ferreyros Urmeneta, Genaro Barragán Muro, Jorge Chocano Salas, Esteban Hidalgo Santillán y Raúl León Ramírez. Las Comisiones de Relaciones Exteriores estuvieron conformadas de la siguiente manera: la de América por Alfredo Parra Carreño, Ramón Abasolo Rázuri, Alejandro Belmont Bar, Guillermo Bracale Ramos y Fernando Serkovic Vidal; la de Europa se conformó por David T. Izaguirre, Juvenal Pezo Benavente, Roberto Ramírez del Villar Beaumont, Efraín Ruiz Caro del Castillo y Alfonso Villanueva Pinillos. La Comisión de Relaciones Exteriores sobre Otros Continentes estuvo integrada por Luis E. de  Mora, Alfonso Benavides Correa,  César A. Espejo Malon, Emilio Frisancho Smith y Raúl León Ramírez.

El Senado tenía por su parte la Comisión de Acción Interparlamentaria, integrada por Víctor M. Arévalo Delgado, Juan Manuel Peña Prado y Antenor Fernández Soler. La Comisión Diplomática estuvo conformada por Alberto Arca Parró, Enrique Silva Elguera y Juan Manuel Peña Prado. La Comisión de Relaciones Exteriores sobre América estuvo integrada por Celestino Manchego Muñoz, Manuel Cacho Sousa e Irene Silva de Santolalla. La Comisión de Relaciones Exteriores sobre Europa y Otros Continentes estuvo integrada por Rodrigo Franco Guerra, Ernesto Ráez Cisneros e Ismael Bielich Florez. Finalmente, la Comisión Especial para conocer de los pedidos de indemnización por daños y perjuicios de la última guerra mundial se encontró a cargo de Mario Polar Ugarteche

En la Legislatura de 1963 formaron parte de la Comisión de la Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales del Senado Pedro Abraham Chávez Riva, Guillermo Antonio Baca Aguinaga, Manuel Delfín Magot, Sandro Mariátegui Chiappe y Rodolfo Zamalloa Loayza. Por su parte, la Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales “B” estuvo integrada por Luis Carnero Checa, Ramón Abasolo Rázuri, Ciro Alegría Bazán, José Benza Picón y Antonio Rodríguez del Valle.

Por otro lado se formó la Comisión de Coordinación Interparlamentaria Latinoamericana, la cual estuvo integrada por Ricardo Temoche Benites, Alejandro Alberdi Carrión, Fernando Manrique Enríquez, Dagoberto Torres Agurto y Luis Ángel Valenzuela Astete.

Formaron parte de la Comisión de Defensa Continental Juan Mármol Vásquez, Manuel Delfín Magot, Alberto Mallea Benavente, Alfredo Merino Adrianzén y Miguel Angel Pinto Sánchez. Asimismo se instalaron dos Comisiones Diplomáticas. La primera estuvo conformada por Víctor Freundt Rossell, Guillermo Baca Aguinaga, Manuel Antonio Delfín Magot, Carlos A. Manchego Bravo y Carlos Andrés Zamora Pezúa. La segunda estaba dirigida a ver asuntos en materia de Tratados y fue integrada por Mario Villarán Rivera, Ricardo Cavero Egúsquiza, Lucio Galarza Villar, Oscar Guzmán Marquina y Fidel Zárate Plasencia. En lo que respecta a la Comisión de Relaciones Exteriores, se formó la Comisión de Relaciones Exteriores de América que fue integrada por Andrés Echevarría Maurtua, Humberto Carranza Piedra, Jorge Lazo Arrasco, Jorge Melgar Saavedra y Eulogio Tapia Olarte. La Comisión de Relaciones Exteriores de Europa estuvo conformada por Nicanor Mujica Álvarez Calderón, Ricardo Cavero Egúsquiza, Alejandro Chávez Pereyra, Miguel Angel Pinto Sánchez y José Valdivia Manchego. Finalmente, se instaló la Comisión de Relaciones Exteriores y Otros Continentes, cuyos miembros fueron Rodolfo Zamalloa Loayza, Nicéforo Espinoza Llanos, Domingo Muñoz Bautista, Jorge Otero Hart y Ricardo Temoche Benites.

En el Senado se formó la Comisión de Acción Interparlamentaria en la cual participaron Carlos Carrillo Smith, Ramiro Prialé Prialé y Jorge Vásquez Salas. Se instaló también la Comisión Diplomática, que estuvo integrada por Luis Alberto Sánchez Sánchez, Enrique Martinelli Tizón y Jorge Vásquez Salas. En cuanto a las Comisiones de Relaciones Exteriores, podemos hacer referencia a la Comisión sobre América que estuvo integrada por Mario Polar Ugarteche, Rafael Puga Estrada y Lorgio Vega Gamarra. La Comisión sobre asuntos de Europa y Otros Continentes tuvo como integrantes a David Aguilar Cornejo, Fernando Noriega Calmet y Luis E. Heysen Incháustegui. Finalmente, la Comisión Especial del Senado para conocer los pedidos de indemnización por daños y perjuicios de la última guerra mundial estuvo a cargo de Jorge Vásquez Salas.

En la Legislatura correspondiente a 1964, la Cámara de Diputados formó la Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales, que tuvo como miembros a Andrés Townsend Ezcurra, Ciro Alegría Bazán, Jorge Otero Hart, Dagoberto Torres Agurto y José Valdivia Manchego. También se formó la Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales “B”. Formaron parte de ésta Alfredo García Llosa, Víctor Alfaro de la Peña, Fortunato Cacho Cepeda, Jorge Lozada Stanbury y Luis Felipe Rodríguez Vildosola. Por otra parte, se conformó la Comisión de Defensa Continental, con César Mora Bregante, Javier de Belaúnde, Américo Linares Reátegui, Arturo Padilla Espinoza y Washington Pinzás Gallardo. En cuanto a las Comisiones de Relaciones Exteriores, había tres. La Comisión de América fue integrada por Luis Carnero Checa, Rafael Cubas Vinatea, Jorge Gallardo La Rosa, Napoleón Martínez Maxera y Raúl Peña Cabrera. La Comisión de Relaciones Exteriores sobre Europa estuvo integrada por Pedro Abraham Chávez Riva, Ramón Abasolo Rázuri, Rafael Eguren Ordosgoitia, José Alberto Navarro Grau y Matilde Pérez Palacio Carranza. La Comisión de Relaciones Exteriores de Otros Continentes estuvo conformada por Guillermo Antonio Baca Aguinaga, Ramón Abasolo Rázuri, Ciro Alegría Bazán, Néstor Cáceres Velásquez y Alfredo García Llosa. Por otro lado formaron parte de la Comisión Especial Parlamentaria de Integración Económica Latinoamericana Roberto Ramírez del Villar, Javier Alva Orlandini, Andrés Echevarría Maurtua, Nicéforo Espinoza Llanos y Ricardo Temoche Benites.

El Senado, por su parte, instaló la Comisión de Acción Interparlamentaria habiendo participado en ella Carlos Carrillo Smith, Carlos Manuel Cox Roose y Jorge Vásquez Salas. La Comisión Diplomática tuvo como miembros a Luis Alberto Sánchez Sánchez, Enrique Martinelli Tizón y Jorge Vásquez Salas. Con relación a las Comisiones de Relaciones Exteriores, la de América estuvo conformada por Mario Polar Ugarteche, Rafael Puga Estrada y Lorgio Vega Gamarra, mientras que la de Europa y Otros Continentes se conformó por David Aguilar Cornejo, Fernando Noriega Calmet y Luis E. Heysen Incháustegui. La Comisión Especial para conocer de los pedidos de indemnización por daños y perjuicios de la última guerra mundial se encontró a cargo de Jorge Vásquez Salas.

Por otro lado, en el Senado se formó la Comisión encargada de hacer frente a los Trabajos Relativos a la Reunión del Congreso Latinoamericano, formando parte de ella Luis Alberto Sánchez Sánchez, Carlos Carrillo Smith, Carlos Manuel Cox Roose, Jorge Vásquez Salas, Juan Francisco Deza Galindo, Alfredo González Reverditto, Julio De la Piedra, Mario Polar Ugarteche, Luis E. Heysen Incháustegui, Enrique Martinelli Tizón, David Aguilar Cornejo, Juan Zea González, Francisco Secada Vignetta y Carlos Enrique Melgar López.

En la Legislatura de 1965, la Cámara de Diputados formó diversas Comisiones, dentro de las cuales se encontraba la Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales “A”, en la que participaron Antonio Eduardo Monsalve Morante, Luis Carnero Checa, Javier Díaz Orihuela, Enrique González Cárdenas y José Valdivia Manchego. La Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales “B” estuvo conformada por los Parlamentarios Alfredo García Llosa, Ricardo S. Cáceres Cherres, Juan Darío Palacios Ríos, Mario Serrano Solís y Juan José Teves Lazo, representante del Cusco. También se creó la Comisión de Coordinación Parlamentaria Latinoamericana la cual tuvo dentro de sus integrantes a Andrés Townsend Ezcurra, Ramón Abasolo Rázuri, Pedro Abraham Chávez Riva, Manuel Gutiérrez Aliaga y Sandro Mariátegui Chiappe. Por otra parte, formaron parte de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados Víctor Freundt Rossell, Enrique Gonzales Cárdenas, Carlos A. Manchego Bravo y Nicanor Mujica Álvarez Calderón; mientras que la Comisión Diplomática sobre Tratados estuvo conformada por Fernando León de Vivero, Alfredo García Llosa, Óscar Guzmán Marquina, Luis Larco Ferrari y Sandro Mariátegui. Comisiones de Relaciones Exteriores existieron tres. La Comisión de América estuvo integrada por Enrique González Cárdenas, Alfredo García Llosa, Óscar Guzmán Marquina, Fernando León de Vivero y Alfonso Rodríguez Domínguez. La Comisión de Europa tenía a Nicanor Mujica Álvarez Calderón, Andrés Echevarría Maurtua, Sandro Mariátegui Chiappe, Raúl Martínez Zuzunaga y Carlos Andrés Zamora Pezúa. Finalmente la Comisión de Relaciones Exteriores sobre Otros Continentes estuvo integrada por Miguel López Cano, Ciro Alegría Bazán, Guillermo Baca Aguinaga, Roger Cáceres Velásquez y Ricardo Cavero Egúsquiza. Por otro lado se formó la Comisión de Integración Económica Latinoamericana con Raúl Hidalgo Morey, Humberto Hoyos Semeria, Jorge Lozada Stanbury, Roberto Ramírez del Villar y Ricardo Temoche Benites. La Comisión de Organismos Internacionales estuvo integrada por Andrés Echevarría Maurtua, Sandro Mariátegui Chiappe, Nicanor Mujica Álvarez Calderón, Roberto Ramírez del Villar y Andrés Townsend Ezcurra.

En el Senado se formaron diversas Comisiones. En primer lugar, la Comisión de Acción Interparlamentaria, que estuvo conformada por Carlos Carrillo Smith, Ramiro Prialé Prialé y Jorge Vásquez Salas. En segundo lugar, la Comisión Diplomática, integrada por Luis Alberto Sánchez Sánchez, Enrique Martinelli Tizón y Jorge Vásquez Salas. En tercer lugar, la Comisión de Organismos Internacionales, en la que participaron Luis Alberto Sánchez Sánchez, Carlos Carrillo Smith y Jorge Vásquez Salas. En lo que respecta a las Comisiones de Relaciones Exteriores, se formó la Comisión de América que estuvo integrada por Mario Polar Ugarteche, Rafael Puga Estrada y Juan Zea González; la Comisión de Europa y Otros Continentes con Ramiro Prialé Prialé, Fernando Noriega Calmet y Luis E. Heysen Incháustegui. Finalmente, la Comisión Especial para conocer de los pedidos de indemnización por daños y perjuicios de la última guerra mundial estuvo a cargo de Jorge Vásquez Salas.
Durante la Legislatura de 1966 las comisiones vinculadas a temas internacionales en la Cámara de Diputados fueron múltiples. La Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales “A” estuvo conformado por Fernando León de Vivero, Ricardo Cáceres Cherres, Julio César Biondi Bernales y Carlos A. Manchego Bravo. La Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales “B” integrada por Juan José Teves Lazo, Alfredo García Llosa, Luis Carnero Checa, Sandro Mariátegui Chiappe y Eliseo Reátegui Torres. Se formó además la Comisión de Coordinación Parlamentaria Latinoamericana, la cual estuvo integrada por Pedro Abraham Chávez Riva, Nicéforo Espinoza Llanos, Ramón Abasolo Rázuri, María Colina de Gotuzzo y Sandro Mariátegui Chiappe. La Comisión Diplomática tuvo como miembros a Enrique Rivero Vélez, Oscar Guzmán Marquina, Pedro Abraham Chávez Riva, Roberto Ramírez del Villar y Antonio Rodríguez del Valle. Del mismo modo se formó la Comisión Diplomática en materia de Tratados, conformada por Víctor Freundt Rossell, Fernando León de Vivero, Javier Alva Orlandini, Alfredo García Llosa y Andrés Townsend Ezcurra. La Comisión de Integración Económica Latinoamericana se conformó con Luis Carnero Checa, Javier Labarthe Correa, Pedro Bardi Zeña, Rafael Cubas Vinatea y Humberto Hoyos Semeria. Se formó también la Comisión de Organismos Internacionales, que estuvo integrada por Andrés Townsend Ezcurra, Andrés Echevarría Maurtua, Julio Garrido Malaver, Sandro Mariátegui Chiappe y Roberto Ramírez del Villar. Por otro lado se formaron las comisiones de Relaciones Exteriores. La Comisión de América fue integrada por Julio Garrido Malaver, Pedro Abraham Chávez Riva, Rafael Cubas Vinatea, Luis García Blaquez Lara y Carlos A. Manchego Bravo. La Comisión de Europa formada por Ricardo Cavero Egúsquiza, Lucio Galarza Villar, Julio César Biondi Bernales, Nicanor Mujica Álvarez Calderón y Antonio Rodriguez del Vall. Finalmente, la Comisión de Relaciones Exteriores de Otros Continentes tenía como miembros a Eliseo Reátegui Torres, Juan José Teves Lazo, Humberto Carranza Piedra, Alberto Mallea Benavente y Luis Ciro Percovich Roca.

En lo que concierne al Senado, la Comisión de Acción Interparlamentaria fue integrada por Carlos Carrillo Smith, Ramiro Prialé Prialé, y Jorge Vásquez Salas. La Comisión Diplomática se conformó por David Aguilar Cornejo, Enrique Martinelli Tizón y Jorge Vásquez Salas. La Comisión de los Organismos Internacionales se  integró por Carlos Manuel Cox Roose, Carlos Carrillo Smith y Jorge Vásquez Salas. La Comisión de Relaciones Exteriores de América estuvo integrada por Mario Polar Ugarteche, Rafael Puga Estrada y Carlos Malpica Rivarola. La Comisión de Relaciones Exteriores de Europa y Otros Continentes, estuvo integrada por Carlos Enrique Melgar López, Fernando Noriega Calmet y Juan M. Cravero Tirado. Finalmente, en la Comisión para conocer de los pedidos de indemnización por daños y perjuicios de la última guerra mundial figura Jorge Vásquez Salas.

Para la Legislatura de 1967 la Cámara de Diputados formó la Comisión de Acción Interparlamentaria y Conferencias Internacionales siendo sus integrantes Víctor Freundt Rossell, Andrés Townsend Ezcurra, Alfredo García Llosa, Ricardo Temoche Benites y Rodolfo Zamalloa Loayza. La Comisión Diplomática estuvo integrada por Antonio E. Morante, Miguel López Cano, Enrique González Cárdenas, Antonio Rodríguez del Valle y José Valdivia Manchego. Asimismo la Comisión Diplomática abocada a ver temas en materia de Tratados se integró con Enrique Rivero Vélez, Juan José Teves Lazo, Javier de Belaúnde, Carlos A. Manchego Bravo y Mario Villarán Rivera. La Comisión de Integración Latinoamericana, estuvo conformada por Ricardo Temoche Benites, Javier Labarthe Correa, Alfredo García Llosa, Raúl Hidalgo Morey y Andrés Townsend Ezcurra. La Comisión de Relaciones Exteriores “A” se integró por Nicanor Mujica Álvarez Calderón, Sandro Mariátegui Chiappe, Víctor Freundt Rosell, Ricardo García Figallo y Eulogio Tapia Olarte. Por su parte, la Comisión de Relaciones Exteriores “B” se conformó por Ricardo Cavero Egúsquiza, Fidel Zárate Plasencia, Nicéforo Espinoza Llanos, Antonio Rodríguez del Valle y Carlos Zamora Pezúa.

De la misma forma, en el Senado se formó la Comisión de Acción Interparlamentaria la cual estuvo integrada por Carlos Carrillo Smith, Jorge Vásquez Salas y César Elías González. La Comisión Diplomática del Senado estuvo conformada por Luis Alberto Sánchez, Jorge Vásquez Salas y Enrique Martinelli Tizón. La Comisión de Organismos Internacionales estuvo integrada por Luis Alberto Sánchez, Jorge Vásquez Salas y Héctor Cornejo Chávez. La Comisión de Relaciones Exteriores de América se conformó por Mario Polar Ugarteche, Rafael Puga Estrada y Alfredo Gonzalez Reverditto. La Comisión de Relaciones Exteriores  de Europa y Otros Continentes tuvo  como miembros a Jorge Vásquez Salas, Fernando Noriega Calmet y Carlos Enrique Melgar López. La Comisión Especial para conocer de los pedidos de indemnización por daños y perjuicios de la última guerra mundial estuvo a cargo de Jorge Vásquez Salas. Finalmente se estableció la Comisión Especial Bicameral Organizadora de la 57ª Conferencia de la Unión Interparlamentaria Mundial, que se celebrara en Lima, en el mes de setiembre de 1968, que estuvo integrada por Luis Alberto Sánchez, Carlos Carrillo Smith, Ramiro Prialé Prialé, Enrique Martinelli Tizón, Jorge Vásquez Salas, Alfredo González Reverditto, Ricardo Monteagudo Monteagudo, Carlos Cabieses López y Héctor Cornejo Chávez.

Durante el desarrollo de la Legislatura 1968 el Senado conformó las siguientes comisiones vinculadas al sector externo: la Comisión de Acción Interparlamentaria en la que participaron Carlos Carrillo Smith, Luis Alberto Sánchez Sánchez y Jorge Vásquez Salas; la Comisión Diplomática integrada por David Aguilar Cornejo, Luis Alberto Sánchez Sánchez y  Jorge Vásquez Salas; la Comisión de Organismos Internacionales integrada por Mario Polar Ugarteche, Luis Alberto Sánchez Sánchez y  Jorge Vásquez  Salas. También se instaló la Comisión de Relaciones Exteriores de América la cual fue integrada por Luis Alberto Sánchez Sánchez, Fernando Noriega Calmet y Alfredo González Reverdito; y la Comisión de Relaciones Exteriores de Europa y Otros Continentes conformada por Alberto Arca Parró, Enrique Martinelli Tizón y Jorge Vásquez Salas. La Comisión para conocer de los pedidos de indemnización por daños y perjuicios de la última guerra mundial estuvo a cargo de Jorge Vásquez Salas. La Comisión Especial Bicameral Organizadora de la 57ª Conferencia de la Unión Interparlamentaria Mundial, fue integrada por Luis Alberto Sánchez, Carlos Carrillo Smith, Ramiro Prialé Prialé, Enrique Martinelli Tizón,  Jorge Vásquez Salas, Alfredo González Reverditto, Ricardo Monteagudo Monteagudo, Carlos  Cabieses López y Héctor Cornejo Chávez.

Años más tarde, en la Legislatura de 1980 formaron parte de la Comisión de Relaciones Exteriores, Diplomacia e Interparlamentaria del Senado Javier Alva Orlandini, Sandro Mariátegui Chiappe,  Mario Serrano Solís, José Carlos Martín Sánchez, Mario Polar Ugarteche, Carlos Enrique Melgar López y Angel Castro Lavarello. Durante la Legislatura de 1981, la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado estuvo conformada por Oscar Trelles Montes, Sandro Mariátegui Chiappe,  José Carlos Martín Sánchez, Luis Alberto Sánchez Sánchez, Carlos Enrique Melgar López, Ángel Castro Lavarello y Mario Polar Ugarteche. Formaron parte de la Comisión Interparlamentaria Carlos Manchego Bravo,  Javier Díaz Orihuela, Jaime Cheneffusse Carrera, Gastón Acurio Velarde, Alfonso Ramos Alva, Nicanor Mujica Álvarez Calderón y Angel Castro Lavarello. La Comisión Especial para Ratificación Extraordinaria de Embajadores fue una Comisión mixta, es decir, integrada por Senadores y Diputados. Aquí se encontraron José Carlos Martín Sánchez, Sandro Mariátegui Chiappe, Carlos Manchego Bravo, Luis Quintana Quintana, Romualdo Biaggi Rodríguez, Miguel López Cano y Ángel Castro Lavarello.

En cuanto a la Cámara de Diputados, tenemos la Comisión de Acción Interparlamentaria, la cual estuvo integrada por Andrés Townsend Ezcurra en su calidad de Presidente y como Vicepresidente Ricardo Castro Becerra, siendo sus miembros Carlos Francia Guevara, Agustín Haya de la Torre De la Rosa, Enrique Mendoza Núñez, Roberto Ramírez del Villar, Carlos Roca Cáceres, César Rojas Peralta y Héctor Sabogal Higueras. La Comisión de Relaciones Exteriores estuvo integrada por Francisco Belaúnde Terry como Presidente y como Vicepresidente Javier de Belaúnde Ruiz de Somocurcio; además eran miembros Víctor Alfaro de la Peña, Segundo Barón Fernández, Pedro Cáceres Velásquez, Horacio Coronado Naranjo, Ernesto Gamarra Olivares, Doris Guerrero Guerrero, Jesús Guzmán Gallardo, Rogelio León Seminario, Elías Mendoza Habersperger, Carlos Roca Cáceres, Andrés Townsend Ezcurra, Martha Triveño de Quintana  y Horacio Zeballos Gámez.

En la Legislatura de 1982 el Senado conformó varias comisiones, entre ellas la Comisión Interparlamentaria que estuvo integrada por Carlos Manchego Bravo, Javier Díaz Orihuela, Carlos Cabieses López, Gastón Acurio Velarde, Alfonso Ramos Alva, Nicanor Mujica Álvarez Calderón y Edmundo Murrugarra Florián. La Comisión de Relaciones Exteriores fue integrada por Javier Alva Orlandini, Oscar Trelles Montes, José Carlos Martín Sánchez , Mario Polar Ugarteche, Luis Alberto Sánchez Sánchez,  Carlos Enrique Melgar López y Ángel Castro Lavarello.

La Cámara de Diputados, por su parte, conformó la Comisión de Acción Interparlamentaria la misma que fue presidida por Andrés Townsend Ezcurra y en la que actuó como Vicepresidente Jorge Díaz León; además tenía como miembros a Javier de Belaúnde Ruiz de Somocurcio, Ricardo Castro Becerra, Javier Diez Canseco Cisneros, Horacio Gago Espinoza, Rogelio León Seminario, Enrique Mendoza Núñez, Roberto Ramírez del Villar Beaumont, Carlos Roca Cáceres y Héctor Sabogal Higueras. La Comisión de Relaciones Exteriores estuvo integrada por Francisco Belaúnde Terry, Ricardo Castro Becerra, Manuel Arce Zagaceta, Pedro Cáceres Velásquez, Horacio Coronado Naranjo, Estela De la Jara Alberti, Jorge Díaz León, Doris Guerrero Guerrero, Jesús Guzmán Gallardo, Dagoberto Lainez Vodanovic, Rogelio León Seminario, Elías Mendoza Habersperger, Carlos Roca Cáceres y Beatriz Seoane Cisneros.

En la Legislatura de 1983, la Cámara de Senadores formó diversas comisiones. Así tenemos la Comisión Interparlamentaria integrada por Carlos Manchego Bravo, Sandro Mariátegui Chiappe, Javier Díaz Orihuela, Gastón Acurio Velarde, Alfonso Ramos Alva, Nicanor Mujica Álvarez Calderón y Edmundo Murrugara Florián. Otra de estas comisiones es la de Relaciones Exteriores, integrada por Sandro Mariátegui Chiappe, Oscar Trelles Montes, José Carlos Martín Sánchez, Mario Polar Ugarteche, Luis Alberto Sánchez Sánchez, Carlos Enrique Melgar López y Angel Castro Lavarello.
En la Cámara de Diputados, encontramos comisiones tales como la Comisión de la Acción Interparlamentaria la cual fue presidida por Andrés Townsend Ezcurra, y tuvo como Vicepresidente a Carlos Ricardo Burga Velasco, y como miembros a Javier de Belaúnde Ruiz de Samocurcio, Eduardo Calmell del Solar Díaz, Ricardo Castro Becerra, Agustín Haya de la Torre de la Rosa, Rogelio León Seminario, Enrique Mendoza Núñez, Roberto Ramírez del Villar Beaumont, Carlos Roca Cáceres y Héctor Sabogal Higueras. La Comisión de Relaciones Exteriores “A” se conformó por Valentín Paniagua Corazao como Presidente, Bertha Arroyo de Alva como Vicepresidente, y como miembros Humberto Carranza Piedra, Jorge Díaz León, Antonino Espinoza Laña, Alan García Pérez, Rogelio León Seminario, Alfredo Mendiola Martínez y Frida Osorio de Alcalde. La Comisón de Relaciones Exteriores “B” estuvo presidida por Francisco Belaúnde Terry, y como Vicepresidente actuó Ricardo Castro Becerra. Fueron sus miembros Pedro Cáceres Velásquez,  Eduardo Calmell del Solar Díaz, Doris Guerrero Guerrero, Agustín Haya de la Torre de la Rosa, José Larco León , Fernando León de Vivero, Elías Mendoza Habersperger, Carlos Roca Cáceres y Mercedes Tijero de Alayza.

Durante el desarrollo de la Legislatura de 1984 el Senado tuvo la Comisión Interparlamentaria integrada por Domingo Ángeles Ramírez, Sandro Mariátegui Chiappe, Javier Díaz Orihuela, Gastón Acurio Velarde, Alfonso Ramos Alva, Nicanor Mujica Álvarez Calderón y Edmundo Murrugarra Florián. La Comisión de Relaciones Exteriores estuvo conformada por Ricardo Monteagudo Monteagudo, Oscar Trelles Montes, Sandro Mariátegui Chiappe, Mario Polar Ugarteche, Luis Alberto Sánchez Sánchez, Carlos Enrique Melgar López y Ángel Castro Lavarello.

La Cámara de Diputados, por su parte, conformó la Comisión de la Acción Interparlamentaria, integrada por Andrés Towsend Ezcurra como Presidente, Alejandro Montoya Sánchez como Vicepresidente, y por Javier de Belaúnde Ruiz de Somocurcio, Eduardo Calmell del Solar Díaz, Ricardo Castro Becerra, Agustín Haya de la Torre De la Rosa, Rogelio León Seminario, Julio Melgar Díaz, Enrique Mendoza Núñez, Roberto Ramírez del Villar Beaumont, Carlos Roca Cáceres y Héctor Sabogal Higueras, como miembros. Por otro lado, la Comisión de Relaciones Exteriores se agrupó de la siguiente manera: Comisión de Relaciones Exteriores “A”, integrada por Dagoberto Lainez Vodanovic como Presidente, Estela De la Jara y Ureta de Alberti como Vicepresidente, Segundo Barón Fernández, Alan García Pérez, Antonino Espinoza Laña, Rogelio León Seminario, Rolando Marquez Medina, Rolando Mendiola Martínez, Frida Osorio Cáceres de Ricalde y Orison Pardo Matos. La Comisión de Relaciones Exteriores “B”, con Francisco Belaúnde Terry como Presidente, Ricardo Castro Becerra como Vicepresidente, además de Miguel Angelats Quiroz, Eduardo Calmell Del Solar Díaz, Raúl Meza Gamarra, Agustín Haya de la Torre De la Rosa, José Larco León, Carlos Roca Cáceres y Mercedes Tijero de Alayza.

En la Legislatura de 1985, el Senado eligió  como  integrantes de la Comisión Interparlamentaria a Humberto Carranza Piedra, Andrés Towsend Ezcurra, Ramiro Prialé Prialé, Carlos Enrique Melgar López, Javier Valle Riestra González Olaechea, Javier Diez Canseco Cisneros y Rolando Breña Pantoja. Por su parte, su Comisión de Relaciones Exteriores estuvo conformada por Carlos Enrique Melgar López, Armando Villanueva del Campo, Luis Felipe De las Casas Grieve, Alfonso Ramos Alva, Enrique Bernales Ballesteros,  Edmundo Murrugarra Florián y Manuel Ulloa Elías.

En Diputados, se formó la Comisión de Relaciones Exteriores, Integración y Asuntos Interparlamentarios con Carlos Roca Cáceres como Presidente, como Vicepresidente José Barba Caballero, y como miembros Víctor Alfaro de la Peña, Luis Alvarado Contreras, Alfredo Barnechea García, Francisco Belaúnde Terry,  Miguel Cavero Egúsquiza, Francisco Ernesto Diez Canseco Távara, Gustavo Espinoza Montesinos, Freddy Ghilardi Alvarez, Agustín Haya de la Torre De la Rosa, Luis Ibazeta Zegarra y Arístides Tany Valer Lopera.

Durante la Legislatura de 1986 la Comisión de la Antártida y Fondos Marinos del Senado fue conformada por  Eugenio Chang Cruz, Alfonso Ramos Alva, Andrés Quintana–Gurt Sara, Sandro Mariátegui Chiappe, Miguel Angel Mufarech Nemy, Manuel Ulloa Elías y José Navarro Grau. Otra Comisión que se instaló fue la de Integración Latinoamericana, que estuvo integrada por  Luis Felipe De las Casas Grieve, Humberto Carranza Piedra, Guillermo Larco Cox, Gustavo Mohme Llona, Andrés Townsend Ezcurra, Edmundo Murrugarra Florián y Manuel Ulloa Elías. Integraron la Comisión de Relaciones Exteriores Luis Alberto Sánchez Sánchez, Justo Enrique Debarbieri Rojas, Luis Felipe De las Casas Grieve, Javier Valle Riestra Gonzales Oleachea, Enrique Bernales Ballesteros, Mario Polar Ugarteche y Manuel Ulloa Elías.

Respecto a la Cámara de Diputados podemos hacer mención de la Comisión de Integración Latinoamericana que estaba conformada por José Barba Caballero, Jorge Rubén Sánchez Farfán, Luis Alvarado Contreras, Nicanor Segismundo Asmat Vega, Alberto Alfonso Borea Odría, Víctor Arturo De los Ríos Delgado, Víctor Andrés García Belaúnde, Ricardo Félix Ramírez Cuentas, Duberli Apolinar Rodríguez Tineo, Marcial Henry Rondinel Cornejo, Juan Remigio Saldaña Rojas y Fernando Rafael Sánchez Albavera. La Comisión de la Antártida y Fondos Marinos fue presidida por César Ricardo Limo Quiñones, como  Vicepresidente actuó Alfredo Barnechea García. Fueron sus miembros Jorge Enrique Alegría Haya, Elad Alfredo Barrionuevo Machicao, Simón Gonzalo Horna Mejía, Andrés Loayza Romaní, Manuel Piqueras Luna y Juan Remigio Saldaña Rojas.

También se formaron las Comisiones de Relaciones Exteriores. Se instaló la Comisión de Relaciones Exteriores “A”, conformada por Luis Alberto Negreiros Criado como Presidente y los siguientes miembros: Miguel Cavero Egúsquiza Saavedra, José Luis Alvarado Bravo, Luis Alvarado Contreras, José Barba Caballero, Alfredo Barnechea García, Walter Cuestas Díaz, Francisco Ernesto Diez Canseco Távara, Gustavo Espinoza Montesinos, Freddy Alberto Ghilardi Álvarez, Agustín Haya de la Torre De la Rosa, César Ricardo Larrabure, Roberto Ramírez del Villar Beaumont y Julio César Raygada Reyes. La Comisión de Relaciones Exteriores “B” de la Cámara de Diputados estuvo integrada por las siguientes personas: como Presidente, Francisco Belaúnde Terry; como Vicepresidente, Carlos Roca Cáceres; como miembros Javier Eduardo Bless Bustamante, María Magdalena Colán Villegas de Polanco, Enrique Chipoco Tovar, Manuel Dammert Ego Aguirre, Carlos Félix De la Puente Chávez Gonzales, Nicolás Díaz Dávila, Luis Ibazeta Zegarra, Rómulo Augusto León Alegría, Blanca María Rocha Díaz de Janz y Arístides Tany  Valer Lopera.

En la Legislatura de 1987, el Senado tuvo como miembros de la Comisión Interparlamentaria e Integración Latinoamericana a Humberto Carranza Piedra, Armando Villanueva del Campo, Luis Felipe De las Casas Grieve, Justo Enrique Debarbieri Rojas, Andrés Townsend Ezcurra,  Rolando Ames Cobián y  Bertha Arroyo de Alva. Por otra parte, formaron parte de la Comisión de Relaciones Exteriores Armando Villanueva del Campo, Luis Alberto Sánchez Sánchez, Luis Felipe De las Casas Grieve, Javier Siva Ruete, Enrique Bernales Ballesteros, Manuel Ulloa Elías y Mario Polar Ugarteche.

La Cámara de Diputados tuvo como miembros de la Comisión de Integración Latinoamericana y Relaciones Interparlamentarias a José Barba Caballero en calidad de Presidente, a Rosa Bertha González Posada como Vicepresidente, y a Nicanor Segismundo Asmat Vega, César Antonio Barrera Bazán, Manuel Benza Pflucker, Alberto Alfonso Borea Odría, Cristóbal Campana Delgado, María Magdalena Colán Villegas, Simón Gonzalo Horna Mejía, Carlos Medrano Arancibia, Duberlí Apolinar Rodríguez Tineo, Ramón Ruiz Hidalgo, Carlos Tapia García, Leonidas Manuel Vélez  Gonzales y Zózimo Vicuña Vidal, como miembros. La Comisión de Relaciones Exteriores estuvo conformada por las personas siguientes: Carlos Roca Cáceres como Presidente, Orison Armando Pardo Matos como Vicepresidente, y Norman Arellano Lozano, Francisco Belaúnde Terry, Gustavo Espinoza Montesinos, Teresa Flores Ochoa de Paliza, César Ricardo Larrabure Gálvez, Benjamín Madueño Yansey, Haydé Friné Peña Castro Cuba, Marcial Henry Rondinel Cornejo, Jorge Rubén Sánchez Farfán, Arístides Tany Valer Lopera y Juan Gualberto Valdivia Romero.

Durante la Legislatura de 1988 el Senado tuvo como integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores a Jorge Lozada Stambury –en calidad de Presidente–, Luis Alberto Sánchez Sánchez, Armando Villanueva del Campo, Alfonso Ramos Alva, Andrés Towsen Ezcurra, Edmundo Murrugarra Florián y Manuel Ulloa Elías Por otra parte, la Comisión de Relaciones Interparlamentarias estuvo Presidida por René Núñez del Prado Cruz. Fueron sus miembros Judith De la Mata de Puente, Justo Enrique Debarbieri Rojas, Humberto Carranza Piedra, Rolando Breña Pantoja, Andrés Townsend Ezcurra y Bertha Arroyo de Alva.

La Cámara de Diputados tuvo como miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores a Jorge Alegría Haya, Luis Alva Castro, Norman Arellano Lozano, Humberto Arenas Velásquez, José Barba Caballero, Bladimiro Begazo Begazo, Francisco Belaúnde Terry, Miguel Cavero Egúsquiza, Enrique Chipoco Tovar, Gustavo Espinoza Montesinos, César Ricardo Limo Quiñones, Roberto Ramírez del Villar Beaumont, Carlos Roca Cáceres, Duberlí Apolinar Rodríguez Tineo y Marcial Henry Rondinel Cornejo. Por su parte, la Comisión de Integración Amazónica estuvo conformada por Víctor Alfaro de la Peña, Carlos Roberto Aramayo Pinazo, Gerardo Javier Bailón Ariza, Miguel Cavero Egúsquiza, Leonardo Rafael Cevallos Perez, Víctor Arturo De los Ríos Delgado, Nicolás Díaz Dávila, Antonio D´onadio Lagrotte, José Jiménez Mostajo, Rafael Linares Bensimón, Orison Pardo Matos, Eduardo Peláez Bardales, Blanca María Rocha de Janz,  Ramón Ruiz Hidalgo y Juan Remigio Saldaña Rojas.

Durante la Legislatura de 1989, dentro del Senado se formó la Comisión de la Antártida, Ecología y Medio Ambiente habiendo sido parte de ella Urbino Julve Ciriaco,  César Rojas Huaroto, Justo Enrique Debarbieri Rojas, Javier Díaz Orihuela, Alfonso Ramos Alva, Eugenio Chang Cruz y Andrés Luna Vargas. Por otro lado fueron miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores Romualdo Biaggi Rodríguez, Luis Alberto Sánchez Sánchez , Armando Villanueva del Campo, Javier Valle Riestra González Olaechea , Adolfo Guevara Velasco, Andrés Townsend Ezcurra, Edmundo Murrugarra Florián, Manuel Ulloa Elías y Enrique Bernales Ballesteros. La Comisión de Relaciones Interparlamentarias se integró por Justo Enrique Debarbieri Rojas,  René Núñez del Prado Cruz, Rafael Eguren Ordosgoitia, Jorge Lozada Stambury,  Rolando Breña Pantoja, Andrés Townsend Ezcurra y  Bertha Arroyo de Alva.
De la misma forma la Cámara de Diputados instaló la Comisión de Relaciones Exteriores e Interparlamentarias presidida por Alberto Franco Ballester. Actuó como Vicepresidente Duberlí Apolinar Rodríguez Tinelo y como Secretario César Ricardo Limo Quiñones. Formaron parte de ella Jorge Alegría Haya, Luis Alva Castro, Norman Arellano Lozano, José Barba Caballero, Bladimiro Begazo Begazo, Francisco Belaúnde Terry, Miguel Cavero Egusquiza, Enrique Chipoco Tovar, Gustavo Espinoza Montesinos, Alejandro Herrera Valdez, Roberto Ramírez del Villar Beaumont, Carlos Roca Cáceres y Marcial Henry Rondinel Cornejo. La Comisión de Integración Amazónica fue Presidida por Nicolás Díaz Dávila. Integraron la Comisión Simón Horna Mejía, Antonio D´onadio Lagrotte, Carlos Roberto Aramayo Pinazo, Miguel Cavero Egusquiza, Leonardo Rafael Cevallos Pérez, Víctor Arturo De los Ríos Delgado, Rafael Linares Bensimón, Orison Pardo Matos, Eduardo Peláez Bardales, Blanca María Rocha de Janz, Ramón Ruiz Hidalgo,  Juan Remigio Saldaña Rojas y Aureo Zegarra Pinedo.

En la Legislatura de 1990 el Senado tuvo como integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores a las siguientes personas: Enrique Bernales Ballesteros en calidad de Presidente, Miguel Vega Alvear como Vicepresidente, y como miembros, Manuel Moreyra Loredo, Sandro Mariátegui Chiappe, Humberto Carranza Piedra, Luis Alberto Sánchez Sánchez, José Barba Caballero, Germán Escalante Bolaños y Eulogio Cárdenas Salazar. La Comisión de Relaciones Interparlamentarias estuvo presidida por Luis Bustamante Belaúnde y tuvo como Vicepresidente a Jorge Lozada Stambury. Fueron sus miembros Felipe Osterling Parodi, Rafael Belaúnde Aubry, Andrés Cardó Franco, Romualdo Biaggi Rodríguez, Eulogio Cárdenas Salazar, Javier Diez Canseco Cisneros y Edmundo Murrugarra Florián. En la Comisión Especial de Integración Continental estuvieron los siguientes Senadores: como Presidente, Armando Villanueva del Campo, como Vicepresidente, Roger Cáceres Velásquez, y como miembros Julián Bustamante Cabello, Miguel Vega Alvear y Carlos Malpica Silva Santisteban.

En la Cámara de Diputados también se instalaron varias Comisiones. Se formó la Comisión de Relaciones Exteriores e Interparlamentarias la cual estuvo presidida por Luis Alvarado Contreras. Fueron miembros de esta Comisión César Antonio Barrera Bazán, Gamaliel Barreto Estrada, Xavier Barrón Cebreros, Gilberto Cabanillas Barrantes, Carlos Enrique Calderón Carvajal, Horacio Cánepa Torre, Pedro Cateriano Bellido, Ana María Fernandini Díaz, Víctor Andrés García Belaúnde, Fernando Olivera Vega, José Alberto Oré León, Alberto Eugenio Quintanilla Chacón, Petronila Rabanal Segura, Carlos Roca Cáceres, Blanca María Rocha de Janz, Mario Eduardo Roggero Villena, Javier Velarde Aspíllaga y Guillermo Yoshikawa Torres. La Comisión de Integración Amazónica estuvo presidida por Jorge Luis Donayre Lozano, Ramiro Juan Jiménez Aguirre, Alfredo Roger Montalvo Cáceres, César Augusto Olano Aguilar, Alberto River Fernández, Geno Rommel Ruiz Reátegui, Eduardo Salhuana Cavides, Abel Augusto Urrunaga Bartens, Rómulo Hernán Vásquez Alegría, Luis Alfredo Yengle Ventura y César Zumaeta Flores.

En la Legislatura de 1991 la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado estuvo conformada por Máximo San Román Cáceres, como Presidente; Manuel Moreyra Loredo, como Vicepresidente, y Miguel Vega Alvear, Luis Alberto Sánchez, José Barba Caballero, Germán Escalante Bolaños, Elmer Evangelista Sánchez, Sandro Mariátegui Chiappe, Andrés Cardó Franco y Enrique Bernales Ballesteros. Por otro lado la Comisión de Relaciones Interparlamentarias tuvo como Presidente a Humberto Carranza Piedra y como Vicepresidente a Max Santolaya Silva. La integraron también Jorge Lozada Stambury, Rafael Belaúnde Aubry, Luis Bedoya de Vivanco, Edmundo Murrugara Florián y Javier Diez Canseco Cisneros. Formaron parte de la Comisión Especial de Integración Continental Armando Villanueva del Campo como Presidente, Javier Alva Orlandini como Vicepresidente, y como miembros Romualdo Biaggi Rodríguez, Julián Bustamante Cabello y Ricardo Vega Llona.

En la Cámara de Diputados la Comisión de Relaciones Exteriores e Interparlamentarias estuvo presidida por Víctor Felipe Paredes Guerra. Actuó como Vicepresidente Ana María Fernandini Díaz y como miembros Gamaliel Barreto Estrada, Luis Alvarado Contreras, Xavier Barrón Cebreros, Gilberto Cabanillas Barrantes, Carlos Enrique Calderón, Horacio Cánepa Torre, Pedro Álvaro Cateriano Bellido, Oscar Enrique Cruzado Huby, Víctor Andrés García Belaúnde, José Alberto Oré León, Petronila Rabanal Segura, Carlos Rocca Cáceres, Blanca María Rocha de Janz, Mario Eduardo Roggero Villena, Edgar Víctor Terán Iriarte y Javier Velarde Aspíllaga. La Comisión de Integración Amazónica estuvo conformada por las siguientes personas: como Presidente, Jorge Luis Donayre Lozano; como Vicepresidente César Vargas Gonzales y, como Secretario Alfredo Roger Montalvo. También la integraron Héctor Huerta Milla, Alberto Rivera Fernández, Geno Ruiz Reátegui, Eduardo Salhuana Cavides, Abel Augusto Urrunaga Bartrens, Rómulo Vásquez Alegría, Luis Yengle Ventura y César Zumaeta Flores.

Durante el Congreso Constituyente Democrático que se inició a fines de 1992 la Comisión de Relaciones Exteriores, para el primer año –1993– estuvo Presidida por Víctor Joy Way Rojas, y fui nombrado  Vicepresidente de la misma; asimismo contó con los siguientes miembros: Alexander Kouri Bumachar, Carlos León Trelles, Ricardo Marcenaro Frers, Manuel Moreyra Loredo, Andrés Reggiardo Sayán, Luis Enrique Tord Romero y Francisco Tudela Van Breugel–Douglas

En 1994 tuve el honor de presidir la Comisión de Relaciones Exteriores por primera vez. Ésta además estuvo conformada por Francisco Tudela Van Breugel–Douglas como Vicepresidente. Como miembros estuvieron Ricardo Marcenaro Frers, Andrés Reggiardo Sayán, Samuel Matsuda Nishimura, Carlos León Trelles, Luis Enrique Tord Romero, Alexander Kouri Bumachar  y Manuel Moreyra Loredo.

Asimismo al año siguiente fui reelecto para presidir la Comisión, como parte final del período del Congreso Constituyente Democrático. Francisco Tudela Van Breugel–Douglas se desempeñó como Vicepresidente de la misma y estuvo además integrada por los siguientes  miembros: Ricardo Marcenaro Frers, Andrés Reggiardo Sayán, Samuel Matsuda Nishimura, Carlos León Trelles, Luis Enrique Tord Romero, Alexander Kouri Bumachar y Manuel Moreyra Loredo.

Por otra parte, para la Legislatura 1995, la Comisión de Relaciones Exteriores estuvo presidida por Luis Delgado Aparicio, con Juan Hermoza Ríos como Vicepresidente. Como Secretario actuó Carlos León Trelles, y como miembros César Larrabure Gálvez, Andrés Reggiardo Sayán, Alfonso Baella Tuesta,  Rafael Urrelo Guerra, Harold Forsyth Mejía, Alejandro Santa María, Beatriz Merino Lucero y Rafael Rey Rey.

En la Legislatura 1996, la Comisión de Relaciones Exteriores se formó con los siguientes Congresistas: Presidenta, Martha Chávez de Ocampo; Vicepresidente, Carlos Ferrero Costa; Secretario, Adolfo Amorin Bueno; miembros: Luis Delgado Aparicio,  Daniel Espichán Tumay,  Juan Hermoza Ríos, Carmen Lozada de Gamboa, Jorge Ruiz Dávila, Harold Forsyth Mejía, Alfonso Grados Bertorini, Agustín Mantilla Campos, Ernesto Gamarra Olivares, Rafael Rey Rey, Francisco Pardo Mesones, y como accesitaria, María Ofelia Cerro Moral.

La Legislatura de 1997, tuvo como miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores a Víctor Joy Way Rojas como Presidente, Carlos Ferrero Costa como Vicepresidente, Angel Bartra Gonzales, Secretario, y como miembros Juan Hermoza Ríos, Rigoberto Ezquerra Cáceres, María del Carmen Lozada de Gamboa, Luis Delgado Aparicio, Harold Forsyth Mejía, Agustín Mantilla Campos, y Francisco Pardo Mesones. Tuvo como miembros accesitarios: Alfonso Grados Bertorini, Carlos Chipoco Caceda, María Ofelia Cerro Moral y Víctor Ruiz Caro Álvarez

Durante la Legislatura de 1998 nuevamente  fui honrado al presidir la Comisión de Relaciones Exteriores, asumiendo Carlos Ferrero Costa la Vicepresidencia. La Comisión estuvo integrada además por Angel Bartra Gonzales, Secretario. La integraron además Harold Forsyth Mejía, Agustín Mantilla Campos, Francisco Pardo Mesones, Rafael Rey Rey, Andrés Reggiardo Sayán, Jorge Ruiz Dávila y Jorge Velásquez Ureta.

Finalmente, en la Legislatura 1999, que abarca hasta Julio del 2000, fui nuevamente nombrado como Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores. La Vicepresidencia fue asumida por Carlos León Trelles y Alfonso Grados Bertorini fue designado como Secretario. Asimismo estuvo integrada además por los siguientes miembros: Carlos Blanco Oropeza, Demetrio Patsías Mella, María del Carmen Lozada de Gamboa, Andrés Reggiardo Sayán, Agustín Mantilla Campos , Rafael Rey Rey y Harold Forsyth Mejía. Diego García Sayán fue incorporado a la Comisión por acuerdo del Pleno del Congreso del 10 de mayo de 2000.
 

d) Representantes notables

Los miembros de la primera Comisión de Relaciones Exteriores denominada Comisión Diplomática, fueron nombrados el 16 de noviembre de 1822. Ellos fueron: Francisco Javier de Luna Pizarro, Ignacio Ortiz de Zevallos, Manuel Pérez de Tudela, Tomás Dieguez y José Joaquín Olmedo. La Comisión Diplomática no pudo tener un inicio más auspicioso, ya que todos sus integrantes eran líderes notables de la incipiente sociedad republicana e indudablemente, Francisco Javier de Luna Pizarro, su primer Presidente, era uno de los intelectuales y políticos más destacados de su tiempo.
Como ellos, muchísimos personajes destacados de la vida pública nacional fueron miembros de las Comisiones de Relaciones Exteriores, de las Comisiones Diplomáticas de una u otra de las Cámaras, de Diputados o de Senadores.

Incluir  en esta publicación los datos biográficos de los integrantes de las Comisiones Diplomáticas o de Relaciones Exteriores desde 1822 hasta 1999 es tarea que escapa al propósito y límites de esta obra. Por ello nos circunscribimos —a manera de ejemplo para quienes desearan intentar tarea tan importante y útil(9) — a proporcionar unas pocas reseñas, limitadas a su actividad en las funciones legislativa, diplomática y política, de algunos de las personalidades que han actuado en las Comisiones Diplomáticas de nuestras Cámaras Legislativas en los siglos XIX y XX. Tales personalidades son, para la centuria pasada: Francisco Javier de Luna Pizarro, Hipólito Unanue, Manuel Lorenzo de Vidaurre, Luciano Benjamín Cisneros, Pedro Gálvez Egusquiza, Manuel de Mendiburu y José Gregorio Paz Soldán; y para la centuria que culmina este año 2000, Mariano H. Cornejo, Javier Prado y Ugarteche, José Matias Manzanilla, Alberto Ulloa Sotomayor, Oscar Trelles, Raúl Porras Barrenechea y  Luis Alberto Sánchez.
 

Siglo XIX:

Francisco Javier de Luna Pizarro (Arequipa 1780 – Lima 1836)

Presidente de la Comisión Diplomática en el Congreso Constituyente en 1822. Estudió en el Seminario de San Jerónimo de su ciudad natal  y culminó sus estudios superiores en la Universidad San Antonio Abad del Cusco, donde se graduó de Licenciado en Cánones y Teología en 1798.

Dos años después se recibió como abogado de la Audiencia de la misma ciudad del Cusco. Recibió las órdenes sacerdotales en 1806. Posteriormente fue nombrado “familiar” de Pedro José Chávez de la Rosa, Obispo de Arequipa. En 1809, acompañó al mencionado obispo a España, donde llegó a ser Capellán del Presidente del Consejo de Indias y tuvo oportunidad de asistir a las sesiones de las Cortes de Cádiz,  en 1812, año en que retornó al Perú. En reconocimiento a su capacidad y méritos, el Virrey Abascal lo nombró Rector del Colegio de Medicina de San Fernando en 1819.

Una vez producida la Independencia, Luna Pizarro fue invitado a participar en la Sociedad Patriótica del Perú, recibiendo la Orden del Sol. La Sociedad, fundada por el Libertador San Martín, debía discutir y determinar cuál era la forma de Gobierno más conveniente para el Perú, entre otros objetivos.

Nombrado miembro de la Comisión encargada de preparar el Primer Congreso Constituyente de 1822, asistió al mismo como Diputado por Arequipa, resultando elegido Presidente tanto del Parlamento como de la Comisión Diplomática.

Luna Pizarro se vio obligado a emigrar a Chile en 1823. De retorno al Perú fue elegido Diputado por Arequipa al Segundo Congreso Constituyente, que no pudo reunirse temporalmente. Se opuso luego a la dictadura bolivariana, por lo que debió exiliarse en Chile por segunda vez.

Finalizada la injerencia grancolombiana en el Perú, en 1827, se verificó la instalación del Segundo Congreso del que Luna Pizarro fue elegido Presidente en dos oportunidades.  En 1829, emigró a Chile por última vez, volviendo un año después, siendo nombrado Deán de la Catedral de Arequipa. Diputado por Tinta en la Convención Nacional de 1833, llegó a ocupar una vez más la presidencia de su Cámara.  Nombrado Deán de la Catedral de  Lima en 1836, se apartó definitivamente de la vida política.
 

Hipólito Unanue (Arica 1755 – Cañete 1833)

Destacada personalidad del período final de la colonia, continuó siéndolo en la etapa inicial de nuestra emancipación, fue nombrado miembro de la Comisión  Diplomática en junio de 1823. Unanue había cursado estudios en el Colegio de San Jerónimo de Arequipa y, en 1777 ingresó a la Escuela de Medicina de Lima, donde se recibió de médico. En 1789 ganó por oposición la Cátedra de Anatomía de San Marcos y tres años después fundó el anfiteatro anatómico de la misma  universidad.

Miembro fundador de la Sociedad de Amantes del País, Unanue participó activamente de la publicación del “Mercurio Peruano”. En 1806, publicó “Observaciones sobre el clima de Lima”, una de sus obras más importantes. Un año después fue nombrado Protomédico General del virreinato. En 1810 fue escogido como primer director del Colegio de Medicina de San Fernando, recién fundado. Para entonces su prestigio era tal que figuraba como miembro de las  academias científicas de Madrid, Baviera, París, Filadelfia y Nueva York.

Elegido como representante de Arequipa a las Cortes de Cádiz, viajó a España en 1814. Volvió al Perú tres años después,  fue nombrado médico honorario de Cámara del Virrey, y catedrático de Medicina en San Marcos.  Fue secretario de la delegación que por parte del Virrey Pezuela sostuvo negociaciones con el Libertador San Martín en Miraflores.

Una vez jurada nuestra independencia, San Martín  eligió a Unanue como primer Ministro de Hacienda del Perú emancipado y se encargó del mando supremo mientras el Libertador se ausentó del Perú.

Diputado por Puno en el primer Congreso Constituyente de 1822, en el que ocupó la Presidencia de la Asamblea, en 1824, Bolívar lo nombró Ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores y Vicepresidente, y más tarde Presidente del Consejo de Gobierno.  Fue elegido Diputado por Arica para el Congreso que debió reunirse en 1826, y con 71 años de edad se apartó de la vida pública y se retiró a Cañete, donde falleció.
 

Manuel Lorenzo de Vidaurre (Lima 1773 – 1841)

Miembro de la Comisión Diplomática en el Congreso General Constituyente de 1827 y 1828, Vidaurre cursó sus estudios en el Convictorio de San Carlos, de donde pasó a la Universidad de San Marcos en la que obtuvo el grado de Doctor en Derecho en 1802.

Fue Oidor de la Real Audiencia del Cusco desde 1811. A raíz de la rebelión de los hermanos Angulo y del General Pumacahua, en 1815 se pasó a la causa patriótica. Se le ofreció entonces la presidencia de la Junta de Gobierno y aunque declinó aceptarla se le extendió un salvo conducto para que no fuera molestado. Una vez sofocada la rebelión, el Virrey Abascal solicitó que se le trasladara a España para ser juzgado allí.

En 1820 obtuvo una plaza para ser Oidor de la Real Audiencia de Puerto Príncipe y luego fue trasladado a la Audiencia de Galicia y después de relacionarse con Bolívar en Europa, retorna al Perú. Designado para instalar la Corte Superior de Trujillo, en 1825 pasó a ser vocal de la Corte Suprema de la República, presidió el Tribunal Supremo de Justicia de 1826 y fue designado Plenipotenciario en el Congreso Anfictiónico de Panamá.

Fue Diputado al Congreso en 1827 integrando la Comisión Diplomática y dos veces Ministro de Estado en 1827 y 1832.
 

Luciano Benjamín Cisneros (Huánuco 1832 – Chosica 1906)

Miembro de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados en la Legislatura de 1859, volvió a ser elegido en las Legislaturas consecutivas, de 1868 a 1878.

Estudiante del Convictorio de San Carlos se recibió de abogado en 1853. Se incorporó como profesor de Derecho Natural y Público en el Convictorio de San Carlos; regentó la cátedra al organizarse la Facultad de Jurisprudencia en la Universidad Mayor de San Marcos.

Entre 1878 y 1882 viajó a Italia acreditado como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario ad–honorem. De retorno al Perú, fue nombrado en 1886 Ministro de Justicia e Instrucción, inició la edición de la Gaceta Judicial y sustituyó a Miguel Antonio de la Lama en la publicación de “El Derecho”, y en 1904 fue elegido vocal de la Corte Superior de Lima.
 

Pedro Gálvez Egusquiza  (Cajamarca 1822 – Paris 1872)

Miembro de la Comisión Diplomática en la Convención Nacional entre 1855 y 1856, Gálvez inició sus estudios en Cajamarca en el Colegio de Ciencias y Artes y luego colaboró con su padre en tareas agrícolas. En 1842 pasó al Convictorio de San Carlos, en donde optó el grado de doctor en Jurisprudencia en el año 1845 y, una vez recibido como abogado se incorporó a la docencia en el colegio Nuestra Señora de Guadalupe cuyo rectorado ejerció de 1850 a 1852.

Paralelamente a sus actividades profesionales y docentes contribuyó a formar el Club Progresista, cuyas orientaciones liberales se cristalizaron en su postulación en 1851 como primer candidato civil a la presidencia de la República, e integró luego la Comisión encargada de redactar el proyecto del código civil entre 1851 y 1852. Como Secretario General del Gobierno Revolucionario formado por el General Ramón Castilla en Arequipa redactó el decreto que dispuso la abolición del tributo indigena y participó, como Ministro de Justicia e Instrucción, del 5 de enero al 14 de julio de 1855, en el régimen surgido de aquella revolución. Elegido Diputado por Cajamarca, intervino activamente en los debates de la Convención Nacional entre 1855 y 1856 y en este último año pasó en calidad de Ministro Plenipotenciario a Centro América a fin de gestionar la adhesión de los países de la región al Tratado Continental, el cual estaba destinado a garantizar la integridad territorial de los países latinoamericanos y la defensa frente a posibles intervenciones extranjeras. En 1860, fue enviado con la misma investidura a España, donde no fue reconocido, y a Francia.

Al retornar al país en las postrimerías del segundo Gobierno de Castilla, ocupó el Ministerio de Hacienda del 25 de julio al 8 de octubre de 1862, año en que fue nuevamente acreditado como Ministro Plenipotenciario en Francia, cargo que ejerció de 1862 a 1864. A su retorno al país asumió el decanato de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Mayor de San Marcos entre 1866 y 1868.

Elegido Senador por Cajamarca en 1868, ejerció el Ministerio de Gobierno al iniciarse el mandato del Coronel José Balta en ese año y sucesivamente desempeñó la representación diplomática del Perú ante los gobiernos de Francia en 1869, Estados Unidos en 1870, así como en Portugal y Bélgica en 1871 y la Santa Sede e Inglaterra en 1872.
 

Manuel de Mendiburu   (Lima 1805 – 1885)

Miembro de la Comisión Diplomática de la Cámara de Diputados en  la Legislatura Ordinaria de 1862, Mendiburu cursó sus estudios en Lima, en el Colegio de San Fernando, los que interrumpió para incorporarse al Ejército patriota en 1821.

Secretario privado de Santa Cruz en 1827, combatiente en Tarqui, participó activamente en la vida del país en la que desempeñó importante papel en el manejo de la economía peruana y en el Ejército. En 1860 fue elegido Diputado llegando a desempeñar la presidencia de su Cámara y dirigió los debates en los que se discutió  la Constitución de ese año.

Mendiburu redactó el monumental Diccionario Histórico Biográfico del Perú, del que hemos extraido muchos de los datos que se ofrecen en estas páginas.
 

José Gregorio Paz Soldán (Arequipa, 1808 – Lima, 1875)

Miembro de las Comisiones Diplomáticas en el Congreso Constituyente de 1839 y en el Senado en 1845, Paz Soldán efectuó sus estudios en su ciudad natal en el Seminario de San Jerónimo. Sus estudios superiores los cursó en la Universidad  de San Agustín y se recibió como abogado el 4 de agosto de 1831.

Orientado  hacia la magistratura, en 1839 fue elegido Diputado por Arequipa, incorporándose  al Congreso Constituyente reunido en Huancayo.  En 1845 es nuevamente elegido representante del departamento de Arequipa en la Cámara de Senadores para el período de 1845 a 1849, año en que es requerido por el general Ramón Castilla para encargarse  del Ministerio  de Relaciones Exteriores, función que desempeñó del 19 de mayo de 1845 al  28 de enero de 1848, período durante el cual convocó al primer Congreso Americano en Lima en 1847, para coordinar la acción continental contra las pretensiones de reconquista que mostraba España por entonces, apoyando una expedición dirigida por el general Juan José Flores para recuperar el Gobierno en Ecuador.

Nombrado Ministro Plenipotenciario en Colombia en 1852 y en Venezuela en 1853, con la misión de arreglar las deudas originadas por las campañas de la independencia, fue en este año llamado nuevamente  para hacerse cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores, asumiendo el cargo el 9 de noviembre de dicho año hasta el 24 de abril  de 1854, en que es encargado del Ministerio de Hacienda. En 1862 ocupa por tercera vez el Ministerio de Relaciones Exteriores tomando el cargo el 27 de octubre de ese año hasta el 9 de abril de 1863 fecha en que dejó dicha función, durante la breve administración del mariscal Miguel  San Román.

En vista del peligro que significaban las reclamaciones  españolas, convocó a un segundo Congreso Americano en Lima que tuvo lugar del 15 de octubre de 1864 hasta el 13 de marzo de 1865. Como representante del Perú en este Congreso fue elegido Presidente del mismo y en sus debates asumió la defensa de la independencia americana y de su soberanía que entonces vulneraban los actos agresivos de la Escuadra Española del Pacífico. Luego de ello se limitó a los deberes que la imponía la magistratura.
 

Siglo XX:

Mariano H. Cornejo (Arequipa 1867 – Paris 1942)

Miembro de las Comisiones de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados en 1902 y del Senado en 1912.

Cornejo inició sus estudios en el Colegio San Carlos de Puno los que continuó en el de la Independencia, en Arequipa. Luego ingresó en 1884 a la Universidad San Agustín en la misma ciudad, universidad de la que se trasladó en 1886 a la de San Marcos de Lima, en la que obtuvo el título de Abogado en 1889.

Diputado por Azángaro en 1892, por Puno en 1895 y por Sandia en 1902; fue Presidente de su Cámara en 1901. Fue elegido Senador por Puno en 1912. Presidió la asamblea que redactó la Constitución de 1919 y en 1920 fue elegido, por segunda vez, Senador por Puno y Presidente de su Cámara.

Profundamente versado en derecho internacional, redactó en 1905 el legado del Perú a someter al Rey de España como árbitro en el conflicto limítrofe con Ecuador el que fue ampliado con un Memorándum preparado por el propio Cornejo y Felipe de Osma.

Fracasado el arbitraje español por haberlo rechazado el Ecuador, Cornejo volvió al Perú y se reincorporó a la actividad política hasta que en 1920 fue nombrado Ministro Plenipotenciario en Francia y delegado permanente del Perú ante la Liga de las Naciones.
 

Javier Prado y Ugarteche  (Lima 1871 – 1921)

Integró y presidió la Comisión Diplomática de la Cámara de Senadores en los Congresos Ordinarios y Extraordinarios de 1908 a 1912.

Diplomático e intelectual de primer nivel, Javier Prado estudió en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos donde obtiene el grado de Doctor en 1894, se desempeñó como Ministro de Relaciones Exteriores entre 1905 y 1906 y posteriormente como Ministro de Gobierno y Guerra.

Rector de San Marcos de 1915 a 1920, fue pre–candidato a la Presidencia de la República en 1915, pero declinó su postulación, para en 1919 ser elegido Senador.
 

José Matías Manzanilla (Ica 1876 – Lima 1947)

Miembro de la Comisión Diplomática en 1914,  1915, 1931 y de la Comisión de Relaciones Exteriores en 1932, siempre como miembro de la Cámara de Diputados.

Realizó estudios en el colegio San Luis Gonzaga de Ica, en el Convictorio Peruano de Lima y en la Universidad de San Marcos, graduándose de abogado.
En 1914 fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores. Posteriormente ejerció la presidencia del Consejo de Ministros. Nuevamente Ministro de Relaciones Exteriores, en 1923; Ministro Plenipotenciario y enviado extraordinario a Italia; miembro de la Comisión Consultiva.  Electo Diputado por Huallaga en 1896; por Lima en  1905; y por Ica en 1909, durante el período comprendido entre 1907 y 1908 ocupó el cargo de  Vicepresidente de la Cámara de Diputados.  Como parlamentario representó al Perú en el Congreso Científico Panamericano de 1910, y en el Congreso Internacional de La Habana de 1917.

En el ámbito profesional ejerció el Decanato del Colegio de Abogados de Lima y fue Catedrático y Rector interino y posteriormente titular de la Universidad de San Marcos.
 

Alberto Ulloa Sotomayor (Lima 1892 – 1975)

Integró la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado en los años 1945 a 1948.

Cursó sus estudios escolares en Lima y París, culminando los secundarios en Lima. Ingresó luego a la Universidad Mayor de San Marcos. En ella optó los grados de Bachiller en 1914, doctor en Derecho en 1916 y Doctor en Ciencias Políticas y Administrativas en 1919.

Incorporado a la docencia regentó las cátedras de Derecho Marítimo, Derecho Internacional Público e Historia Internacional y Diplomática del Perú.

Fue convocado a integrar la delegación que puso término a la «cuestión de Leticia» en las conferencias peruano–colombianas, efectuadas en Río de Janeiro entre 1933 y 1934; además de integrar la Comisión Consultiva del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Entre 1938 y 1963, fue delegado de nuestro país en la Conferencia Panamericana de 1938 y en las Asambleas de las Naciones Unidas en 1946–1948, 1959 y 1963.

Fue Ministro de Relaciones Exteriores en 1936. Ministro Plenipotenciario en Holanda y Embajador en Chile en 1952.
 

Oscar Trelles Montes (Andahuaylas 1904 – Lima1990)

 Miembro de las Comisiones de Relaciones Exteriores de la Cámara de Senadores de 1980 a 1984.
Realizó sus estudios secundarios en la ciudades del Cusco y Lima; viajó luego a París, en cuya Universidad siguió la carrera de Medicina hasta optar el grado de doctor en 1935.

Su labor en el campo de la Medicina mereció, en atención a sus trabajos de clínica psiquiátrica, que la Sociedad Médico–Psicológica de París le otorgara el premio Trevel en 1934.

Incorporado a la docencia, regentó  la cátedra de Neurología en San Marcos entre los años 1936 a 1961. Luego coadyuvó a la fundación de la Universidad Cayetano Heredia. Durante aquellos años fue jefe del Servicio de Neuropatología y Director del Hospital Santo Toribio de Mogrovejo.

Ministro de Salud Pública y Asistencia Social, durante el Gobierno de José Luis Bustamante y Rivero,  desempeñó este cargo del 28 de julio de 1945 hasta el 23 de enero de 1946.

Trelles, fue uno de los fundadores del Partido Social Republicano en 1948; y del partido Acción Popular  en 1956, en el cual desempeñó  la secretaría  general  en dos oportunidades en los períodos de 1958 a 1959 y de 1965 a 1967.

Al iniciarse el primer mandato  del arquitecto  Fernando Belaúnde Terry, fue designado Ministro de Gobierno y Presidente  del Consejo de Ministros, cargo que desempeñó desde el 28 de julio de 1963 al 28 de julio de 1964, desempeñando luego el cargo de Embajador en Francia entre  1964 y 1965. Posteriormente elegido Senador para el período de 1980 a 1985, ejerció la presidencia de su Cámara en 1980.
 

Raúl Porras Barrenechea (Pisco 1897 – Lima 1960)

Miembro de las Comisiones Diplomáticas de la Cámara de Senadores en los años 1956 a 1960.

Porras cursó sus estudios escolares en el Colegio de la Recoleta en Lima e ingresó a la Universidad de San Marcos en 1912 en la que se recibió de abogado en 1922 y de doctor en letras en 1928. Paralelamente a sus estudios en San Marcos había ingresado en 1919 al Ministerio de Relaciones Exteriores y actuado en 1926 como asesor de la delegación plebiscitaria de Tacna y Arica. Posteriormente, en 1935, se desempeñó como Ministro Consejero en Madrid, capital a la que volvió en 1948 acreditado como Embajador en España.

Incursionó  en la política en 1956 y fue elegido Senador por Lima, desempeñó la presidencia de su Cámara en 1957. En 1958 fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores y, en tal calidad, presidió la delegación peruana a la Conferencia de Cancilleres Americanos que se llevó a cabo en Costa Rica en 1960, en la que tuvo destacada actuación negándose a proscribir a Cuba del sistema interamericano.

Brillante intelectual, Porras se distinguió como uno de nuestros más notables historiadores, especialmente en el campo de la investigación de los Cronistas de la Conquista; y, como diplomático, como un eximio defensor de los derechos amazónicos del Perú.
 

 Luis Alberto Sánchez  Sánchez (Lima 1900 – 1994)

Integrante de la Comisión Diplomática del Senado de 1963 a 1965 y  de 1967 a 1968 y de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado en las Legislaturas de  1981 a 1984 y de 1986 a 1991.

En 1917, luego de culminar sus estudios escolares en el colegio de La Recoleta, ingresó a la universidad Mayor de San Marcos, obteniendo los grados de doctor en letras, en 1922 y de abogado en 1926.

Cuando aún era estudiante universitario se inició en la docencia secundaria en el colegio Alemán continuando en esta actividad en diversos planteles hasta 1931, al mismo tiempo que laboraba en la catalogación de la Biblioteca Nacional, en la que   ocupó la subdirección desde 1928 hasta 1931.

Afiliado al Apra en 1930 desempeñó desde entonces una importante carrera política,  que por otra parte le causó el destierro en repetidas ocasiones en las décadas del 30 y del 40.

Diputado por Lima en 1931 y Senador en 1945, 1963, 1980, 1985 y 1990 llegó a ser Presidente del Senado en 1966. Elegido también Asambleísta para la Constituyente de 1979, llegando a ser Vicepresidente.

Integrante de la llamada generación de intelectuales de la reforma universitaria, participó en el famoso Conservatorio Universitario, fundado en 1919. Sánchez  ejerció tres veces el rectorado de la Universidad de San Marcos en los períodos de 1946–1948,  1961–1963  y  1966–1969.

Autor proficuo e infatigable, Sánchez ha dejado una considerable obra como ensayista, biógrafo y crítico literario.