Ir al Congreso
   
Hoja de vida
 

 

MI COMPROMISO CON MOQUEGUA Y EL PAÍS

Así como confesé a los habitantes de mi querida tierra “Moquegua”, al iniciarme en la vida política, hoy desde el Parlamento, confieso a todos los peruanos estar convencida que jamás olvidaré los ideales que me inculcaron mis padres y mis maestros en el calor de mi hogar , en La Capilla donde nací y en la escuela de Puquina”, lugares donde descubrí mi vocación de servicio a la sociedad.

Las manos de mis padres, que condujeron mis primeros pasos me enseñaron a querer y sentirme orgullosa de mi origen, de mi lugar y de mi familia, es por eso que a pesar de haber salido muy niña de La Capilla por razones de estudio, siempre mantuve la esperanza de volver algún día para hacer lo que siempre faltó en mi niñez: agua potable, desagüe y los servicios básicos de los cuales siempre adolecimos.

Hoy, después de trabajar y servir a mis hermanos moqueguanos, en la Dirección Regional de Salud – MINSA, en la salud reproductiva e integral de la mujer, del niño y del adolescente, en el Seguro Integral de Salud, donde caminé y recorrí por 18 años los pueblos mas recónditos de mi Región, y como formadora de profesionales de la salud en la Universidad José Carlos Mariátegui (JCM) ; tengo la firme convicción de que nuestro país necesita organismos políticos verdaderamente institucionalizados, con una doctrina y estructura sólida, con sentimientos nacionalistas y con un verdadero sentido social.

Por esa razón , queridos ciudadanos, milito en el PARTIDO APRISTA PERUANO con mas de 75 años en la vida política nacional, cuyo líder Víctor Raúl Haya de la Torre, contribuyó a consolidar una patria grande, justa y equitativa, en la cual cada uno de sus pobladores tenga el pan de cada mañana, la vestimenta que requiere para abrigar sus noches y sus fríos inviernos, la vivienda por la cual luchamos de manera inquebrantable, el estándar de salud que le brinde la mínima seguridad, la garantía de un mañana con vida y, algo que muchos consideran de menor importancia: “una educación de calidad”.

Esos ideales nobles me acompañarán durante mi gestión parlamentaria, para trabajar por mi Región Moquegua y el país con los principios de honestidad y transparencia que me inculcaron mis padres y mis maestros, así como mi inquebrantable convición democrática y de ciudadana que ama la justicia y la paz.