Descripción de las evidencias de carácter arqueológico, arquitectónico e histórico del sector noreste del Congreso de la República

Presentación
de los descubrimientos arqueológicos a la prensa por el Presidente del Congreso, Dr. Carlos Ferrero

 

 

 

Descripción de las evidencias presentes en los ambientes 1 y 2

 

 

 

 

Fragmento ornamental de una pared con improntas de cañas

 

 

 

 

 

Restos de molduras en arco

 

 

 

 

 

Restos diversos de papel mural del periodo republicano

 

 

 

 

 

 

Detalle de la pintura mural colonial

 

 

 

 

 

 

Base de columna tallada en piedra

 

 

 

 

 

Muros 2 y 3 durante el proceso de excavación. Lado sur

 

 

 

 

Calicata 1. Perfil N. Detalle de la estratigrafía presente

 

 

 

 

Visita del Director del Museo Arqueológico de la Universidad Federico Villareal, Dr. Miguel Pazos

 

 

 

 

Ambiente 1. Plano de Ubicación de las Unidades de Excavación.

 

 

 

Unidad 2. Dibujo de planta. Capa A

 

 

 

 

Unidad 2. Dibujo de planta. Capa B

 

 

 

 

Unidad 2. Dibujo de planta. Capa B

 

 

 

 

 

Unidad 1.Serie de improntas cuadrangulares en la capa B.

 

 

 

 

 

 

Hoyo quicial en el muro 2

 

 

 

 

 

Improntas de cantos rodados entre los muros 1 y 2

 

 

 

 

Unidad 2. Dibujo de planta. Capa C. Base de los muros 1 y 2

 

 

 

 

Unidad 2. Vista general

 

 

 

 

 

Unidad 2. Dibujo de planta. Capas B y D

 

 

 

 

 

 

 

Unidad 4 : detalle de improntas en la capa B

 

 

 

 

 

Unidad 5. Perfil S.

 

 

 

 

 

Visita del Presidente del Patronato de Lima, Arqt. Juan Gunther

 

Los restos hallados en los sótanos del Palacio Legislativo consisten en monumentos históricos que han podido ser documentados utilizando la metodología arqueológica, apoyada y confirmanda por las fuentes escritas que tratan sobre estos monumentos involucrados en la investigación.

Desde hace varias décadas la arqueología ha estado interviniendo y aplicando su metodología en el descubrimiento e interpretación de monumentos históricos. El registro y la excavación de los restos de monumentos históricos han estado dando luces alrededor del mundo en la interpretación y mejor entendimiento de los mismos.

Es así como en los sótanos del actual Palacio Legislativo, la arqueología ha intervenido apoyando el actual conocimiento de las evidencias históricas en tres dimensiones:

 

1. Aplicación de Técnicas Arqueológicas

a. Prospección

El trabajo de Prospección consistió en la acumulación y procesamiento de toda la información concerniente a los edificios antiguos vinculados a la manzana del actual Palacio Legislativo. Esta información se basó en: i. Recopilación de las crónicas y publicaciones que mencionan estos edificios: el Hospital de la Caridad, luego Colegio e Iglesia de la Caridad; la Casa de Recogimiento para mestizas jóvenes conocida como San Juan de la Penitencia; la Real y Pontificia Universidad de San Marcos; la sede del Congreso Nacional del Perú y sede permanente de la Cámara de Diputados del propio Congreso; ii. Proyectos de Arqueología Histórica realizados en Lima antigua; iii. Estudio de pinturas, planos y mapas antiguos.

b. Excavación

El trabajo de excavación consistió en la supervisión del retiro del desmonte moderno que cubría estos muros y de la apertura de cinco unidades de excavación propiamente arqueológica desde el piso 1 asociados a la base de la Portada Colonial.

c. Registro

El registro de la arquitectura "in situ", los fragmentos encontrados en el gran relleno constructivo de principios del siglo XX y los artefactos como cerámica, y otros objetos; fueron registrados tridimensionalmente, fotografiados y forman parte del Inventario que será entregado al Instituto Nacional de Cultura para la cautela de los mismos.

 

2. El Estudio Espacial del Monumento

En base al estudio de pinturas, planos y mapas antiguos se realizó un análisis espacial, superponiendo el plano del actual Palacio Legislativo. Se realizaron mediciones en campo, que permitieron triangular ciertos elementos referenciales, base de nuestro estudio espacial. El actual Jirón Junín, que bordea el ala sur del actual Palacio Legislativo es la línea referencial más importante para poder ubicar los edificios que antiguamente ocuparon la manzana del Palacio. Esta línea referencial se crea por la existencia de una casona que hasta ahora conserva unos balcones y la Iglesia de Santo Tomás, la primera se ubica al sur del Palacio Legislativo, cruzando solo la calle Junín y la segunda se ubica al sureste, a una cuadra del Palacio. La casona y la Iglesia aparecen en varios documentos antiguos. Según un croquis y una pintura de Juan Mauricio Rugendas (1843), la casona se mantiene inalterable, perteneció a Sr. Mata Linares y luego sirvió como sede a la delegación de Bélgica. En la opinión del arquitecto Günther (2001: II-III), la Casona ubicada en la esquina de los jirones Ayacucho y Junín es tan antigua como el muro descubierto en el sótano del Palacio Legislativo.

Pero las obras de Rugendas también muestran la asociación espacial entre la casona, la Iglesia y los edificios motivo de nuestra investigación. Ya hemos dicho que antes de esta investigación no se conocían cuales eran las áreas específicas que ocuparon las diversas Instituciones que sobre ellas se afincaron, desconociéndose los linderos exactos y áreas especificas de cada una de ellas. Como ya hemos mencionado, en dicha manzana existieron dos grandes Instituciones principales, cada una de ellas compartiendo espacios diferentes, pero colindantes dentro de esta manzana. Hacia el lado sur de la misma, encontramos la existencia del Hospital de la Caridad que luego devendría en el Colegio e Iglesia de la Caridad; y hacia el lado norte de la manzana, encontramos la existencia de la Casa de recogimiento para mestizas jóvenes conocida como San Juan de la Penitencia, sitio en el cual luego se construiría la Real y Pontificia Universidad de San Marcos. La sede de la Universidad de San Marcos devendría hacia 1821 en sede del Congreso Nacional del Perú y sede permanente de la Cámara de Diputados del propio Congreso.

La información de Rugendas y otros planos antiguos (Gunther 1983) unida a la información de los Cronistas como Cobo [1639] 1882: 238-239 y a estudios como los de Valcárcel (1968), se pudo identificar la ubicación corológica de los hallazgos en el sótano del actual Palacio Legislativo.

 

3. Trabajo interdisciplinario en la determinación de elementos diagnósticos para fechar e interpretar el monumento

La Arqueología contemporánea ha visto la necesidad de vincularse interdisciplinariamente con ciencias, tecnologías y métodos afines, tales como la Arquitectura, Antropología Física, la Etnohistoria, la Historia del Arte, Iconografía Colonial y Republicana, etc. Todas estas disciplinas convergen en este caso, en la búsqueda de un gran objetivo, ubicar cronológicamente y caracterizar los hallazgos arquitectónicos descubiertos.

La determinación y caracterización de la portada colonial correspondiente a uno de los patios interiores del antiguo local de la Universidad de San Marcos, fue realizada a partir de la convergencia de los distintos aportes de los profesionales que formaron parte del Proyecto. Su ubicación cronológica y espacial fue obtenida por la combinación de metodologías correspondientes a diferentes disciplinas.

La determinación de elementos diagnósticos para fechar e interpretar el monumento, fueron dados básicamente por la superposición de los diseños en la pintura mural, presente en el interior y exterior de los muros descubiertos. También se pudo definir un conjunto de estilos arquitectónicos que dominaban en la época.

Adicionalmente, debe mencionarse que todo este ambiente estaba cubierto por un gran relleno constructivo de 2 m. de altura que data de principios del siglo XX, a juzgar por los abundantes pedazos del diario "La Prensa" fechados entre 1908 y 1915, encontrados en diversos niveles.

 

4 Descripción General

Durante los trabajos de remodelaciones internas efectuados en los ambientes 1 y 2 (correspondientes al área de sótanos de las salas Sala Basadre y parte de la Sala de Reuniones de Presidencia) del sector noreste del actual edificio del Congreso, fueron hallados por personal obrero encargado de estas obras, algunas evidencias de carácter arquitectónico así como algunos restos óseos y culturales. Estas evidencia, mayormente presentes en el ambiente No. 1, motivaron la suspensión de los trabajos y la solicitud del arquitecto Jorge Orrego para efectuar un perfil técnico de identificación de estos restos.

En base a este requerimiento nos constituimos en dicho lugar con el fin de constatar y reconocer dichas evidencia arqueológicas e históricas. Como resultado de nuestro trabajo de reconocimiento pudimos determinar las características básicas de los contextos arqueológicos e históricos presentes, así como de la arquitectura asociada.

De acuerdo con estas primeras observaciones y a iniciativa del presidente del Congreso, Dr. Carlos Ferrero Costa, se presentó ante el INC la solicitud de realización de los trabajos arqueológicos de evaluación que dicho sector requería. A partir de estos trabajos de evaluación realizados es que presentamos los siguientes elementos, como resultado de la investigación efectuada en el sitio.

 

5 Descripción de las evidencias presentes en los Ambientes 1 y 2.

5.1 Descripción de las evidencias presentes en el Ambiente 1

El ambiente 1 se encuentra en el área de sótanos, correspondientes con la Sala de Reuniones de Presidencia. Dicha área se encuentra delimitada por los muros de cimentación que sirven al actual edificio del Congreso.

Muros de Cimentación

Estos muros presentan un ancho promedio de 50 cm. y están constituidos por una mezcla de cemento, piedra (mayormente cantos rodados), restos de desechos domésticos incluidos en la mezcla. Entre estos restos se aprecian a simple vista fragmentos de botellas de vidrio, fragmentos de lozas y fragmentos óseos diversos.

Estos muros de cimentación corresponden exactamente a la fecha de construcción del actual edificio del Congreso, datada alrededor de 1915. De acuerdo con la técnica constructiva aplicada en este edificio, estos muros sirven de sostén y base estructural, buscando algunos de ellos crear adicionalmente espacios delimitados que sirvan para el acondicionamiento de grandes rellenos con el objeto de elevar la altura del edificio así como de algunos ambientes con respecto al nivel de las calles inmediatas. Este hecho, ha permitido de alguna manera, la preservación de los restos de carácter arquitectónicos correspondientes a las antiguas estructuras preexistentes en dicho lugar.

 

Relleno 1

Dado que durante el proceso de construcción del actual edificio del Congreso, fueron demolidos los antiguos establecimientos de la Universidad de San Marcos y de la Iglesia de la Caridad, es bastante probable que en los rellenos señalados se encuentren elementos estructurales atribuibles a dichos conjuntos.

De esta manera, el relleno existente en el ambiente 1 se encuentra compuesto principalmente por restos diversos de desmonte y relleno estructural. Este relleno se distribuye en todo el subsuelo de la Sala Basadre, denominado por nosotros como Ambiente 1, y delimitado a su vez por los muros de cimentación del actual edificio del Congreso ya señalados.

Por lo que se puede apreciar, este relleno presenta una altura de 1.9 m aproximadamente, presentando una ligera capa superior adicional de alrededor de 0.15 m., acondicionada con fines de nivelación del terreno a fin de colocar el piso de madera correspondiente a la Sala Basadre.

Como hemos indicado, este relleno presenta una variedad de restos, entre ellos fragmentos de adobes y ladrillos (ambos en varias dimensiones), fragmentos y parte de paredes de quincha o bahareque, así como también una diversidad de fragmentos de estuco y revoque de los muros, los cuales a su vez se presentan en varias y sucesivas capas de pintura. Los colores mas frecuentes son el rojo, celeste, blanco, naranja, verde y lila; todos ellos incluso en diversas tonalidades.

Es evidente que estos restos corresponden a las antiguas estructuras que han sido derribadas y que luego han servido como material de relleno. Por los colores de los revoques, las técnicas aplicadas, así como un grupo de ladrillos de pequeñas dimensiones y fragmentos de adobes, es presumible que estos restos sean parte de los niveles superiores correspondientes con el Muro 1, hallado en la parte central del ambiente, o también de otras estructuras aledañas que se asociaban a este muro y que habrían sido derribadas completamente.

De acuerdo con las características de los restos murarios señalados, y principalmente por la calidad de las pinturas aplicadas, como de algunos detalles arquitectónicos-decorativos, como restos de cornisas y molduras, es evidente que el edificio original que ha sido demolido y cuyas partes se han incluido en este relleno, ha sido de singular importancia y relevancia espacial.

Resulta destacable además, la presencia de un grupo de fragmentos de papel mural, presumiblemente estos al estilo Victoriano y que probablemente también formaron parte de los acabados decorativos tardíos en la estructura original.

Por algunos restos de periódico de principios del siglo XX (fechados en 1908 y 1912 respectivamente), correspondientes al diario La Prensa, así como fragmentos de botellas y vidrios de apariencia moderna, es indudable que este relleno corresponde con el momento de construcción del actual edificio del Congreso, alrededor de 1915.

 

Muro 1.-

Hacia la parte central del ambiente 1 se ubican los restos de un muro de características coloniales, el cual se encontraba cubierto por el relleno 1 descrito anteriormente. Este muro presenta una orientación Noroeste - Sureste, como también resulta paralelo a los muros de cimentación norte y sur; y al trazo de la calle adyacente, actual pasaje Simón Rodríguez.

Este muro se encuentra en mal estado de conservación, preservándose solo una parte del mismo debido a la presencia de los muros de cimentación ya referidos, los cuales ingresan hasta los mismos niveles de base del muro 1. Este corte, en la prolongación original del muro es especialmente apreciable en su proyección sureste donde uno de los muros de cimentación Este lo segmenta totalmente.

Las dimensiones del muro 1 son las siguientes, presenta un ancho de 89 cm. y un largo remanente de 1.54 m, conservando una altura variable comprendida entre los 68 cm. y 1.00 m de alto. Su construcción evidencia la aplicación de dos materiales constructivos diferentes, ubicados cada uno a ambos lados del muro respectivamente. Así, hacia el lado norte del mismo, se presenta el uso de adobes rectangulares, con aplicación de mortero de barro. Estos adobes son de gran dimensión, teniendo en promedio una dimensión de 37 x 26 x 14 cm., aunque al parecer se han aplicado adobes de mayor dimensión.

La cara norte del muro, presenta adicionalmente un revoque a base de barro y cal, con un enlucido final de color amarillo y con un zócalo pintado de color negro. Por lo que se aprecia, el color amarillo se presenta bastante desgastado y deteriorado por exposición.

El lado sur del muro, presenta en cambio, el uso de ladrillos pequeños con mortero de calicanto. Estos ladrillos tienen unas dimensiones de 0.3 m. de largo x 14.5 de ancho x 4.5 de altura en promedio, aunque es notorio bastante irregularidad en estas dimensiones. La cara norte presenta al menos dos revoques alternados, de barro y calicanto respectivamente, así como diversas capas de pintura aplicada en cada una de ellas. La mas tardía, actualmente visible, esta compuesta por pintura de color rojo, con decoraciones en su parte superior de dos líneas paralelas de color marrón oscuro, separadas a su vez por tres líneas paralelas de color naranja; sobre estos elementos lineales, al parecer se proyectaba una superficie con pintura de color celeste claro.

La superficie del muro donde aun se conservan estos paños de pintura, esta en mal estado de conservación, apreciándose algunas partes del mismo donde los revoques incluso han desaparecido totalmente. Es precisamente en este sector del muro, donde aparece la base de una columna, tallada en piedra y con restos de pintura aplicada en color sepia oscuro. La parte superior de esta base de columna presenta un orificio circular de 8 cm. de diámetro y 4 cm. de profundidad, que indica el punto donde se engasta la parte central de la columna. Esta base de columna presenta un ancho total de 42 cm. y una altura de 27 cm. Parte de ella se encuentra del muro 1, sobresaliendo con respecto al perfil del muro de 25 cm.

 

Piso 1.-

Hacia el lado sur del muro 1 se determina la existencia de un piso asociado a este. Este piso, por lo que se puede apreciar se encuentra bastante nivelado y con un tratamiento superficial finamente elaborado. El material conformante de este piso esta hecho en base a una mezcla fina de calicanto, la cual presenta un color plomizo.

En la superficie de este piso igualmente se aprecia algunas gruñas lineales, las cuales en conjunto delimitan espacios rectangulares entre ellas, con fines decorativos y como una junta de dilatación.

Es destacable que sobre este piso se evidencie un pequeño e irregular estrato terroso, sumamente compacto, adherido a dicha superficie, de entre 1 y 3 cm. de espesor. l interior de este estrato se aprecia también pequeños fragmentos de revoque y trozos de pintura mural, lo que tal vez indicaría, de acuerdo con los niveles de compactación del estrato, un periodo de abandono y degradación del edificio, asociado con efectos propios de la humedad y el tránsito sobre dicho estrato.

Estas evidencias de abandono y degradación del edificio, previas a su demolición final, parecen también evidenciarse en unos sedimentos terrosos muy compactados, adheridos a la base de la columna, especialmente entre los intersticios de ella.

Muro 2.-

Ubicado hacia el lado oeste del muro 1. Esta constituido por ladrillos con argamasa de calicanto (presencia de temperantes de arena gruesa). Los ladrillos son de similares características y dimensiones que los existentes en el muro 1. Sus dimensiones son de cms de largo, 0.90 cms de ancho, y 1.15 mts de altura. Orientación Noroeste - Sureste.

El lado norte, se encuentra enlucido por un revoque de cal con temperantes de arena gruesa, con al menos 14 capas pictóricas visibles, la capa pictórica superficial es de color amarillo amancaes, con un zócalo de color negro en alquitrán, de 0.40 cms. de altura. En pocos sectores de la superficie del muro, restan algunos segmentos pequeños de papel mural correspondiente a la fase mas tardía de uso del muro y del ambiente descrito (época republicana- finales del siglo XIX o comienzos del siglo XX). Debajo de la capa amarilla, se perciben en los sectores con mayor desgaste, diversas capas pictóricas anteriores, algunas de ellas presentando diseños decorativos de época colonial. Estado de conservación regular.

El lado sur, presenta igualmente un revoque de calicanto, con 15 capas sucesivas de cubrimiento pictórico. La capa superficial es similar a la del muro 1, con zócalo grande color rojo pompeyano y remate de líneas gruesas de color marrón, sobre un fondo naranja. Bajo esta capa se perciben otras capas pictóricas simples en colores celeste, blanco, amarillo, rojo, marrón y otros, con diversas variantes y matices en algunos de ellos. El estado de conservación es regular.

El ingreso, que se describe en el espacio existente entre el muro 1 y el 2 esta hecho en forma de chaflán u ochavado, con un ángulo de 35º y 0.73 cms de largo. Este lado presenta una cubierta pictórica en color amarillo amancaes, similar a la que se proyecta en la cara norte del muro, con un zócalo en color negro, de 0.40 cms. de altura. Igualmente aparecen algunas pequeñas secciones de papel mural republicano tardío.

Estado de conservación inestable, con una perforación irregular en la parte media. Erosión basal debido a la presencia de algunas sales y humedad.

 

Muro 3.-

Ubicado hacia el lado oeste del ambiente 1, presentando una orientación N-S. Sus dimensiones son mts. de largo, 0.90 cms de altura y 0.15cms de ancho. Este ancho del muro es apenas remanente del ancho original, debido a la construcción del muro de cimentación en cemento correspondiente al actual edificio del Palacio Legislativo. Este muro moderno, que se orienta igual que el muro 3, utilizó a éste como contención al momento de vaciar la mezcla. Este hecho salvo de una destrucción total al muro colonial, dado que fue segmentando solo parcialmente según la conveniencia de la construcción de 1915. El ancho original dl muro 3, debió ser hipotéticamente de 0.90 cms similar a los muros 1 y 2.

La superficie presenta toscas refacciones de cronología tardía republicana, todas elaboradas de manera irregular aplicando un mortero simple de barro. Estas refacciones son evidentes que fueron hechas de manera apresurada y descuidada.

Cubrimiento pictórico superficial de color amarillo amancaes, la cual se superpone a una capa pictórica con elementos decorativos elaborados a base de paneles alternados con grecas. Estas dos capas pictóricas deben corresponder, por su estilo y técnica, al periodo republicano (siglo XIX). Evidencias de un diseño pictórico anterior de tipo floral, de cronología colonial, que se distribuye por toda la cara E del muro.

Estado de conservación regular, con erosión basal y desmoronamiento de las partes bajas del zócalo.

 

Muro 4 .-

Se ubica hacia el lado sur-oeste del ambiente 1. Este muro se intersecta con el muro 2, formando una esquina de 90º, proyectándose hacia el sur del muro 2. Sus dimensiones son de mts de largo, por 1.15 mts de altura y un ancho remanente de 0.20 cms. El proceso de destrucción del muro 4, es similar al descrito para el muro 3, pues igualmente fue utilizado como parte del encofrado del muro de cimentación paralelo en cemento. Su ancho original, por correspondencia arquitectónica con los muros 1 y 2, debió ser de 0.90 cms.

La superficie presenta un recubrimiento pictórico, similar al descrito para la cara sur del muro 2, con la que guarda idéntica disposición de los elementos decorativos pictóricos.

El final del muro 4, hacia el lado sur, corresponde con un ingreso o gran ventanal, debido a la disposición de los ladrillos que se encuentran en este punto alineados, como clara evidencia de la terminación estructural de esta sección del muro. De igual manera, la decoración pictórica y el revoque finalizan al mismo nivel, dejando una línea vertical continua y recta, como clara evidencia de la existencia de un marco. El piso de este sector del ambiente (correspondiente originalmente a un área de patio interno) se adosa directamente con el muro.

Estado de conservación regular, con deterioro por efecto de la demolición del edificio original alrededor de 1915.

 

5.2 Descripción de las evidencias presentes en el Ambiente 2

El ambiente 2 se encuentra en el área de sótanos, correspondiente con el salón Víctor Andrés Belaunde. Dicha área se encuentra también delimitada por los muros de cimentación que sirven al actual edificio del Congreso. Estos muros de cimentación son similares a los descritos para el ambiente 1.

Durante el trabajo de reconocimiento efectuado por nosotros no fue posible apreciar la distribución de los contextos históricos y arqueológicos in situ, debido que durante los trabajos de remodelación efectuados en dicho ambiente, ya se había procedido a retirar casi la totalidad del relleno comprendido (ver La Gaceta Año IV No. 179: 8)

Precisamente en este ambiente, se habían abierto ya dos profundas calicatas de 3.2 m de profundidad, a ambos extremos de ambiente por los ingenieros encargados de la obra, con el objeto de efectuar un estudio geológico y estructural del terreno. Estas calicatas permitieron de alguna manera el diagnóstico estratigráfico de este sector. Resultado de ello (Ver Perfil 1), se evidencia la prolongación del piso 1, existente en el ambiente 1, el cual mantiene similares características constructivas y el nivel sobre el terreno.

De acuerdo con el corte estratigráfico, se evidencia que el piso 1( Capa A) esta compuesto de dos elementos constructivos principales; el nivel de base del mismo, comúnmente llamado como falso piso, compuesto por una mezcla de fragmentos pequeños de ladrillo y calicanto. Este conjunto presenta un espesor promedio de 6 cm. El segundo elemento constitutivo de este piso de 5 cm. de espesor, esta elaborado en base a una mezcla de calicanto muy fino de color plomizo, con la cual se ha elaborado la superficie misma del piso.

Subyacente a este piso se presenta un grueso estrato natural de composición arcillosa (Capa B), fuertemente compactado y con presencia de algunos cantos rodados. Este estrato tiene un espesor promedio de 35 a 38 cms. de espesor y aparentemente ha servido a fines de cimentación y nivelación del terreno, a fin de que el piso 1 mantenga un mismo nivel sobre el terreno mismo y de forma adyacente adquiera gran consistencia y solidez estructural.

Debajo del estrato descrito le sucede una capa de tierra arcillosa (Capa C) que presenta un espesor de 20 a 40 cm, con presencia de arena y algunos pequeños cantos rodados, estos últimos con mayor presencia que en el estrato anteriormente descrito, además de algunas pequeñas piedras angulosas. La consistencia de esta capa es bastante compacta, notándose la presencia de pequeños restos de moluscos muy deteriorados como para poder ser identificados.

El estrato inferior presenta aproximadamente 2 m de espesor (Capa D), es también de origen natural, con gran presencia de canto rodado, arena y tierra, este ultimo elemento en escasa proporción. Este estrato es de una consistencia muy compacta, y por sus características es atribuible al lecho aluviónico del valle de Lima.

 

6. Excavaciones arqueológicas en el Ambiente 1

Unidad 1

Descripción.- Unidad de excavación, de 2 x 1.50 mt, ubicada entre los muros 1 y 2, en el vano de ingreso existente entre estos muros, precisamente al lado del muro 2. El objetivo de esta unidad de excavación es el de definir las características subyacentes del muro 2, tipo de cimentación del muro mismo y estratigrafía asociada.

Capa A.- Estrato constituido por restos dispersos de terrones pequeños, fragmentos de ladrillos de piso (tipo pastelero), fragmentos de madera, vidrio y otros elementos estructurales y decorativos de carácter arquitectónico, igualmente muy fragmentados. Es claro que esta capa representa un conjunto de elementos remanentes del momento de demolición del edificio, especialmente por las características y tipo de elementos conformantes del estrato. La excesiva fragmentación de los diversos elementos y la ligera compactación del estrato mismo, indicarían que sobre este se transitó regularmente, quizás como propio del mismo trabajo de demolición del edificio original. Por estas consideraciones este estrato debe corresponder cronológicamente a alrededor de 1910 y 1915.

Espesor promedio: 5 – 8 cms.

Capa B.- Estrato constituido por una fuerte compactación de carácter arcilloso, donde son visibles además una serie de improntas cuadrangulares correspondientes a ladrillos de piso de tipo conocido mayormente como "pasteleros". La superficie de este estrato es en promedio uniforme, demostrando una regularidad del piso superior acondicionado originalmente. Las medidas de cada uno de estas improntas cuadradas son también regulares, en promedio de 20 x 20 cms. y se encuentran dispuestas en ángulo de 45 con respecto al muro 2. Algunos fragmentos de cerámica de tipo colonial son hallados en esta capa, aunque la muestra es bastante pequeña.

La conservación de estas improntas, y principalmente el desgaste de algunas de ellas evidenciarían que el piso original fue previamente desmontado antes de iniciar el proceso de demolición del edificio, pues este desgaste indicaría que se transitó sobre ellas, además de asentarse directamente la capa A sobre ellas.

 

Intrusiones 1,2 y 3.-

Adicionalmente, sobre la capa B se identifican al menos tres intrusiones que cortan a la compactación arcillosa. Dos de ellas (Intrusiones 2 y 3) son de forma alargada y se orientan de Este a Oeste, se ubican en la parte central de la cuadricula, especialmente en su lado Oeste. El ancho de estas intrusiones son en promedio de 20 a 25 cms. de ancho.

La Intrusión 1, es de forma totalmente irregular y se ubica directamente en la intersección del muro 2 con el piso 1, distribuyéndose a lo largo de este ultimo, aunque su lado mas ancho se ubica hacia el muro 2, con unos 60 cms de ancho máximo.

La excavación de estas intrusiones indica que estas corresponden al momento de demolición del edificio, pues el material presente al interior de cada una de ellas es similar al hallado en la capa A,. Lo que indica su coetaneidad y correspondencia. La profundidad promedio de la Intrusión 1 es de 30cms, aumentando ligeramente hacia el ángulo quicial del muro 2, donde se llega a introducir incluso hasta el mismo hoyo quicial de la puerta ahí existente originalmente, resulta claro que la intrusión se prolonga en este punto con el objeto de retirar completamente el madero quicial .

Capa C.- Con el objeto de determinar las características subyacentes de la capa B, se decide practicar un corte hacia el lado Sur de la cuadricula, precisamente desde la intrusión 2, reservando el resto de la unidad como testigo para poder así visualizar la disposición y características de las improntas de el piso de ladrillo. De esta manera el espacio de excavación queda comprendido entre 1 x 1.50 mt, hacia el lado Sur de la unidad.

El retiro de la capa B y de los elementos constitutivos de la intrusión 1, permiten la definición de la capa C. Esta capa se compone por una fuerte compactación arcillosa donde se aprecian una serie de improntas de grandes cantos rodados, que se distribuyen en todo este estrato. Estas improntas presentan un tamaño promedio de 25 x 15 cms, aunque hay algunas ligeramente menores.

Por la disposición que guardarían originalmente estos cantos rodados, su ubicación en el terreno y principalmente su asociación directa con los muros 1 y 2, se concluye que este estrato corresponde a la base cimentada de ambos muros, pues en si misma esta disposición de cantos rodados es solo una continuación de los mismos. Esto indicaría, que ambos muros eran originalmente uno solo y que en posterior remodelación del ambiente inicial, se le corto con el objeto de abrir un vano entre ambos segmentos murarios resultantes. Este hecho resulta aun mas evidente, debido a que algunos cantos rodados existentes en la base del muro 2 se proyectan incluso fuera del limite de este, confirmando su conexión con las improntas existentes entre los muros 1 y 2.

 

Unidad 2.-

Descripción.- Unidad de excavación de 2 x 1.50 mt., ubicada en la esquina nor-oeste del ambiente 1. El objeto de esta unidad es el de definir las características estratigráficas asociadas con el muro 4 y el muro de cimentación aledaño.

Capa A.- Estrato terroso de consistencia suelta, presencia de material cultural republicano correspondiente a inicios del siglo XX, como vidrios fragmentados, trozos de papel mural, entre otros, aunque la mayoría de estos restos se encuentran muy fragmentados. Algunos terrones y trozos de ladrillo de piso y pared con asociados con el estrato. Espesor promedio: 5 a 6 cms.

Capa B.- Estrato arcilloso compacto de superficie algo regular en cuanto a su composición y nivel de profundidad. Algunas inclusiones calcáreas de tamaño pequeño se aprecian en todo el estrato, y en donde lo mas destacable son la presencia de varias improntas cuadradas, evidentemente correspondientes a un piso superior de ladrillo pastelero. Las dimensiones de estas improntas son en promedio de 20 x 20 cms.

La disposición de estas improntas es bastante regular, guardando un ángulo de 45º con relación a los muros coloniales adyacentes, salvo una primera línea inmediata los muros que mantiene una disposición con relación a estos en ángulo de 90º.

Capa C.- Capa arcillosa de consistencia compacta. Presencia de algunos cantos rodados pequeños sin mayor disposición o concentración particular. El estrato es natural sin ninguna evidencia de restos culturales. Corresponde a depósitos aluviales asociados con los desbordes del río Rimac.

Espesor promedio: 0.25 a 0.30 cms.

Capa D.- Estrato natural compuesto principalmente de cantos rodados en tamaños variables, con presencia de lentes de arena entre los cantos. La compactación del estrato es fuerte. Ninguna evidencia cultural en el estrato. La excavación finaliza en este estrato luego de descender por 0.50 cms.

 

Unidad 3.-

Descripción.- Ubicada en la esquina nor-este del ambiente 1, el objeto de esta unidad de excavación es de definir la estratigrafía existente en este sector, además de poder establecer la presencia de evidencias relacionadas con el piso original que estuvo asociado con los muros 1,2 y 3.

Capa A.- Estrato ligeramente húmedo, compuesto de restos de tierra suelta, fragmentos de madera muy descompuesta y fragmentos pequeños de calicanto y yeso. Las características de este estrato son similares en gran parte con los descritos en otras unidades, por lo que cronológicamente debe corresponder a comienzos del siglo XIX, cuando se demolió el local original.

Espesor promedio: 0.5 a 0.8 cms.

Capa B.- Tierra compacta, húmeda, con fuerte contenido arcilloso. Contiene algunos cantos rodados pequeños. Al parecer el estrato corresponde a un nivel de compactación del terreno con fines de base para un piso superior. A diferencia de las otras unidades, no aparecen restos de improntas de ladrillos de piso. El fuerte transito por el sector, aparentemente han hecho desaparecer estas evidencias. Presencia de fragmentos de cerámica colonial en el estrato, aunque bastante pequeños y muy deteriorados. Algunos de ellos con evidencias de vidriado superficial.

Espesor promedio: 12 a 18 cms.

Muro 5.- Inmediatamente debajo de la capa B, aparecen evidencias de la existencia de los cimientos de otro muro, el cual es catalogado como muro 5. Estas evidencias consisten en restos de cimentación a base de una mezcla de calicanto y piedras pequeñas, principalmente cantos rodados. Estos restos corren paralelos al muro de cimentación moderno que se encuentra hacia el lado este del ambiente. La orientación del muro 5 es N-S. Evidentemente la construcción del muro moderno de cimentación seccionó fuertemente a estos restos, pero su desmontaje debió ser previo a la existencia de la capa B, la cual es cronológicamente asignable al periodo colonial cuando sirvió de base al piso ahí existente. Efectivamente este estrato cubre a los restos del muro 5 de manera total, por lo que su destrucción debe corresponder a cambios estructurales en el edificio colonial, previo a la instalación del piso de ladrillos cuadrangulares.

Las dimensiones de este cimiento murario (muro 5) son de 0.15 a 0.20 cms de altura por unos 0.30 cms de ancho. Evidencias de este muro también son visibles en la unidad 4.

Capa C.- Estrato arcilloso muy compacto y de gran dureza. Presencia de algunos cantos rodados pequeños sin mayor disposición o concentración particular. Ninguna evidencia de restos culturales. Evidentemente se trata de un estrato natural, correspondiente a depósitos aluviales asociados con los desbordes del río Rimac.

Espesor promedio: 0.25 a 0.30 cms.

Capa D.- Estrato natural compuesto por cantos rodados de tamaño variable, que se entremezclan con lentes de arena. La compactación del estrato es fuerte, debido a la saturación de cantos rodados en toda la capa. Ninguna evidencia cultural en el estrato. La excavación finaliza en este estrato luego de descender por 0.50 cms.

 

Unidad 4.-

Descripción.-

Capa A.- Estrato conteniendo restos dispersos de terrones pequeños, fragmentos de ladrillos de piso (tipo pastelero), fragmentos de madera, vidrio, igualmente muy fragmentados. Esta capa representa un conjunto de elementos propios del momento de demolición del edificio, especialmente por las características y tipo de elementos que componen el estrato. La excesiva fragmentación de los diversos elementos y la ligera compactación del estrato mismo, indicarían que sobre este se transitó regularmente al igual que en las otras áreas, como parte del mismo trabajo de demolición del edificio original.

Capa B.- Estrato de consistencia algo compacta con fuerte presencia de material arcilloso. Este estrato es muy similar en sus características básicas a los otros estratos correspondientes en las otras cuadrículas de excavación. Varias intrusiones o roturas en la capa son apreciadas de forma paralela con el muro 1, de manera y disposición similar a la observada en la cuadrícula 1. Presencia reiterativa de varias improntas cuadrangulares de 20 x 20 centímetros en promedio que se distribuyen en ángulo de 45º con respecto al muro. Hacia la intersección de estas improntas con el muro 1, estas desaparecen por roturas diversas de tipo intrusivo en la capa B.

Capa C.- Estrato arcilloso compacto y de gran dureza. Presencia de algunos cantos rodados pequeños sin mayor disposición o concentración particular. Ninguna evidencia de restos culturales. Corresponde a un estrato natural, atribuible a depósitos aluviales provenientes de los desbordes periódicos del río Rimac.

Espesor promedio: 0.25 a 0.30 cms.

Capa D.- Estrato natural que se compone principalmente de cantos rodados de tamaño variable, con presencia de lentes de arena entre los cantos. La compactación del estrato es fuerte, debido a la saturación de cantos rodados en toda la capa. Ninguna evidencia cultural en el estrato. La excavación finaliza en este estrato luego de descender por 0.50 cms.

 

Unidad 5.-

Descripción.- Ubicada en la parte central del ambiente 1. El objetivo de esta unidad es el de determinar posibles proyecciones de los muros existentes o asociaciones mas tempranas de estos, y que hubieran quedado cubiertas por la capa B y por la instalación del piso de ladrillos, como las observadas en las unidades 1 y 3.

Capa A.- Estrato terroso suelto. Restos diversos, correspondientes al momento de demolición del edificio. Fragmentos de madera, vidrio y papel, este ultimo muy deteriorado. Varios restos de ladrillos de piso, todos ellos ya removidos previamente y fragmentados. Tamaño promedio de los ladrillos: 20 x 20 x 4.5 cms.

Espesor promedio: 0.8 a 10 cms

Capa B.- Estrato arcilloso medianamente compacto, con presencia pequeña de fragmentos de cerámica de estilo colonial. Este estrato corresponde con el nivel de cimentación del piso de ladrillo; sin embargo no se aprecian ningún tipo de improntas, al parecer por fuerte desgaste por tránsito.

Espesor promedio: 10 a 15 cms.

Capa C.- Estrato natural, de consistencia fuertemente compacta. No se evidencia ningún resto cultural dentro del estrato. Presencia de algunos cantos rodados pequeños.

Espesor promedio 40 cms.

Capa D.- Estrato natural compuesto básicamente por cantos rodados de tamaño diverso, con algunos lentes pequeños de arena fina. Ninguna presencia de restos culturales. Este estrato presenta un ligero declive en dirección Oeste.

Espesor promedio: Indeterminado ( se profundizó 50 cms antes de finalizar la excavación)