INFORME DEL PERIODO 1999

 

En el presente Informe encontraremos lo siguiente:

INTERVENCION EN EL CONGRESO DEL PPC

Entrevista de la Revista Ideele: LEALTAD

INTERVENCION LEVANTAMIENTO INMUNIDAD A PARLAMENTARIOS

Entrevista de la Revista COSAS

INTERVENCION RETIRO DEL PERU CIDH

El Retiro de la Competencia Contenciosa de la CIDH

Artículo Periodístico: EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

INTERVENCION DEBATE PRESENTACION  GABINETE BUSTAMANTE

PROYECTOS DE LEY

Artículo Periodístico : LA LEY ANTIIMPUNIDAD

VIAJES

Entrevista Diario EL SOL

ENCUESTAS

PRESENTACION

 

wpe5.jpg (31409 bytes) Queridos

          amigos:

 

Se fue 1999 y comienza el 2000. Los que vienen  serán los últimos meses de mi gestión parlamentaria y el final de una difícil década, en la que, gracias a su generosidad y apoyo he podido servir a mi país en el Congreso. No postularé a la reelección parlamentaria, pero seguiré muy activa en las tareas políticas. Espero que encontremos, también juntos, las mejores vías para restablecer un sistema de partidos, garantía fundamental para la estabilidad del país.

El compromiso de alcanzarles un resumen temporal de la tarea realizada me sirve de evaluación a mi misma y de examen sobre la distribución que he dado a mi propio tiempo. La preparación de este informe pone en evidencia que he estado mucho tiempo fuera del Perú en múltiples eventos sobre temas de política partidaria en el ámbito internacional (Organización Demócrata Cristiana de América e Internacional Demócrata Cristiana); de análisis y estudio sobre mujer, desarrollo, pobreza y asuntos electorales. Nos ha tocado también organizar alguno de ellos en Lima. Por ejemplo, en marzo de 1999 reunimos acá a dirigentes femeninas de toda América Latina para desarrollar un plan de relanzamiento de la MUDCA (Mujeres Demócratas Cristianas de América). Aunque la experiencia de cada reunión es siempre aleccionadora, su preparación demanda algún esfuerzo, pues en la gran mayoría de casos he debido presentar una ponencia o participar de algún debate, llevando una posición relativamente desarrollada.

He apreciado igualmente que he empleado una parte importante de mi tiempo, a lo largo del año en el asunto del Tribunal Constitucional. Como ustedes recordarán la destitución de los Magistrados en Mayo de 1997 constituyó , desde mi punto de vista, el atropello más flagrante de este régimen. Con tenacidad y con esfuerzo que me satisfacen , durante dos años hemos seguido minuciosamente el proceso que un grupo de parlamentarios iniciamos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y que concluyó favorablemente, recomendando la restitución de los magistrados a sus funciones. El gobierno optó primero por la dilación y luego por el diálogo. Sostienen algunos que esas conversaciones constituían una pérdida de tiempo y que entrar en ellas era un error. Yo no lo creo. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y en particular , su Presidente, el Dr. Robert Goldman pusieron un esfuerzo especial por brindarle al gobierno peruano la oportunidad de rectificar el errror , evitando al país la imposición de una sentencia del tribunal internacional. Lamentablemente, sin embargo, la propuesta central del gobierno: reposición con salida relativamente corta, vale decir, una "reposición simbólica" no resultaba atendible, pues resultaría injusta para quienes fueron víctimas de un atropello por el solo hecho de cumplir su deber y actuar con independencia.

Otro asunto al que he dedicado largas horas es el relativo a la difusión de los trabajos de las Comisiones de Reforma del Código de Comercio y del Libro de Familia del Código Civil . Como he informado en mis anteriores reportes y reitero en el presente , he participado activamente en la redacción del Proyecto de Ley Marco del Empresariado y en el Anteproyecto del Libro de Familia del Código Civil. Ambos trabajos han comenzado a ser difundidos. He sido ponente en todos los seminarios realizados por universidades de Lima y de algunas ciudades del país. También lo he sido en dos eventos internacionales con presencia de los miembros de las Comisiones Reformadoras de los Códigos Civiles de Argentina y Puerto Rico. Tanto en Arequipa como en Lima hemos discutido con gran interés los alcances de nuestros proyectos e intercambiado experiencias.

Finalmente evalúo que durante 1999 se han presentado muchas circunstancias en las que, se ha puesto en cuestión el tema de la inmunidad y en general, del estatuto del parlamentario. Como no "dejo pasar lío" he estado en todos:
•    El presente informe incluye una breve intervención sobre el tema de la inmunidad parlamentaria, con ocasión de la pretensión de habilitar el juzgamiento de varios parlamentarios por supuestos absurdos cargos en su contra. Los expedientes fueron archivados con el respaldo de la opinión pública .
•    Vino luego el controvertido tema de la "Ley Antiimpunidad" sobre la que hay una pequeña nota en la parte de proyectos de ley y copia de mi artículo en el diario El Comercio que fija mis puntos de vista. Este voto , ha sido en el presente año el tema más controvertido que he enfrentado. Alguien escribió un artículo en el diario "La República" que llamó "Otra Tiwinza de Lourdes". La oposición en pleno me criticó muy duramente, un sector significativo de la prensa hizo lo propio y es evidente que este asunto me ha generado una barrera en determinados sectores de la oposición, con los que trabajé intensamente en el tema del referendum. Se llegó a decir que "me habia entendido con el gobierno" y hasta con osadía e insolencia que había recibido US $ 500,000 ¡No estarían mal ¡
Mi actitud, la de siempre...buen humor y adelante. Creo que he aprendido que son usos de esta guerra y que lo único importante es que la propia conciencia no le reproche a uno ninguno de sus actos.
•    Más tarde vino el tema de la incautación del gimnasio de Moises Heresi y la pretensión de procesar al Congresista, sin que exista un solo elemento que conduzca a pensar que lavó dinero y antes bien, existiendo todos los documentos que prueban cómo se financió la construcción del gimnasio. En este caso mi posición parlamentaria es un poco incómoda, porque yo he actuado profesionalmente en el tema. Mi seguridad en el asunto deriva que he sido yo quién constituyó la E.I.R.L. titular del negocio; quien ha revisado los contratos de arrendamiento financiero e incluso estado presente cuando el Banco del Nuevo Mundo entregó los cheques. Claro, siempre podría haber existido operaciones encubiertas que me pudieran haber sido ocultadas; pero ni es el caso, ni la lógica de los acontecimientos y de las operaciones que no es del caso detallar permiten arribar a tal afirmación. Si bien, intervine en la etapa de la investigación policial e incluso en la arbitraria diligencia de incautación sosteniendo la tesis de la imposibilidad de tomar la medida , sin antes levantar la inmunidad y he explicado en detalle a mis colegas parlamentarios lo que conozco del caso y mi convicción que el cargo constituye una injusta imputación; llegado el tema a una definición , me abstendré, porque me parece que podría existir una incompatibilidad entre mi actuación como abogada y mi condición de parlamentaria. Como he escuchado a lo largo de estos meses diversas voces de preocupación sobre la materia, reitero mi tesis inicial, expuesta públicamente: "el cargo es tan grave que, si hay una prueba, paso de abogada a acusadora; pero, si como estoy convencida no existe, defiendo a un inocente, con la convicción que da la causa justa".
•    Cuando creí que las aguas se habían calmado, la Presidenta se lanzó con la consabida frase de los "llorones" y con la afirmación que Tiwinza tuvo que donarse porque no se pudo recuperar. Una vez más, no me pregunten por qué, este pechito se metió en la danza. Frente a la censura presentada, defendí el irrestricto derecho de un parlamentario de opinar , asumiendo el costo político de la declaración, pero sin que, de la misma pueda inferirse responsabilidad de ninguna índole. Martha feliz... pero a mi alrededor... varias caras largas.
•    Finalmente, el año se cierra con otro incómodo y desde mi punto de vista injusto incidente al pretenderse acusar a Beatriz Merino. La he defendido y la defenderé. Creo que los cargos son deleznables. Aprecio su conducta intachable y creo que la acusación carece de sentido. Es evidente que esta posición me ha generado y sin duda me generará distancias con el diario Expreso por el que tengo, en lo personal deudas de gratitud. Fue Manuel D'ornellas, director de ese diario, quien el 15.8.1987 , en sus páginas, escribió las más hermosas expresiones en el inicio de mi actividad política pública. Sin embargo, discrepo de la línea trazada en el tema por el actual Director, otro buen amigo, Eduardo Calmell. Brindaré mi mejor esfuerzo para que se archive esta acusación, pues creo que ella no tiene sustento.

He brindado algún detalle sobre muchas de las cosas en las que he empleado mi tiempo. El balance me indica que, sin duda, en otras he estado menos activa: no ha sido éste un año de gran labor legislativa; tampoco lo ha sido de gran actividad partidaria. Mi presencia en los medios de comunicación ha disminuído, entre otras cosas porque "mis escalas técnicas en Lima han sido breves" y porque es obvio que no soy la estrella de la película y que, en el tema central de la definición electoral "no tengo vela".

Quisiera terminar con una reflexión sobre el principal reto del próximo año: la elección  de   abril del 2000. No les pido un voto para mí, porque no postularé. Soy una persona que piensa que todoen la vida tiene un ciclo y considero que -éste-   el  de  m i presencia en el Parlamento, debe concluir. La sincera evaluación que de mi propio trabajo y tiempo hago líneas arriba les    demuestra   que   yo misma he buscado aires distintos y espacios de más amplitud. No es malo confesar que estoy algo cansada y que supongo, también he cansado en algo. Para todos, tomar un respiro será muy bueno. Por lo demás, siento que señalar en la palabra y en la conducta que no me aferro a nada eternamente, constituye una señal de credibilidad, si algún día dijera: "sólo aspiro a gobernar una vez y nunca más". Pero amigos, el 9 de abril del año 2000 es indispensable votar por una alternativa al continuismo. La posición de mi Partido al tiempo de escribirse estas líneas no está definida. Lo más probable es que pepecistas integren alguna de las listas que se presentarán. Anuncio que, desde luego, votaré por dos de ellos y les pido que hagan lo mismo. El Perú está urgido de un cambio; una transición moderada es la verdadera estabilidad. El continuismo, por el contrario será factor de tensión adicional y fuente de inagotable conflicto. La decisión está en nuestras manos. ¡Que Dios nos ilumine!. Feliz Año 2000.

wpe4.jpg (11735 bytes)

 

Ir al Inicio

LEALTAD

Intervención en el
Congreso del PPC

Febrero de 1999

 

QUERIDOS AMIGOS:
Me he colado en este programa y Raúl ha tenido la gentileza de aceptarme. Sentí que esta noche era la ocasión de decir algunas cosas que hubiera querido transmitir hace algún tiempo. Hoy lo puedo hacer con la serenidad que da la distancia de los hechos.
Hace cinco años, en setiembre de 1994, el anterior Congreso Partidario al votar porque lleváramos un candidato propio para las elecciones presidenciales, lo hizo, confiándome una responsabilidad que más tarde se confirmó en las elecciones primarias.
Emprendí con ilusión esa candidatura, sabiendo que no sería triunfadora, pero imaginando que ella era el camino para preservar un espacio para el PPC, como exitosamente lo habíamos hecho en la campaña del Congreso Constituyente de 1992.
Pronto advertí que lo que tenía entre manos no era una candidatura, sino una caricatura. Fuimos varios los que evaluamos la conveniencia de la renuncia, pero es a mí a quien concierne la responsabilidad por las consecuencias de la decisión inicial (la postulación) y la posterior (la renuncia). El triunfo hubiera sido de todos, pero la derrota tiene una responsable y está al frente de ustedes.
Mi vida política me ha enseñado que la decencia de un representante consiste siempre en la capacidad de rendir cuentas. Y ante quienes me dieron un encargo, he de rendir una cuenta que no es beneficiosa, con algo de tristeza y con mucho de experiencia. A ustedes que me dieron su confianza, lamento no haberles entregado una victoria o si quiera un resultado decoroso. Sin ambajes he de reconocer que en 1995 lideré un fracaso y que he de cargar con él. Debo no obstante, dar gracias a Dios, pues a las muchas lecciones que la política ha dado en mi vida, se ha sumado esta hermosa que tiene que ver con la humildad de quien cree que en la vida sólo se lucha para ganar y de pronto, descubre, que también hay que saber perder.
Y con estas palabras, cierro emocionalmente una etapa no muy grata, con la fé y la esperanza que perseverando en el camino y aprendiendo las lecciones que al paso se viven, Dios me confiera una nueva oportunidad futura de conducirlos hacia la victoria.
Hablemos ahora, con alegría y con ilusión del presente y del futuro. Esta noche estamos aquí aquellos que algo tenemos de “trejos”. Dicen todos los analistas y estudiosos de nuestro tiempo, al que llaman “post moderno” , que ésta es la hora de la flexibilidad y de la adaptación. El rápido e indescriptible cambio del mundo de hoy, nos obliga en efecto, a poner en revisión conceptos de organización y a tener capacidad de adaptarse a requerimientos del cambio. Aunque espero que aprecien los méritos de la dieta que desde hace algunos meses he emprendido, reconozco que aún, no estoy con la mejor cintura. Criollamente habría que decir que éste es un tiempo, en el que hay que “tener cintura”.
¡ Bienvenida la cintura ! ¡Qué ingrediente más femenino para la política! . Pero por favor, que la flexibilidad y el cambio, no deje de lado algunos valores centrales. Esta noche, yo quiero rendir tributo a uno de ellos: la lealtad. Dice el Diccionario de la real Academia de la Lengua que la lealtad es “el cumplimiento de lo que exigen las leyes del honor y de la hombría de bien”. ¿Podremos aportarle a la política peruana, superando el actual pragmatismo amoral, una fuerte dosis de lealtad ?. Nuestra presencia esta noche es la fuerza de esa ratificación y créanme que siento que es motivo para sentirnos orgullosos. Soy pues de quienes piensa, que en medio de la vorágine del cambio, hay que mantener algunas variables conservadoras y mi terca apuesta es a la forja de una sociedad política de gente RESPONSABLE Y LEAL.
Pero estamos convocados para un reto adicional, cuyo protagonista central es Luis Bedoya Reyes. No estamos todos, pero habemos algunos, que por más de veinte años hemos oído decir a Bedoya que somos una colectividad unida en razón de sus ideas y capaz de trascender a quienes la forjaron. Me parece increíble que, sin haber cumplido aún cuarenta años , pueda referirme a algo que vengo oyendo por más de veinte, es decir, por más de la mitad de mi vida. En la campaña municipal de 1983, escuché de Güilo Mac Clauchan una frase que hasta hoy recuerdo. Para quienes no lo conocieron, Güilo, era un agricultor piurano, que transmitía una imagen cálida además de tener un espíritu bonachón. Con frecuencia, en Piura y en Lima lo veíamos con su sombrero de paja a la usanza piurana. Era un hombre muy querido en su tierra y su pueblo lo honrró haciéndolo Alcalde Provincial en 1989. Pues bien, dijo Guilo un día ante la pregunta de un periodista: “Mire usted, yo soy pepecista, pero soy sobre todo bedoyista.” Y, no voy a negar que en todos se esconde algo de ese sentimiento.
Sin embargo, es la hora del reto.....
¿Está nuestra generación en la capacidad de hacer el esfuerzo para que el PPC, sujeto a muchos cambios futuros y a decisiones que en el tiempo habremos de adoptar - sea un proyecto político estable que rompa el sino del caudillismo y los partidos personalistas?
¿Habremos de lograr, que éste sea un movimiento trascendente - en tiempos de agudizado personalismo e improvisación, donde los Piérola, Cáceres, Pardo han sido sustituídos por una amalgama de pequeñas vanidades personales, nacionales o locales y donde el oportunismo campea para encontrar un pequeño lugar para sí?
¿Habremos de aportar en América Latina caminos de reunificación y perspectivas de futuro, allí donde la constante ha sido la de la fragmentación partidaria, salvando las excepciones de Chile y Costa Rica, porque aún hoy esos males alcanzan al COPEI venezolano?
Esta noche ante ustedes, como mujer política formada en esta casa, como convencida democristiana y esencialmente como demócrata y como peruana, yo quiero decir.... que TENEMOS QUE CUMPLIR ESE RETO y que el paso que nos proponemos, es difícil, pero hemos de intentarlo.
Si lo hacemos, si somos capaces de pasar la posta de una a otra generación, si sustituímos la identificación personal por el liderazgo temporal definido de modo consensual o democrático, si finalmente, en el epílogo del siglo, institucionalizamos la política, habremos cumplido con nuestro deber cívico. Por eso quiero afirmar que respaldo con decisión el noble gesto del Dr. Bedoya de permitir un relevo en la conducción ejecutiva del Partido y que, expreso mi total adhesión a la postulación de Antero Flores Araoz a la Presidencia del partido y mi compromiso, como he dicho públicamente, de apoyar la gestión de la nueva conducción partidaria, desde la segunda fila, con más fuerza que lo que he procurado hacer cuando me ha tocado estar en la primera línea.
Pero no podría terminar estas palabras sin decirle algo tan brotado de mi corazón, como todo lo que he expresado esta noche, a Luis Bedoya Reyes. Llegué a esta casa, por el impacto que en mí hicieron mis maestros universitarios; porque, casi intuitivamente comprendí que el camino hacia el estatismo y colectivismo por el que la revolución militar nos había conducido no era mi visión de lo que aspiraba, formada en la libertad y en la responsabilidad desde mi hogar y la escuela; y, porque al leer sus discursos de Tacna y de Lima en 1997 enseñando a las fuerzas armadas que el valor no está en las botas ni en las bayonetas, sino en la correa del pantalón cuando éste está bien amarrado o en la evocación de Castilla, como soldado de la ley, ví en esa imagen, al líder en el que debía creer. Muchos han sido los privilegios que a lo largo de estos años, esta casa me ha dado. Soy fruto de ella y he de ser leal a ella. Pero, me toca también decirle que, el tiempo me ha permitido entablar una relación distinta con usted Dr. Bedoya. La de hoy no es ciertamente la mirada de quien contempla en el infinito la estrella que quisiera alcanzar. Es una relación más cercana, pero por eso más gratificante. Es a veces coincidente y a veces crítica. No se deslumbra, sino que se detiene a pensar y analizar . Pero sigue teniendo y seguirá siempre teniendo el inmenso afecto que nace de la admiración, pero sobretodo del respeto y de la gratitud. Ese afecto y mi conciencia me dicen que, una vez más con su gesto, dicta usted una lección.
Pongámonos pues de pie; miremos hacia adelante; tomemos fuerza y emprendamos el camino de nuestra recuperación. Que vuelva a oirse, desde los manglares tumbesinos hasta el altiplano puneño; desde la costa chalaca hasta la llanura amazónica; en la agitación citadina o en el silencio andino, el compromiso de quienes, pensando en nuestra patria repetimos aquella hermosa oración YO SOY PPC. Y al hacerlo, sepamos que servimos con lealtad a nuestra causa, pero por encima de ella, brindamos nuestro aporte a la democracia peruana que es una de las grandes causas del Perú.

Ir al Inicio

 

ENTREVISTA DE LA REVISTA IDEELE


LOURDES FLORES:

“LA LEALTAD ES UN VALOR
QUE NO SE DEBE PERDER EN LA
POSMODERNIDAD”

Inteligente, polémica y respetada, Lourdes Flores es una de las más destacadas dirigentes políticas de la nueva generación. En la entrevista que sigue opina sobre la política peruana y sus actores con la franqueza que la caracteriza. Sin duda, sus puntos de vista darán que hablar. (C.B.I.)

ideele

wpe6.jpg (246075 bytes)

 

Cuando falta algo más de un año para las elecciones, parece que la campaña ya hubiese empezado...
Asi es. Fujimori está en campaña, en su estilo tradicional de la obra pública, enfrentando en las coyunturas difíciles y usándolas a su favor.

De hecho, está avanzando de nuevo en las encuestas...
Fujimori es un presidente para la guerra: sabe moverse en circunstancias difíciles. Pero creo que es un mal presidente para la paz. El país no puede vivir en la zozobra permanente, en emergencias permanentes.

Sigamos en el panorama electoral...
De otro lado está el retorno de Alan García a la escena política para crear un espacio propio con miras al 2005; sin duda, un factor perturbador para la oposición. En tercer lugar, y lo que más me preocupa, está la proliferación de opciones individuales con ideas poco claras y con muy tibios o casi nulos esfuerzos por converger.

Más que una proliferación de candidaturas, parece el crecimiento incontrolado de un cáncer, ya que, como sabemos, a las múltiples que hay ya en escena se sumarían varias otras que se estarían preparando. Así las cosas, ¿qué posibilidades reales de concertación cree que existen?
Sólo si el realismo se impone y la gente es consciente de que no podemos ofrecerle al país este archipiélago; sólo si finalmente hay gestos de una menor soberbia individual y se da una renuncia para que alguien termine llevando la posta.
Confieso que estoy muy solitaria en esta tesis, pero creo que las primarias podrían ser un gran mecanismo para que todas las vanidades personales ocurran con una sola regla decente: yo respaldo al que gane.


Pero más alla de lo ideal, ¿son un mecanismo realista en este momento político?
He pensado bastante en este asunto. En mi concepto hay dos y hasta tres caminos para buscar la confluencia. Un mecanismo democrático, que es lo que a mí me gusta. Uno segundo, un método tecnocrático: hagamos una gran encuesta y que ésta defina quién tiene más fuerza. La tercera, que me parece una opción muy poco democrática, que la decisión sea tomada por una cúpula de cinco o seis personas que asuman la calidad de representantes de los tres o cuatro movimientos con más o menos fuerza y con inscripción en el Jurado Nacional de Elecciones.

¿Cree que en alguno de esos mecanismos participaría Andrade?
Lo veo difícil; y, aparentemente, es quién mas fuerza tiene. Quizá aspirar a una sola candidatura sea difícil, pero si de catorce pasáramos a dos o tres, ya le estaríamos ofreciendo al país una cosa sensata. Uno de esos dos o tres sería probablemente quien pase a la segunda vuelta con Fujimori, y creo que de uno de esos dos o tres sería el próximo Presidente de la República.

Hay un problema adicional: ¿qué pasa si en las primarias gana alguién que no tiene inscripción electoral?
Es cierto que hay varias cosas por resolver. Lo primero es que para que esto tome cuerpo, las primarias tendrían que ser un instrumento al que adhieran otros; soy consciente de que el día de hoy se ve como un mecanismo de selección de un pequeño núcleo, como el escenario de donde saldrá el cuarto o quinto candidato.
He conversado mucho con quienes ahora están en la conducción del proceso en el Foro Democrático, y son conscientes de que ese no es el sentido de esta elección.
Consideraría que la elección tomaría cuerpo si alguien como Castañeda decidiera entrar, o si el propio Andrade optar por participar. Es más: si yo fuera Castañeda no le haría desdén a esto, porque creo que podría ser una vía para, efectivamente, converger en torno de él. Es más difícil que Andrade lo haga: tiene más dificultades, tiene más que exponer, puede perder más.


Quizá el temor legítimo de Andrade y Castañeda es que no necesariamente quienes quieren que ellos sean presidentes participarían de una primaria, y que quien va a ir a votar es el más militante; que, por tanto, pueden perder una elección en el microclima de las primarias, que ganarían en la cancha grande...
He escuchado ese argumento y también otros que aluden a los riesgos de infiltración y manipulación. Nosotros en el PPC tuvimos, en el año 95, una miniexperiencia de elecciones primarias, muy interesantes. Muy informales, muy poco estructuradas, pero rompieron el tabú de que la gente no participa.
En la medida en que la elección se convierte en atractiva, en que sea una novedad, que esté en el centro del debate, la elección puede tomar cuerpo. Y ya no estás hablando de 20 mil personas, sino de un millón de personas o de por lo menos 200 o 300 mil; en ese caso el riesgo de manipulación me parece menor.
Otro tema por resolver es el de la inscripción. Allí sólo habría un camino: que las fuerzas políticas inscritas decidan apoyar este esfuerzo brindando su inscripción y reservándose su propia inscripción para la lista parlamentaria. Una idea que por cierto Luis Bedoya le planteó a Pérez de Cuellar en el año 95: un candidato común y diversidad de fuerzas parlamentarias. Puede ser una combinación interesante.


¿Alan García debe o puede participar de esos mecanismos de concertación?
No: con Alan García no voy ni a misa, ni a la esquina. En eso soy bien tajante.


Y recuerden que la mía no es una vocación excluyente. He dedicado mucho a un esfuerzo plural en el que he creído de verdad y en el que estuvo el APRA (con dificultades, pero estuvo). Y conste que por ello he recibido las mayores reticencias por conciliar con “el otro lado”; algo con lo que mi electorado, mi universo político y mi organización política no coincidían.
Ahora, cuando digo lo de García, la gente del APRA- y el propio Mauricio Mulder- me grita y me insulta; y con toda razón. Lo siento, pero creo que Alan García es un factor de perturbación, y que el APRA nos está haciendo un presente griego, uno que no tenía derecho de hacernos. Están jugando su propio juego.
Muy bien: si ellos consideran que sólo tienen futuro a partir de García, que lo jueguen; pero creo que la gente decente no nos podemos juntar con Alan García como si nada hubiera pasado.


¿Pareciera entonces más o menos claro que el APRA va a ser una opción diferente?
Sí, y van a jugar su espacio político. Alguna vez he dicho, medio en broma, aunque ahora lo diga públicamente, que el candidato de Alan García es Fujimori; estoy segura de eso. El juego de Alan García es que vuelva a ganar Fujimori, y consolidarse luego él en un espacio nítidamente alternativo para el 2005.
En ese sentido, hay mutuas conveniencias con el Gobierno. Para mí, el juego de Fujimori y Alan García es un juego amoral por ambos lados.


¿Cree que haya un pacto entre el Gobierno y el APRA, o que ya haya habido conversaciones en ese sentido?
Hoy hay una conveniencia política muy nítida. No encuentro ninguna razón para no pensar que mañana puede haber un entendimiento. A ambos les interesa la impunidad y ambos han demostrado que cuando se trata de pactos la ética no interesa mucho. Creo que en el juego permanente de Montesinos, un pacto de esa naturaleza no le hace la menor yaya; por lo demás, hay antecedentes, ya que de alguna manera la del 90-92 fue una convivencia entre el APRA y Fujimori.

Pasando a otro tema: ¿está segura de que Fujimori se va a presentar? De repente todavía está evaluando su candidatura...
Ha hecho y sigue haciendo todo para eso. No partiría de ningún análisis que piense lo contrario. Parto de que va a ir. Si en el camino nos da la alegría de no ir, pues en buena hora.

Cambiaría totalmente el; escenario...
Totalmente. El fujimorismo sin Fujimori no constituye ninguna opción cierta. Ni siquiera pasarían a la segunda vuelta; sacarían un máximo de 20%

Usted está segura de que Fujimori se va a presentar, pero los números no dan para ganar..
No dan.

Tampoco pareciera que va a haber un milagro económico a partir del cual se produzca una nueva pasión del electorado; y todos sabemos que despertar pasión por segunda vez es más difícil. Tendría que ser a la mala. ¿No cree que eso podría generar un nuevo quiebre institucional en el país?
La inestabilidad que generaría un nuevo triunfo de Fujimori y la reacción que traería serían muy peligrosas. Habría otra vez tensiones y reacomodos en las Fuerzas Armadas. Creo que sería un escenario nada deseable para el país.
Evidentemente, los fujimoristas apuestan a que, si bien habría escándalo, podrían volver a jugar la carta económica: creen que si logran que la situación económica mejore en esos cinco años, la gente va a estar otra vez contenta. La apuesta de ellos es que al final el bolsillo es el órgano más sensible del cuerpo humano.
Aun así, siento que es muy difícil que Fujimori gane en una segunda vuelta; de ahí que no descartemos otra opción: que estén barajando otro cambio constitucional para eliminar la segunda vuelta.


¡Sería gravísimo! ¿Hay algún indicio de eso en el Congreso?
No, todavía. Sin embargo, no han cesado en sus aproximaciones para buscar ochenta votos; están en permanente diálogo para ver a quién atraen, a quién buscan.

Pero eso estaría más bien vinculado a la posibilidad de recomponer el Tribunal Constitucional y solucionar la crisis con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Coincido, pero sería un primer paso que les haría pensar: “bueno, si ya lo logramos para esto, por qué no también para lo otro”.

Es cierto que ya han hecho cosas peores y sin pestañear...
¡ No lo sabré yo! Me imagino que todos esos elementos están siendo analizados por ellos, y medirán cómo le va en este primer semestre a Fujimori.

Pasando a otro tema: usted había manifestado expresamente su vocación presidencial, y de un momento a otro, aun teniendo una cierta presencia en las encuestas, decide declinar. ¿Por qué?.
Por varias razones. Primero, porque me parece que después de un año y medio de estar permanentemente en las encuestas con 4 o 5%, por cierto halagueño, me doy cuenta de que no me puedo convertir en alguién que crezca al 20% y a partir de allí sentirme con legítimo derecho de encabezar la oposición.
La segunda razón tiene que ver con la opción en la que yo creo, que es la de tratar de unir esfuerzos de gente ideológicamente distinta, no goza de simpatía en mi propio sector político. No estoy dispuesta a romper con mi casa política, con aquello en lo que me he formado y que no me acompañaría, por ejemplo, en una aventura de ir a las primarias.
De ahí que he decidido que tengo que hacer un esfuerzo de coherencia, de perseverancia, porque finalmente la política peruana tiene que nutrirse de partidos políticos. Sé que mi casa política tiene que renovarse, pero no quiero romper con aquello en lo que me he hecho y que a mí me ha dado oportunidades.
En tercer lugar, y quizá algo que probablemente nadie valore, quise hacer un gesto que, si otros siguieran, permitiría ir limpiando un poco el bosque.


¿Qué es lo que la ata al PPC? Más bien manifiesta diferencias de apreciación en algunos temas.
Me ata mi formación socialcristiana. Creo en el pensamiento que el PPC encarna. Creo que es un partido que tiene un mensaje para el Perú de los próximos años. Estoy comprometida ahora en el trabajo internacional de la democracia cristiana, porque creo que el pensamiento socialcristiano tiene algo que aportar al siglo XXI. Y, finalmente, me ata la necesidad de demostrar que la lealtad es un valor que no se debe perder en la postmodernidad.
He sido muy crítica de todos aquellos que se quitan la camiseta porque no les resulta cómoda, y no quiero, de modo alguno, caer en eso; creo que en los momentos difíciles hay que ser leales.


Si bien no es exclusivo de su partido, llama la atención del PPC la cantidad de líderes políticos que han generado y la cantidad que han salido con pocos recuerdos de esa experiencia.
He tenido muchas veces diálogos tensos y polémicos con Luis Bedoya sobre ese tema, porque le he oído exhibir con orgullo ser una suerte de Centro Iqueño de la política peruana, un semillero. No siente ningún reparo frente a lo ocurrido: se ve como el formador, el maestro. Le he dicho, con respeto y cariño, que si yo estuviera en su lugar me preguntaría en qué fallé; porque si hay algo de lo que nosotros nos jactamos es de haber preparado gente, y yo doy fe de que así es.
Creo que en lo que no hemos acertado es en formar gente con valores. Detrás de todos estos acomodos se ha demostrado que había poca consistencia ética, poco compromiso; la gente finalmente ha optado por “a” o por “b” por conveniencia.
Le digo con absoluta sinceridad que yo me enfrenté mucho a Tito Borea en la etapa previa al CCD, cuando debatimos si participar o no. Pero entre su renuncia y la de Andrade, quizá la de Borea haya sido más aparatosa, más escandalosa, mientras la otra fue más diplomática. Pero una tiene sustento; la otra se basa en el puro pragmatismo político exacerbado.


¿Por qué cree que esto les ocurre de manera tan reiterada?
El problema es que a veces hemos captado gente de éxito personal que no logra comprometer ese éxito en un proyecto colectivo; así, en cuanto encuentran una opción para que ese éxito personal, muy merecido y muy justo, no se ensombrezca, quitan el cuerpo. Eso no me gusta, no me parece bien.

¿Aun así el PPC tiene futuro?
Pienso que sí. Primero porque, mal que bien, somos una institución pequeña, pero de gente que puede siempre aportar y que puede ser parte de equipos de gobierno; nuestro drama es cómo ser capaces de convertirnos en una fuerza que reúna masivamente a un sector más grande de la población.

¿Van a buscar la forma de estar presentes en el Congreso?
Sí, y por lo menos yo no había nunca oído una voz distinta hasta unas declaraciones de nuestro flamante vicepresidente, Alex Kouri, quien creo que va a jugar un poco de insider y outsider a la vez.

Bueno, eso es algo que ya ha venido haciendo antes...
Lo problemático es que ahora lo haga con un cargo partidario. Pero, en fín, son personalidades con las que hay que navegar hoy día. Es muy valioso, y perderlo hubiera sido una locura. Hay que acogerlo y darle todo el campo que quiera tener, porque se lo merece.

-¿Pero van o no al Congreso?
La directiva que ha asumido debe lograr nuestra inscripción. Creo que el partido debe tener presencia en el Congreso.

¿Y candidato a la presidencia?
No veo que el partido pueda tener un candidato presidencial. Creo que va a haber un debate interno en el que mi posición será a favor de lograr y apoyar a un candidato de convergencia. Otro sector del partido, presumo, querrá apoyar a Andrade. Y no dudo de que puedan haber líneas políticas en el partido que quieran colocarse un poco en el medio entre el gobierno y la oposición.

Distingue entre apoyar a Andrade y colocarse al medio, entre el Gobierno y la oposición...
No, no, no; estoy de acuerdo, sería más o menos lo mismo.

¿Va a lanzarse al Congreso en esta oportunidad?
No. Esa es un decisión ya tomada.

¿No es muy riesgoso para un político dejar de estar en el Congreso?
Es una experiencia nueva que habrá que vivir. Mi apuesta es porque la gente no me mire por el “carguito”, que me vea como alguien que piensa y tiene algo que decir. Además, he estado en la vorágine todos los días. Paso revista de lo que ha ocurrido en los últimos diez años y no hay pleito grande en el que no haya estado. Creo que conviene tomar una cierta distancia.

¿No será un retiro de la política?
De modo alguno. La política ya es parte de mi vida, y no la puedo dejar. Pero si pienso que lo parlamentario es una etapa cumplida.

¿Influye en su decisión la experiencia de este Congreso?
Me sería fácil decir que ha sido muy frustrante, muy agotador. Pero si bien eso puede ser verdad, no ha dejado de ser interesante. Pero claro: este Congreso ha sido un desastre, ha sido muy malo como institución.

¿No cree que fue un error que ustedes permanecieran en el Congreso después de lo ocurrido en el tema del referéndum o de otros crímenes legislativos de ese tipo? Algunos hemos sentido que cuando las otras instituciones habían sido avasalladas, la presencia de la oposición en el Congreso daba una impresión equivocada de lo que realmente ocurría en el Perú.
Te contesto con absoluta honestidad. Es mucho más cómodo hacer política, que es lo que a uno le gusta, si tienes una remuneración mensual que te asegura tranquilidad a fin de mes; y todos los que no somos millonarios necesitamos vivir de un trabajo.
Eso puede influir, pero en un análisis puramente político lo que habría que medir era el efecto. Si un sector, un grupo de la oposición, se retiraba, ¿lograba deslegitimar el proceso político de un modo tan evidente que esto produjera una crisis y como consecuencia un duro golpe al régimen autoritario?
Creo que el efecto hubiera sido diferente. Lo que hubiera pasado, en términos prácticos, es que esos asientos se hubieran llenado tan rápido como se llenaron los asientos del Consejo de la Magistratura.


Pero hubiera sido un gesto...
Sí, y de un valor ético incuestionable, pero no creo que hubiera tenido consecuencias políticas reales, ni internas ni externas.

ideele

 

 

Ir al Inicio

  INTERVENCIONES

Intervención en el Debate sobre
el Levantamiento de
Inmunidad a Congresistas

SEGUNDA LEGISLATURA ORDINARIA DE 1998
13a SESION
20 de mayo de 1999

 

El señor PRESIDENTE.- Tiene la palabra la doctora Lourdes Flores.
La señorita FLORES NANO (PPC).- Señor Presidente. En esta materia quisiera que hablara por mí inicialmente Víctor Andrés Belaunde. En 1931, en un debate constitucional sobre la materia dijo:
“Aquí no se trata de personas, sino de principios, y voy a exponer, señores representantes, el principio de la inviolabilidad parlamentaria.
La inviolabilidad parlamentaria no es un privilegio personal, la inviolabilidad parlamentaria es la esencia de la personalidad del Parlamento.”
Citando a Duguit agregó: “ La inviolabilidad lo mismo que la responsabilidad no se establecen ciertamente en interés del diputado que de ella se aprovecha, sino en interés del Parlamento, o sea de la misma soberanía nacional que el Parlamento mismo está representando”.
Y de eso se trata, señor Presidente. El debate de hoy y la decisión que se ha tomado -en mi concepto- constituyen mecanismos que atentan contra el principio de la inviolabilidad parlamentaria que es su deber, señor Presidente; su deber hacer respetar. Y usted, con el comportamiento de esta semana, no ha sacado la cara por el Parlamento, ni ha defendido el principio de la inviolabilidad parlamentaria que en estos casos, por fortuna, era muy fácil de defender.
No es posible, señor Presidente, que en casos como los de los congresistas Olivera y Mohme, el Presidente del Congreso no pueda revisar unos cuantos papeles para darse cuenta con toda nitidez que lo que está en juego es la función fiscalizadora de un parlamento, no. Si permitimos, señor Presidente, que por cada tarea fiscalizadora que un parlamentario lleve adelante se abran procesos civiles o penales en los cuales ese parlamentario sea sujeto a un procesamiento judicial, se ha cercenado dicha función. Si de eso no se puede dar cuenta el señor Presidente del Congreso, señor ¿quién defiende al Parlamento?
No es posible, señor Presidente, que no se pueda tener claro que en el caso del congresista Gamarra hay hasta dos resoluciones de archivamiento, y lo que viene a consideración del parlamento es una tercera resolución que cuatro años después revive procesos fenecidos.
No es posible, señor Presidente, que en el caso del congresista Samalvides no se tenga en cuenta lo que acaba de señalar, y es que no hay un pedido expreso.
O que no se tenga presente, en el caso de otros señores congresistas que la causa está prescrita.
Señor Presidente, como bien se ha dicho por muchos colegas, usted no es una mesa de partes ni puede el Consejo Directivo soplar la pluma a una comisión como si nada hubiera pasado. Su deber, señor Presidente (y a eso es a lo que le emplazo, a que asuma usted como Presidente su deber) su deber era mandar al Archivo estos temas, y hacerlo con firmeza, y hacerlo con mucha claridad. ¿Por qué quién defiende al Parlamento, señor, sino quien es su cabeza?
Y quiero decirle, señor Presidente, que usted ha actuado muy mal. Es absolutamente censurable su conducta, no sólo por haber sacado sorpresivamente y bajo la manga una causa sin haber tomado siquiera la precaución que había que tomar de revisar los propios expedientes para darse cuenta de qué se trataba, sino por soplarle la pluma a la Comisión de Constitución. Esa no es su función, señor Presidente; es al Consejo Directivo y en particular a la Presidencia a quien le corresponde tomar la única actitud que aquí corresponde: Firmar un oficio y devolver a la Corte Suprema esos expedientes dando muy poderosas razones en cada una de esas causas por las cuales el Parlamento nacional defiende a sus parlamentarios y lo hace bien.
Yo formulo, señor Presidente, entonces una reconsideración, el tema no tiene que pasar a ninguna comisión. Es usted,señor Presidente, el que tiene que asumir la responsabilidad y devolverle a la Corte Suprema estos expedientes. Porque aquí no cabe ningún procesamiento, porque está muy claro del propio tenor de los documentos, que se trata de una maniobra política que no sé por qué razones quedó aquí congelada en el Parlamento y que súbitamente reaparece en un momento ciertamente crítico.
Mi intervención, señor Presidente, es para dejar constancia en primer lugar que aquí hay un problema de principios y que el Presidente del Congreso no ha defendido la inviolabilidad parlamentaria.
En segundo lugar, para pedirle al Presidente del Congreso que baje al llano y que explique por qué ha actuado así.
En tercer lugar, señor Presidente, para pedir que se reconsidere la decisión de llevar al tema a la Comisión de Constitución y que la Presidencia asuma la decisión en la materia y devuelva la causa a la Corte Suprema.
Y en cuarto lugar, señor, para emplazarlo políticamente; si usted no quiere defender la inmunidad parlamentaria sobra donde está; ¡ RENUNCIE Y DEJE EL CARGO !

Ir al Inicio

 

ENTREVISTA DE LA REVISTA COSAS

Febrero '99

Lourdes Flores

Congresista del PPC

wpe7.jpg (78152 bytes)

Tras recabar aplausos en los predios opositores por su defensa del cancelado referéndum y pifias por su apoyo a los términos del acuerdo de paz con Ecuador, Lourdes Flores anuncia su decisión de no postular en el 2000 a ningún cargo público, presidencial ni parlamentario. Ella sale y entra Alan García, a quién combatió años atrás. Aunque no se trata de un relevo directo ni ambos juegan en la misma escuadra, el tema le preocupa.

COSAS

 

-¿Sigue decidida a ser candidata a la Presidencia en el 2000?
-No, ya no.

-¿Ya desistió?
-Así es.

-¿Por qué?
- Es una opción con pocas posibilidades y tengo además la experiencia aleccionadora de 1995. Ahora tengo la obligación de mirar las cosas con prudencia.

- Entonces, regresará al Congreso...
- Al Congreso no voy a ir. Y esa sí es una decisión más clara.

- ¿Y qué va a hacer del 2000 en adelante? ¿Se retira de la Política?
- No, eso de ninguna manera. Por lo pronto, tengo responsabilidades internacionales en la democracia cristiana, que son para mí un nuevo reto y una nueva tarea. Pero además, en el próximo quinquenio quiero hacer un esfuerzo por rearmar mi partido político, por hacer un partido remozado, con nuevas ideas, con cambios...

- Resucitar el PPC...
- Quizás refortalecer el pensamiento socialcristiano a partir del PPC.

- Le gustan las causas perdidas...
- No, no, yo no creo eso. Yo creo que hay un espacio grande para el pensamiento socialcristiano y, sobre todo, para dos valores de la posmodernidad, aunque todo parezca indicar que no lo son: la lealtad y la perseverancia.

- Aunque algunos podrían pensar que las suyas no son lealtades, sino ataduras...
- Bueno, desde luego que la lealtad y la consecuencia son ataduras. Pero son ataduras morales que a mí me enaltecen.

-¿ Y cuál es el futuro de la oposición de aquí al 2000? ¿Tiene futuro o no?
- Es un porvenir difícil, pero yo sí creo que lo tiene. Para comenzar, hay un desgaste del régimen y la búsqueda de una alternativa...

- Pero quienes capitalizan ese desgaste, Andrade y Castañeda, no tienen nada que ver con la oposición donde uste se ubica, ni les interesa aproximarse a ella...
- Es cierto y eventualmente podría ser que así termine siendo. Ahora veo muy difícil esa conjunción de esfuerzos que antes imaginaba.

- ¿Ya no cree posible una candidatura única de oposición?
- Creo que va a ser muy complicado. El escenario de los primeros meses de este año me hace ver las dificultades mayores que existen para lograr una candidatura unitaria.

- Doctora Flores, ¿no será que usted está haciendo un retiro estratégico para no perjudicar su carrera política?
- No, no, estoy haciendo un balance a mis 40 años de vida...

- ¿No será que piensa regresar en el 2005 sin el defecto de haberse involucrado en un proyecto que, tal cual se ve ahora, no tiene futuro?
- No, aunque no negaré que estoy haciendo un balance...

- Hay cálculo personal, entonces...
- No. O, por lo menos, no en el sentido de su pregunta. No es que esté detrás de un cálculo egoísta para ver qué me favorece y qué no.

- Pero, ¿qué la favorece más: irse o quedarse?
- Bueno, es la primera persona que me lo hace ver en esos términos. Quienes me escuchan decir esto con la franqueza con la que lo suelo decir, me hacen ver que retirarse es una locura. Y no, yo creo que hay un momento para todo en la vida. Por ejemplo, hablando del tema parlamentario: yo creo que he cumplido diez años maravillosos de mi vida; pero si tengo que hacer un balance, diría que ya no puedo seguir cinco años más en el Parlamento para hacer más o menos lo mismo. Siento que sería demasiado repetitivo y que ya no aportaría la frescura que aporté al comenzar esta década. Pero de ninguna manera salgo de la política, porque es parte de mi vida, es mi pasión. Pero creo que si quiero ser leal, como deseo ser, debo reconocer que quizás he puesto demasiado empeño en lo externo y me he olvidado de fortalecer esta opción socialcristiana en la que creo. Entonces, hay que revisar las cosas que se han hecho durante este tiempo, sentirse muy tranquila y mirar con ilusión cinco o diez años adelante. Gracias a Dios, tengo los años para poder hacerlo.

- ¿Y con cuánta ilusión ve el hecho de que Alan García pueda estar en el Congreso del 2000 enarbolando las mismas banderas opositoras que usted enarbola?
- Eso me preocupa mucho. Pero no tanto que pretenda ser un líder de oposición, sino algo que hemos insinuado algunos sin tener demasiados elementos sobre la mesa...

- ¿El pacto entre el gobierno y el Apra?
- Sí, es un tema que me preocupa y veo venir.

- Pero lo han negado las principales figuras el gobierno...
- Bueno, vamos a ver, ojalá que esté equivocada.

- Pero lo que sí hay, y en eso no interviene el gobierno, es una corriente -algunos de cuyos representantes están en el Foro Democrático- que ha apoyado la candidatura de García al Congreso. La pregunta es:¿ésa es la oposición en la que cree Lourdes Flores, ésa es la que nos gobernaría cinco años en reemplazo de Fujimori?
-No, Dios nos libre. Y por eso mismo mi tesis era que debíamos señalar posiciones muy claras y radicales quienes no teníamos la carga negativa de alguien como García. Y ése fue el valor de un esfuerzo plural: ponernos por delante, dar la cara a aquellos que nos podían cuestionar por estar al lado de los que discrepábamos ideológicamente, pero espero que no por nuestra ética ni por nuestra sinceridad al apoyar una tesis democrática que dé salida a este régimen autoritario. Pero tal como están las cosas, el radicalismo de García, con toda la inmoralidad que trae consigo, va a tener un espacio político. Pero mi preocupación es que además se convierta en un contubernio con el fujimorismo.

-¿Usted cree que no va a ser de oposición a Fujimori?
- Vamos a ver cómo llegan las cosas en el 2000. en qué cosas hay oposición, en qué hay oposición convenida y en qué hay concierto. No nos olvidemos que de 1990 a 1991 hubo una alianza Cambio 90-Apra sumamente fuerte.

-Bueno, hubo deudas por pagar. Pero ya se pagaron ¿no?
-¿Está seguro? Yo no lo sé. No sé si el tema de la impunidad sea una concesión recíproca sobre cuya base se pueda convivir.

- Al margen de eso, ¿la candidatura de García favorece más a Fujimori que a la oposición?
-Sí, va a perturbar la oposición. Pero además, uno puede pensar en el maquiavelismo típico de Montesinos: una detención de García por setenta y dos horas sería un gesto de García frente al aprismo y a la vez un gesto de fortaleza para el gobierno. Es curioso -y eso es también parte del maquiavelismo que yo intuyo- que se pueda estar pensando en un entendimiento a partir de marcar distancias. Es decir, ése es el opositor que necesito para crear pavor en la gente. Es un juego de conveniencias mutuas.

- Ahora, ustedes han denunciado ese maquiavelismo muchas veces y por muchas razones. Sin embargo, siempre les sacan un conejo de la chistera, los sorprenden y se les adelantan. La oposición anda muy a la zaga, ¿no?
-Bueno, yo tengo que reconocer, como parte de este balance que estoy haciendo, que entre las cosas de las que carecemos está la cundería que sobra al frente. Nosotros tenemos una forma distinta de ser. Es decir, alguien como Andrade le juega mucho más en su terreno a Fujimori que nosotros. Tiene pues esa cundería criolla, tiene sus gracias que a la gente le gusta. Castañeda cautiva por el silencio. Entonces, claro, la percepción del electorado peruano también es muy especial. Y yo lo respeto, tanto que acepto que por ahora no tengo opción.

-Reconoce sus limitaciones...
-Reconozco las limitaciones de mi propia forma de ser.

-¿También las de la oposición, en general?
-Creo que sería demasiado generalizar que toda la oposición las tiene.

-Pero ¿cuál es la conducta opositora que ha tenido éxito en estos años? Dígame usted...
-No, créame que esa generalización no sería buena. Yo creo que ha habido momentos en que la oposición ha cumplido un papel descollante y ha logrado generar en la opinión pública reacciones, que si no hubiera sido por esta oposición, no se hubieran logrado. Es decir, hoy día que Fujimori está desgastado. Hay un hastió que hemos logrado que la gente tenga y sienta con una perseverancia que también tiene que reconocerse. El esfuerzo que se ha desplegado en el Parlamento es agotador y yo sí creo que ha sido exitoso. Creo que hay causas que no hubieran sido posibles sin el esfuerzo que hemos hecho.

-Pero admite que es una suma insuficiente...
-Es un poco peor que eso. Es el “nadie sabe para quien trabaja”. Es cierto que quienes hemos estado en la primera fila desgastándonos, y satisfechos de esa tarea, no necesariamente vamos a capitalizar. La percepción que tiene el ciudadano de quienes hemos dado la batalla opositora no creo que sea mala; pero a la hora de ver quién lo gobierna, ya no piensa en nosotros. Pero yo creo que cuando se analice con perspectiva la década del 90...

-Habría un lugarcito para ustedes...
-No un lugarcito, un lugar. Por lo menos el capítulo se llamará “Los empeñosos”.

-¿y cómo registrará la historia a Andrade y Castañeda?, ¿como los exitosos?
-Bueno, da la impresión de que algo de esa característica va a tener quien gane. Pero creo que se recordará que en el Perú las características de los presidentes han sido la sorpresa, el silencio y el enigma. Entonces, creo que Andrade y Castañeda juegan en ese escenario.

-Son un enigma para usted...
-Claro que sí. Pero como es una cosa incierta, es previsible que el proyecto cívico militar, el Plan Verde de veinte años, pudiera encontrar relevos en interlocutores de esa naturaleza. O sea, una transición más o menos interesante para ellos, que le dé continuidad al plan y les guarde las espaldas. Ahora, yo soy consciente de que si hubiera un gobierno claramente opositor, también se deberían hacer transacciones. Pero desde luego, creo que hay algunas cuentas muy claras por definir y algunas salidas inevitables, como la de Montesinos.

-¿Y Fujimori? ¿Cuál debería ser para usted la relación de un gobierno opositor con Fujimori?
-Puente de plata. Lo que significa, por ejemplo, no tomar cuentas por el 5 de abril.

-¿Hay agradecimientos que hacer a Fujimori?
-Si Fujimori tuviera la hidalguía de no postular, hay tres cosas que harían que su gobierno tuviera hechos positivos para exhibir: la derrota de la inflación, la del terrorismo y el acuerdo de paz. En consecuencia, creo que es un gobernante que podría irse con la frente muy en alto. Hay momentos en la vida en que uno puede decir que ha cumplido un ciclo y que es hora de cerrarlo; pero yo no le reconozco a Fujimori la talla necesaria para hacerlo. A Fujimori le gusta el poder y la cosa menuda. Es un hombre que se crece en circunstancias difíciles. Es un excelente presidente para la guerra pero pésimo para la paz. Si fuera el muchacho del barrio, sería el camorrero, el buscapleitos. Por eso, cuando se le presenta una situación difícil, tiene una frialdad que impresiona. Pero ahora el país necesita un estadista.

-¿Ese estadista podría ser Andrade o Castañeda?
-Andrade no me gusta; Castañeda me gusta más. Pero ambos son mejores administradores que estadistas. El otro día en un almuerzo yo hice una pregunta que refleja mi punto de vista, y lo voy a decir con franqueza para que los lectores de “Cosas” se espanten: ¿Si postulara Fujimori y el heladero- por el heladero entiendo a una persona que pasa por la esquina y dice que quiere ser Presidente por quién votaría? Yo dije el heladero, y me acompañaban diez de treinta personas. Ese es mi punto de vista. Yo creo que en este momento, salvo García, cualquiera es mejor.

COSAS

Ir al Inicio

 

COMENTARIOS

wpe2.jpg (15136 bytes) El Retiro de la
Competencia
Contenciosa de
la Corte
Interamericana
de Derechos
Humanos
RESOLUCION: En su reunión del Viernes, la Corte de la OEA acordó continuar viendo los casos peruanos pendientes.

Como se podrá apreciar de mi intervención en el Pleno expresé mi rotunda oposición a dicho retiro. En mi concepto, el caso de los terroristas chilenos podía ser perfectamente abordado, con celeridad e igual firmeza. Desde luego, la iniciación de un nuevo proceso no hubiera significado la excarcelación (libertad), pues la orden de detención al iniciarse el nuevo juicio hubiera sido simultánea. Por lo demás, con una buena campaña, el Perú hubiera podido ratificar su firmeza en la lucha antisubversiva y su consideración respecto de la excepcionalidad de algunas normas procesales. En su voto singular el Juez Peruano Fernando Vidal, deja constancia como un Decreto Ley dictado entre el 5 de abril de 1992 y la instalación del CCD permitía imponer cadena perpetua en los casos de terrorismo agravado , norma excepcional que pudo aplicarse al caso. En resumen, estimo que el gobierno utilizó interesadamente el caso y cosechó en el desconcierto, apoyo , sustentado en una supuesta actitud firme y de defensa a los intereses generales. La verdad estaba por otro lado, y la respuesta pudo haber sido de igual y hasta mayor estabilidad.

Pero, la cerrazón llevó al gobierno a romper con la Corte de Costa Rica. Se mataba así "varios pájaros de un tiro". Por un lado, no se cumplía la sentencia de los terroristas chilenos; por otro, no se vería forzado a aceptar las sentencias de casos como el de Ivcher o el del Tribunal Constitucional.

Nuestra posición en el debate fue muy clara : la que se está haciendo NO SERA ACEPTADO POR LA CORTE. Esta continuará conociendo los casos. Meses después nuestra tesis jurídica ha sido plenamente respaldada con la sentencia de la Corte en el caso del Tribunal Constitucional que reproducimos en su parte inicial y resolutiva.

Esperamos ahora la sentencia y lucharemos por su cumplimiento. Estoy convencida que, a la larga, la justicia se impondrá. 

 

 

Ir al Inicio

ARTICULO PERIODISTICO EL COMERCIO

Domingo, 13 de Junio de 1999

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Una causa de principios

Por. Lourdes Flores Nano

wpe1.jpg (149526 bytes) El Comercio

Hace dos años, la mayoría parlamentaria decidió en un acto arbitrario e inconstitucional la destitución de los magistrados Manuel Aguirre Roca, Guillermo Rey Terry y Delia Revoredo de Mur. Muchas fueron las voces de protesta que entonces se alzaron, muchas las municipalidades distritales y provinciales y las facultades de Derecho que en todo el país brindaron a los magistrados su apoyo y su pública reinvindicación. Nada resultó por entonces más emotivo que el despertar de una juventud universitaria que por calles y plazas del Perú expresó su indignación, demostrando que su fuerza está precisamente en el vigor de sus principios.
Un grupo de parlamentarios de la oposición decidimos emprender la defensa de esos mismos principios e invocando la flagrante violación del debido proceso que había conducido a la destitución, recurrimos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Dieciocho meses después de la recepción de la denuncia, la comisión emitió un informe basado en el artículo 50 de la Convención. Su contenido y razonamientos son impecables jurídica y éticamente. La obligación de reserva nos impide desarrollar las tesis brillantemente expuestas. La recomendación en sí, quedó en evidencia con la intervención pública del entonces ministro de Justicia, doctor Alfredo Quispe Correa y es hoy un secreto a voces: la Comisión recomendó al Gobierno Peruano restituir a los magistrados del Tribunal Constitucional.
Conocido el contenido de la recomendación, el Gobierno pidió un plazo inicial para su evaluación y a su vencimiento una prórroga. La Comisión Interamericana demostrando su principal función como órgano de promoción de los derechos humanos en el continente procuró desde el inicio el cumplimiento de su recomendación por una vía no coercitiva. Vale la pena destacar esta intervención, pues pone en evidencia que, en la reparación de hechos lesivos a los derechos fundamentales, le es ofrecido al Estado Peruano oportunidad y tiempo para la correción del agravio.
Siempre por solicitud de la Comisión Interamericana, los peticionarios -nombre que procesalmente se confiere a los denunciantes- fuimos invitados a dialogar con los representantes del Gobierno.
A lo largo de esta etapa, con justificada razón, muchos se han preguntado ¿qué es lo negociable en este tema? Nosotros mismos nos hemos formulado en más de una ocasión dicha pregunta.
La hemos respondido precisando que fruto del diálogo podía buscarse persuadir al Gobierno para el cabal cumplimiento de la recomendación, evitando al país el costo de un nuevo proceso ante la Corte de San José y una ulterior condena. Aunque para nosotros, el caso de flagrante violación de derechos, una salida política, vale decir, una nueva decisión congresal podría ser el camino de reparación. En síntesis, el diálogo y el acuerdo entre peruanos podrían evitar la sanción nacida de un fallo, a cuya competencia soberanamente el Perú se ha sometido.
En el curso de las conversaciones, las partes formulamos diversas alternativas que buscaron resolver el objetivo central de la recomendación: la restitución de los magistrados, y procurarnos igualmente atender el tema del funcionamiento del tribunal. Este segundo elemento, que escapa de los alcances del proceso ante la CIDH, fue incorporado en el más sano deseo de destrabar algunas ataduras existentes. Las partes coincidimos en algunas modificaciones legislativas que, de haberse llevado adelante, hubieran constituido algunos temas de importancia institucional. Su aceptación por los diversos grupos parlamentarios reclamaba un esfuerzo adicional. ¿Donde ha radicado entonces el núcleo de la dificultad? En la restitución real y efectiva de los magistrados a su función. Es en esta materia, en nuestro concepto, donde subsisten los mismos prejuicios que llevaron a la destitución. La causa política del ilegal desafuero: el pronunciamiento sobre la reelección. Ese es un nudo no resuelto y dificilmente lo será antes del 9 de enero del año 2000, fecha en que vence el plazo para la pretendida inconstitucional inscripción de la candidatura re-reeleccionista. Esa es la verdad de la cuestión que nos ocupa. Una vez más, como en tantos temas de los últimos tiempos, allí está la traba de cualquier decisión.
Se ha pretendido esgrimir, en este afán tan criollo de generar imágenes, cuando lo que importan son los conceptos, que habría existido una posición inflexible por parte de los peticionarios. Puedo señalar, con absoluta objetividad, que si alguna parte ha impulsado el proceso y buscado creativamente salidas, hemos sido nosotros. La propuesta formulada por el destacado profesor Robert Goldman, presidente de la comisión, que en esencia proponía reducir el plazo del mandato de los magistrados, fue una alternativa que valoramos y que analizamos con el mayor interés y amplitud. Como expusimos en la última reunión, ella suponía una modificación constitucional y no resolvía el presente caso, pues su aplicación hubiera sido de discutible retroactividad. Es curioso que habiendo el autor de la propuesta comprendido nuestros razonados comentarios, insista en ella, la parte contraria. Nos llena de orgullo saber que hemos hablado en nombre de los principios que expresaron miles de peruanos y, particularmente, los jóvenes del Perú. Para cumplir con la recomendación de la comisión ofrecimos salidas políticas. Lo que no podemos es consentir en condiciones que mediaticen a quienes han sido víctimas del agravio. Lamentamos que el Gobierno no haya valorado la importancia que, para la imagen del Perú, tendría en este caso rectificar. Es el Perú el que habría ganado y ese objetivo justificaba en conciencia nuestro esfuerzo.
El plazo concedido ha vencido, Nuestra petición formal para que el caso pase a la Corte de San José ha sido presentada. El diálogo no ha concluido ni deberá concluir. Siempre hay tiempo y paciencia para convencer que los principios deben ser honrados.

El Comercio

 

Ir al Inicio

INTERVENCIONES

Debate sobre Retiro del
Perú de la Competencia
Contenciosa de la CIDH

SEGUNDA LEGISLATURA ORDINARIA DE 1998
18a SESION
7 de Julio de 1999

El señor PRESIDENTE.- Puede hacer uso de la palabra la señorita Lourdes Flores Nano.
La señorita FLORES NANO (PPC).- Señor Presidente: La tarea de hacer educación cívica en nuestro país, la tarea de defender las ideas en las que uno cree no siempre va del lado de la opinión pública. Por eso es una tarea más noble, porque compromete con aquello que uno piensa y con la obligación de ser firmes cuando no hay coincidencia.
El tema que hoy nos convoca es uno, y, en aras a mi breve tiempo, yo quiero limitarme a ese tema. No estamos aquí discutiendo el tema de la sentencia de la Corte, no estamos aquí discutiendo los defectos de la defensa peruana; estamos discutiendo esencialmente si, como consecuencia de la sentencia dictada en el caso de los terroristas chilenos, debe el Perú retirarse de la competencia de la Corte sin - en la tesis del Gobierno - denunciar el tratado.
Yo voy a sostener una tesis, señor Presidente, y procuraré explicarla brevemente.
Considero que estamos ante un procedimiento de retiro inválido; pero considero, además - y ésta es la esencia del problema a diferencia de lo sostenido por las intervenciones anteriores- , que es un procedimiento inútil e ineficaz para el propósito que se desea.
¿Por qué se trae todo esto a consideración del Congreso? Porque se quiere evitar que la Corte, por denuncias que están en trámite ante la Comisión o por demandas que la Comisión formule ante la Corte, sea competente para conocer esos casos. Sostengo, señor Presidente, que hay un profundo error en esa tesis. Lo que aquí se pretende acordar va a ser inútil para ese propósito, y lo voy a demostrar.
Comienzo por la invalidez de este procedimiento.
Creo que el señor Ministro de Justicia está llevando al Congreso de la República a un profundo error en lo que se propone y en las consecuencias. Se dice -y ésta es la esencia del planteamiento del gobierno- que nosotros nos podemos retirar de la competencia de la Corte sin denunciar el tratado, porque son dos cosas: un acto por el cual nos adherimos al tratado, y un acto por el cual nos sometimos a la competencia de la Corte.
Yo tengo que reconocer que, efectivamente, hay dos actos y que ambos actos son unilaterales. A un tratado, señor Presidente -usted lo seguirá perfectamente-, cada uno le da su adhesión unilateral; pero, una vez adherido al tratado y sometidos a la Corte, esto se convierte en parte de un acuerdo entre varios. Ya no es más declaración unilateral, y, en consecuencia, no es verdad -profundo error del Ministro de Justicia- que, por haber ingresado por un acto unilateral, puedo después romper unilateralmente esa adhesión. No; una vez que yo me adherí, soy parte de este acuerdo multilateral y sólo lo puedo modificar por el mecanismo que el propio tratado establece; es decir, yendo a una denuncia del tratado. De forma tal que aquí hay un error de concepto grave.
Efectivamente, el Ecuador hizo, al momento de adherirse a la competencia de la corte, una reserva, la hicieron Venezuela y Argentina respecto de ciertas materias. Pero ahí hay reservas expresas, señor Presidente; el Perú no hizo ninguna reserva.
De modo que hay un error de concepto grave: no es verdad que el acto originalmente unilateral siga siendo unilateral. No, señor; es parte del tratado y, como ya es parte del tratado, hay un acuerdo de varios que sólo se lo puedo romper por el mecanismo del tratado.
En segundo lugar, se ignora la naturaleza de los tratados de derechos humanos.
En los tratados de derechos humanos el Estado asume una obligación frente a sus nacionales, no sólo frente a los otros estados. Su peculiar naturaleza ha sido largamente desarrollada. Les ruego que lean, por ejemplo, la Opinión Consultiva Nº 2 del año 1982 de la Corte Interamericana, así como también diversas ejecutorias del tribunal de derechos humanos europeo. Hay mucha doctrina sobre la naturaleza peculiar de los tratados de derechos humanos.
En tercer lugar, señor Presidente, omite el señor Ministro de Justicia señalar que hay dos formas de llegar a la Corte y que el tiempo de entrada en vigencia de la Convención es distinto. Hay una forma de llegar a la Corte a través de la Comisión: denuncias de personas individuales, artículo 44 de la Convención.
Ese artículo 44, señor Presidente, no necesita ningún acto adicional, tan es así que en el año 1979, Resolución Nº 42; y en el año 1980, Resolución Nº 15, antes de que el Perú se hubiera adherido a la competencia de la corte, Javier Diez Canseco fue protegido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ante una denuncia que se formuló luego de su detención arbitraria por el gobierno militar.
El Perú no había todavía aceptado la competencia de la Corte; sin embargo, la Comisión se pronunció. El tema ya no llegó a la Corte porque el señor Diez-Canseco fue elegido diputado. Pero hay una competencia incluso previa a la aceptación de la competencia de la Corte cuando estamos ante los casos del artículo 44, y eso va a seguirse dando, porque, como Torres y Torres Lara ha dicho, el Perú no está renunciando a la competencia de la Comisión.
En cambio el artículo 45 de la Convención sólo tiene que ver con los estados. Hay pues tres errores graves en la percepción del ministro:
Primero, no es verdad que el acto unilateral sea un acto aislado. Forma parte del tratado y se convierte en un compromiso plurilateral.
Segundo, se ignora la naturaleza de los tratados de derechos humanos.
Y tercero, en virtud del artículo 44, hay una competencia primigenia, inmediata, automática, en virtud de dicho artículo y de la aplicación del tratado.
Estoy muy limitada de tiempo. Si usted me lo permite, señor Presidente, con su benevolencia, le puedo conceder la interrupción al señor Oscar Medelius; si no, tengo que ceñirme a mi tiempo.
El señor PRESIDENTE.- Puede hacer uso de la interrupción, señor Oscar Medelius.
El señor MEDELIUS RODRIGUEZ (C90-NM).- Gracias, Presidente; gracias, doctora Lourdes flores.
Una apreciación muy corta y muy pequeña con relación a lo que es la competencia de la Comisión.
La competencia de la Comisión, en el caso de las peticiones individuales, no requiere la aceptación del Perú, por cuanto es automática e implícita al propio tratado. Es distinta a la competencia de la Corte Interamericana.
Gracias, Presidente; gracias, Lourdes Flores.
El señor PRESIDENTE.- Puede continuar, señorita Flores Nano.
La señorita FLORES NANO (PPC).- Con ese argumento, señor Presidente, en virtud de la aplicación del artículo 44, formulada una recomendación incumplida, en virtud del artículo 50 puede ser llevada a la Corte.
En fín, ése es un argumento, en mi concepto, que demuestra que el señor Ministro de Justicia nos está conduciendo a un profundo error.
Lo que el Gobierno está haciendo, ya lo han dicho Antero Flores-Araoz y otros con toda claridad, es una denuncia encubierta de tratado que no es válida. Porque la denuncia de la Convención no puede ser parcial, lo dice la Convención de Viena.
Comparte esta opinión la embajadora del Perú ante la OEA Beatriz Ramacciotti. Cuando se discutía si en el Perú se podía o no denunciar parcialmente para efectos de la pena de muerte, Beatriz Ramacciotti, con un extraordinario argumento, incluso dando salidas que hubieran podido ser usadas en este caso, sostiene la tesis que estoy desarrollando.
Pero, señor Presidente, para mí éste es el argumento central: admitamos que el Gobierno tiene razón y que, por lo tanto, puede haber una renuncia a la competencia de la Corte sin denuncia de la Convención. Admitamos que el señor Medelius tiene razón, que es una renuncia inmediata y no hay que esperar el año. Pregunto yo, ¿Significará que mañana la Corte Interamericana de Derechos Humanos no se podrá pronunciar sobre ningún caso? No, señor Presidente, profundo error: la Corte va a seguir siendo competente para conocer esos casos.
Le ruego, señor Presidente, que me permita tomar el tiempo que me cede el señor Antero Flores-Araoz.
El señor PRESIDENTE.- Le vamos a conceder dos minutos más, doctora.
La señorita FLORES NANO (PPC).- Muy breve.
En primer lugar, señor Presidente, sería aplicable a esa situación el artículo 78, inciso 2), de la Convención, el cual señala que la Corte es competente para conocer acerca de todos los hechos anteriores. De modo que, si mañana, después de formulada la denuncia, cualquier ciudadano presenta una nueva denuncia sobre hechos ocurridos seis meses antes o hasta dentro del plazo de seis meses, la Corte será competente para conocerlo.
En segundo lugar, bastará que la Comisión formule una opinión consultiva a la Corte para que ésta fije este criterio
En tercer lugar, bastará -y anuncio que lo haremos- que en el caso de Ivcher o del Tribunal Constitucional solicitemos a la Corte avocarse al conocimiento y fijar posición y quedará consagrada la tesis que estoy invocando en virtud del artículo 78.
De forma tal, señor Presidente, que lo que están haciendo es inútil, porque la Corte va a seguir siendo competente y, en consecuencia, todo este escándalo no va a surtir efectos legales. Ruego al señor Ministro de Justicia reflexionar: está conduciendo a un escándalo internacional inútil, a un papelón jurídico. ¿Había otras salidas? No me corresponde darlas. Ruego leer el informe de Beatriz Ramacciotti cuando se analizó el tema de la pena de muerte. Había dos o tres salidas más. Por ejemplo, una más política -pensé que caminaban por allí cuando los vi visitar la OEA-, la posibilidad de una suspensión que reclama la adhesión de todas las partes. Es decir, siempre puede haber salidas, pero no el caballazo, no la prepotencia. No el error jurídico. ¿Por qué se desdeña la ley? Craso error; lo que hoy se acuerde no va a tener ningún efecto jurídico. Anuncio que en una o dos semanas el Gobierno va a ser notificado en el caso del Tribunal. Ello será una demostración fehaciente de la competencia de la Corte por aplicación del artículo 78 de la Convención.
En resumen, señor Presidente, yo no puedo creer que Fernando de Trazegnies no haya estudiado este tema jurídicamente. No puedo suponer, señor Presidente, que no haya habido de parte del Gobierno un análisis jurídico a fondo. Sólo puedo entender, señor Presidente, que estamos ante una respuesta política que será ineficaz y que le hará un grave daño al país.
Les ruego reflexionar. Creo que están profundamente equivocados; y lo que es peor: lo que harán va a ser inútil.

 

SENTENCIA DE CORTE INTERAMERICANA

Y... ocurrió exactamente lo que dijimos...
Este es el texto de la Resolución de la Corte

wpe2.jpg (21023 bytes)

CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
COUR INTERAMERICAINE DES DROITS DE L’HOMME
CôRTE INTERAMERICANA DE DIREITOS HUMANOS
INTER-AMERICAN COURT OF HUMAN RIGHTS

 

Corte Interamericana de Derechos Humanos
Caso del tribunal constitucional
competencia
Sentencia de 24 de septiembre de 1999

 

En el caso del Tribunal Constitucional,

la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte”, “la Corte Interamericana” o “el Tribunal”), integrada por los siguientes jueces:

Antonio A. Cancado Trindade, Presidente
Máximo Pacheco Gómez, Vicepresidente
Oliver Jackman, Juez
Alirio Abreu Burelli, Juez
Sergio García Ramírez, Juez y
Carlos Vicente de Roux Rengifo, Juez

presentes, además,

Manuel E. Ventura Robles, Secretario y
Renzo Pomi, Secretario adjunto

de acuerdo con el artículo 29 de su Reglamento (en adelante “el Reglamento”), dicta la siguiente sentencia sobre competencia en relación con el supuesto retiro por la República del Perú (en adelante “el Estado” o “el Perú”) del reconocimiento de la competencia de la Corte.


El Juez Hernán Salgado Pesantes, quien presidió la Corte hasta el día 16 de septiembre de 1999, se excusó en aquella fecha de participar en la elaboración y adopción de esta sentencia.

 

VI
Puntos Resolutivos

5.5. Por tanto,
LA CORTE
RESUELVE
por unanimidad,
           
1. Declarar que:
                   
    a. la Corte Interamericana de Derechos Humanos es competente para reconocer el presente caso;
   
    b. el pretendido retiro, con efectos inmediatos, por el Estado peruano, de la declaración de reconocimiento de la competencia contenciosa de la Corte Interamericana de Derechos Humanos es inadmisible.

2. Continuar con el conocimiento y la tramitación del presente caso.
3. Comisionar a su Presidente para que, en su oportunidad, convoque al Estado peruano y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a una audiencia pública sobre el fondo del caso por realizarse en la sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
4. Notificar esta sentencia al Estado peruano y a la comisión Interamericana de redactada en español y en inglés, haciendo fe el texto en español, en San José, Costa Rica, el día 24 de septiembre de 1999.

 

wpe1.jpg (233570 bytes)

 

 

Ir al Inicio

INTERVENCIONES

Intervencion Debate
Presentación Gabinete Bustamante


PRIMERA LEGISLATURA ORDINARIA DE 1998
17a SESION
11 de Noviembre de 1999

 

El señor PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señorita Lourdes Flores Nano.
La señorita FLORES NANO (PPC).- Señor Presidente: El señor Primer Ministro ha indicado que es propósito central de su intervención obtener y dar señales de confianza.
El tono general de este debate, como no podía ser de otro modo, ha sido procurar un balance del período de gestión gubernamental del Ingeniero Fujimori, que podría sintetizarse en expresión que no es mía, como el de una “modernización autoritaria”.
Se ha puesto énfasis en cifras macroeconómicas y algunos de los voceros en cuantía, en construcción de obras de infraestructura. Por supuesto, se ha omitido señalar otros temas que en mi concepto son vitales para la estabilidad del Perú. Se ha omitido hablar de un personalismo exacerbado, de la demolición institucional de la que el país ha sido víctima, y del involucramiento político de las Fuerzas Armadas en este proyecto. Esos tres, señor, son indiscutibles factores de inestabilidad futura para el Perú, y por eso, en nuestro concepto, al Perú del futuro le conviene un cambio.
El Perú ha vivido con anterioridad situaciones que no han sido distintas. Vamos a cerrar probablemente en unos días el episodio que se inició con la Guerra con Chile en 1879. Si de referir la historia se trata, señor, yo quiero recordar que en 1879 el Perú salía de una catástrofe terrible. Piérola inicia en el 95 una reconstrucción -basada en la Ley- que la historia siempre reconoce; dicho período termina en 1919, para iniciarse entonces el oncenio de Leguía. Y de ese oncenio señor, que el propio Presidente resumiría en el 29 aquí en el Congreso con la expresión “he logrado crear el ideal del camino” refiriéndose a su obra pública; lamentablemente, y a pesar de la buena obra que se hizo, la historia tiene un triste juicio.
Yo quisiera, señor , sólo citar dos ejemplos de la forma como la historia juzga a quien pretendió perpetuarse en el poder y salió mal de él. Basadre, en frases sumamente duras dice: “Él, que había conocido hasta el cansancio por propia experiencia que la adulación ante el poderoso es una de las características más caudalosas que suelen ejercer en la sicología nacional, luego paladeó brusca y acervadamente que otra de sus notas distintivas suele ser el de la crueldad ante el caído. “No tuvo tiempo para comprobar el tercer rasgo que complementa a los anteriores; el olvido ulterior”. Enrique Chirinos, en su “Historia de la República”, también se refiere al triste final de Leguía: “No fue ladrón. Murió en la pobreza. No merecía el calvario al que fue sometido. Ensañándose con él quiso el país olvidarse de sus propios complejos de culpa”.
Y esta es, señor, la reflexión que yo quiero hacer. Quiero hacerla a quienes son el sostén de este régimen, comenzando por las Fuerzas Armadas, representadas hoy día a través del Ministro de Defensa.
¿Acaso la cúpula del ejército cuya representación usted encarna, señor Ministro de Defensa, no tiene conciencia que va a pagar el precio de pretender ser el soporte de un proyecto de larga duración que en algún momento va a caer? ¿No hay conciencia, señor, que no se soporta ni da estabilidad al régimen pretendiendo perpetuar en el mando a quienes hoy por razón de edad deben salir de él, y creando una olla de presión que en algún momento va a estallar? ¿No se tiene conciencia que se agudizan los temores, manteniendo una prensa semicoactada en la libertad; con cartas, señor Presidente, como las dirigidas en un momento dado por el Primer Ministro en la que tilda a un corresponsal peruano en el extranjero como un “inimputable”? ¿Señor Presidente, no se tiene conciencia que todo esto tiene una duración limitada en la vida y que cuando termina, como es el sino de todos los regímenes autoritarios, cae e irremediablamente con él cae todo lo que construyó?
Pero yo quisiera emplear, señor, el último minuto en una reflexión sincera de política, pero antes que eso de amiga. Ella está dirigida a aquellos a quienes conocí no en la vida política sino antes, en la vida universitaria, a unos como compañera de estudios y a otros, a los que más recuerdo, como mis maestros. De ellos, señor, yo aprendí el valor de la ley y el respeto a esas normas que permiten una sana convivencia. Y a ellos, señor Presidente, en esta hora que todos hemos pensado es probablemente la última presentación de un gabinete de este régimen, yo quiero recordarles porque son hombres ilustrados, que la literatura jurídica resalta a Loewenstein y no a Schmidt por su complacencia con el hitlerismo; que la historia, señor, resalta el mensaje moral de Villarán, particularmente en su renuncia a San Marcos para respaldar a la juventud universitaria que le dijo a Leguía “no a la reelección” y en cambio, a pesar de su extraordinaria obra jurídica ha colocado en un segundo lugar a Cornejo.
Y a ellos, a mis condiscípulos y a mis maestros, y a ambos mis amigos, yo les quiero pedir en nombre de nuestra amistad que no olviden algo que es importante: el poder, es siempre efímero. Le pido dos segundos, nada más.
El señor PRESIDENTE.- Sí, como no, para poder concluir, por favor.
La señorita FLORES NANO (PPC).- Es efímero y va a terminar. No quisiera, porque no dudo que nos seguiremos encontrando, que al concluir sus funciones hayan perdido lo más valioso que trajeron: el respeto. Hagan lo necesario por conservarlo. Desgraciadamente, con muchos de sus actos lo están perdiendo. Muchas gracias.

 

 

Ir al Inicio

PROYECTOS DE LEY

Proyectos de Ley

 

I. PROYECTOS DE LEY PRESENTADOS

A)   Durante este año he presentado los siguientes proyectos de ley:
•    Proyecto de Ley que regula la competencia de los Juzgados y Fiscalías de Familia. Ley Nº 27155.
•    Proyecto de Ley que reconoce el beneficio pensionable a favor de las convivientes y derecho a pensión de viudez   para los varones.
•    Proyecto de Ley que establece que el concurso público de méritos constituye la única forma de acceso a la función  notarial.
•    Proyecto de Ley que crea el Colegio de Notarios de Ucayali.
•    Proyecto de Ley que modifica la competencia de la Corte Suprema en las acciones contencioso administrativas.

B)   Los representantes del Partido Popular Cristiano hemos presentado los siguientes proyectos:
•    Proyecto de Ley que propone nueva reforma judicial.
•    Proyecto de Ley que propone la ratificación constitucional de la competencia de la Comisión y de la Corte              Interamericana de Derechos Humanos.
•    Proyecto de Ley sobre la privacidad de los datos informáticos y la creación del comisionado para la protección de la             privacidad.
•    Proyecto de Ley que propone modificar el artículo 83 del Reglamento del Congreso sobre procedimientos de  interpelación.
         Los tres primeros fueron iniciativas de Antero Flores Araoz; el cuarto, de Carlos Chipoco.

C)    He presentado con otros congresistas los siguientes proyectos:
•    Proyecto de Ley que regula los efectos de las inscripciones registrales. Presentado con el Congresista Jorge                Avendaño.
•    Proyecto de Ley que crea el SESIGRA en administración, economía y contabilidad. Presentado con los                  Congresistas Antero Flores Araoz, Juan Carlos Lam, Andrés Reggiardo, Carmen Lozada de Gamboa, María Jesús Espinoza, Luis Delgado, Eduardo Pando, Hubert Chávez, Aurora Torrejón, Francisco Ramos, Jorge Ruiz Dávila, Luis Emezawa, Daniel Estrada, Xavier Barrón, Alfonso Grados, César Larrabure, Herbert Salmavides, Juan José Jhong.
•    Proyecto de Ley que de los trabajadores con responsabilidades familiares. Presentado con los congresistas Jorge Avendaño, Graciela Fernández Baca, Segundo Aliaga, Anel Townsend, Rigoberto Ezquerra, Dennis Vargas, María Jesús Espinoza, Elferez Vidarte, Roger Cáceres, Antonio Llerena, Luis Delgado Aparicio, Angel Velásquez, Anselmo Revilla.


II: PROYECTOS DE LEY PRESENTADOS EN LEGISLATURAS ANTERIORES Y APROBADOS EN EL PRESENTE AÑO

Durante el presente año han sido aprobados los siguientes proyectos de ley de los que soy autora individual o con otros parlamentarios:

•    Ley 27094.- Modifica el artículo 61 y 62 del Decreto Ley 26002, Ley del Notariado, regulando las escrituras no autorizadas por un notario fallecido.
•    Ley 27034.- Modifica el artículo 46 del Decreto Legislativo 774, Ley del Impuesto a la Renta, a fin de determinar que e las rentas de cuarta y quinta categoría podrán deducirse las contribuciones y aportes del contribuyente al Sistema Nacional de Pensiones o Sistema Privado de Pensiones.
•    Ley 27055 Modifica los artículos 38o, 161o, 168o y 170o del Decreto Ley No 26102, Código de los Niños y Adolescentes relativos al maltrato y violencia sexual contra los niños y adolescentes.
•    Ley 27093 Modifica el artículo 111o de la Ley No 23384 "Ley General de Educación" -Los servicios de orientación y bienestar del educando se organizan en los centros educativos, bajo la dirección de un equipo multidisciplinario y con participación de los docentes y padres de familia.
•    Ley 27185 Modifica el artículo 29o inciso e) de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral declarando la nulidad del despido que tenga por motivo embarazo, cuando éste se produce en cualquier momento del período de gestación y en los 90 días posteriores al parto.
•    Ley 27155 Regula la competencia de los Juzgados de Familia.
•    Ley 27201 Modifica los artículos 389o y 393o del Código Civil: el hijo extramatrimonial puede ser reconocido por los abuelos o abuelas de la respectiva línea, en el caso de muerte del padre o de la madre; toda persona que no se halle comprendida en las incapacidades señaladas en el artículo 389o y que tenga por lo menos catorce años cumplidos puede reconocer al hijo extramatrimonial.
•    El Congreso aprobó el 14 de diciembre de 1999 la modificación de la competencia de los tribunales militares de los delitos por terrorismo agravado. Esta modificación que devuelve a los tribunales civiles la competencia para que juzguen casos de delincuencia común fue propuesta por la bancada del PPC el 24 de junio de 1998.

III. PARTICIPACION EN COMISIONES ESPECIALES DE REFORMA DE CODIGOS

A) COMISION REFORMADORA DEL CODIGO DE COMERCIO
    La Comisión ha concluído su labor presentando los proyectos relativos a la Ley Marco del Empresariado, Contrato de Seguro y Ley General de Navegación y Comercio Marítimo cuya aprobación permitirá derogar el antiguo código de 1902. Yo he tenido una participación especialmente activa en la redacción de la Ley Marco del Empresariado. Se trata de un texto pensado para la pequeña y mediana empresa que constituye el gran universo de las empresas nacionales. Se regula el denominado "fondo empresarial" que no es otra cosa que el conjunto de bienes de un empresario: el taller, la farmacia, el puesto del mercado, la fábrica, la oficina de servicios. Queremos que esa unidad tenga un marco legal moderno para su venta, su arrendamiento o su entrega como garantía. Normamos también la Empresa Individual de responsabilidad limitada, los contratos asociativos y las reglas básicas de la contabilidad. Apuntamos a que, en un tiempo, se exija el registro único que facilite al empresario peruano acceso a la formalidad.

B) COMISION REFORMADORA DEL CODIGO CIVIL
    La Comisión ha aprobado, durante el año, los libros de Personas, Acto Jurídico y Derechos Reales. He participado en los debates semanales con los destacados juristas que integran la comisión.

    Sin embargo, mi mayor esfuerzo se concentra en el Libro de Familia, cuyo anteproyecto está igualmente listo y seguramente se discutirá en el próximo año. La revisión del extraordinario trabajo del Dr. Cornejo Chávez en el Libro de Familia del Código Civil de 1984 obedece a la necesidad de incorporar al código conceptos que emanan de tratados internacionales, normar sobre los desafíos que aporta la genética, recoger conceptos nuevos en materia de protección a los incapaces, etc. La opción legislativa es por la familia de origen matrimonial. El proyecto mantiene el régimen vigente para la sociedad patrimonial en caso de uniones de hecho de personas libres de impedimento. Se proponen cambios en cuanto a la edad para contraer matrimonio y se facilitan situaciones como la celebración de matrimonio entre quienes han tenido una larga convivencia, así como los matrimonios masivos. Se facilita la definición respecto del régimen patrimonial en el matrimonio y el cambio de un régimen a otro. En materia de filiación prima el principio de búsqueda de la verdadera identidad y se incorpora de modo integral las denominadas pruebas biológicas (ADN); se sientan las bases , sujetas a desarrollo legislativo posterior de la concepción in vitro ; se establece un régimen de mayor flexibilidad para la protección de los incapaces.


IV. POSICION RESPECTO DE DOS PROYECTOS CONTROVERTIDOS

a)  La denominada Ley Antiimpunidad.
    En el curso del presente año y de modo que reconozco fue del todo inconveniente se presentó un texto sustitutorio a un proyecto electoral en debate y se aprobó la Ley que los defensores llamamos "Antiimpunidad" y los detractores "Anti Alan". En resumen se trata de una norma por la cual se considera que no puede postular a la Presidencia de la República o al Congreso, el funcionario, de una lista que se enumera que tenga proceso pendiente por delito en agravio del Estado y en el que hubiera orden de detención o acusación fiscal (ésta es previa al juicio oral en un proceso ordinario o previa a la sentencia en un proceso sumario).
    En el artículo que es parte de este informe y que fue publicado en el diario "El Comercio" se esgrimen mis argumentos contra la supuesta inconstitucionalidad de la norma. En este breve espacio sólo quiero incidir en una razón , que es concordante con mi defensa de la inmunidad parlamentaria expuesta en la presentación. ¿Puede admitirse que se busque la inmunidad parlamentaria para asegurar un status personal de impunidad? ¿No hay en esa utilización del fuero parlamentario un clamoroso uso abusivo del derecho? Para que ello no ocurra se ha dictado esta norma.
    Ahora bien, cuál será su destino es todavía un hecho muy incierto y de naturaleza estrictamente política. ¿Querrá el gobierno del Ingeniero Fujimori tener la sombra de García para crecer políticamente ¿ Puede descartarse un entendimiento para la impunidad del que se sirvan por igual Fujimori y García? No se pierda el capítulo final de la novela con el pronunciamiento del Jurado Nacional de Elecciones. No perdamos además de vista que el Jurado se pronunciará en Enero sobre la inscripción de Fujimori y que deberá decir lo suyo en Febrero con García. Ambos pronunciamientos tienen un denominador común: una ley que exige cuatro votos para que un tacha prospere. Y el gobierno controla dos. Esperemos pues con calma este especial escenario veraniego.

b)  El Proyecto que incorpora la separación de hecho como causal de separación de cuerpos.
    A pesar de no haber presentado ninguno de los proyectos que se debatieron en las Comisiones de Justicia y de la Mujer, he participado en el debate del tema. Me he manifestado a favor de la inclusión de la causal porque considero que las situaciones de crisis matrimonial deben ser abordadas por la ley procurando el menor conflicto posible en medio de una situación de por sí tensa. La separación de hecho genera adicionalmente un conjunto de situaciones con relevancia jurídica que deben ser atendidas. Las causas de la separación pueden ser muy diversas. Aunque en algunos casos puede existir abandono de un cónyuge respecto del otro, la suspensión de la convivencia se puede haber originado en un acuerdo no formalizado; en una situación consentida aunque no convenida o ser el que salió del hogar víctima de una situación que hacía intolerable la convivencia, pero que por circunstancias distintas no permite invocar alguna de las causales legales. De otro lado, tengo la percepción que con frecuencia se tiende a alegar la defensa del matrimonio frente a la crisis, siendo que la energía debería canalizarse en procurar hacer del acto de celebración del matrimonio uno muy maduro y con inmensa vocación de estabilidad.
    He señalado en la presentación de la reforma del libro de familia nuestra clara opción a favor de la familia de origen matrimonial. Sin embargo, por las razones expuestas en el párrafo anterior considero que la modificación legal puede ser una respuesta a situaciones de tensión, desde mi punto de vista, a veces más lesivas a la dignidad personal.
    No obstante, para evitar casos de abuso por parte de un eventual abandonante, propuse la denominada cláusula de dureza que permite a quien se sienta afectada por un abandono solicitar la suspensión del proceso o un resarcimiento. Aunque el criterio no ha sido seguido en su integridad, los dictámenes de ambas comisiones incorporan restricciones a la invocación de la causal, en beneficio del cónyuge que pudiera ser más afectado por la conversión de la separación de hecho en una separación legal.
    Adicionalmente he sugerido dos modificaciones destinadas a permitir la separación patrimonial, sin necesidad de separación legal o divorcio, regularizándose de este modo la situación de parejas separadas, respecto de sus bienes y otra destinada a definir los alcances de la patria potestad, en vista que esta situación constituiría una innovación en la vigente ley.

 

Ir al Inicio

ARTICULO DIARIO EL COMERCIO

Un proyecto de ley viable

En torno al proyecto de ley antiimpunidad (3058/97) que está pendiente de promulgación por el Ejecutivo, se ha planteado una polémica jurídica que es necesario dilucidar despejando las dudas sobre su pertinencia y constitucionalidad.
    En síntesis, como se recuerda, este proyecto modifica la Ley Orgánica de Elecciones y dispone que (Arts. 107, 113 y 114) están impedidos de ser candidatos los comprendidos o aquellos que estén incursos en cualquiera de los siguientes casos:
    Primero, quienes tengan suspendido el ejercicio de la ciudadanía; lo cual es absolutamente lícito porque es lo que manda el artículo 33 de la Constitución cuando se refiere a la interdicción judicial, a la sentencia con pena privativa de la libertad y a la sentencia con inhabilitación de los derechos políticos.
    Segundo, los trabajadores y funcionarios de los Poderes Públicos y de los organismos y empresas del estado, si no solicitan licencia sin goce de haber, 60 días antes de las elecciones. Cosa normal que ya estaba prevista en nuestra legislación electoral anterior.
    Tercero, “quienes hayan ejercido los cargos públicos de: Presidente o Vicepresidente de la República; Ministro o Viceministro de Estado; Contralor General; autoridad regional; miembro del Tribunal Constitucional, del Poder Judicial, del Ministerio Público o del JNE; Defensor del Pueblo; Presidente del BCR; Superintendente de Banca y Seguros; Superintendente de Administración Tributaria, Superintendente Nacional de Aduanas y Superintendente de Fondos Privados de Pensiones que se encuentren comprendidos en proceso penal por delito cometido en agravio del Estado, con acusación fiscal, o mandato de detención”.
    Como puede verse, el texto modificado no incluye a alcaldes ni ex presidentes del IPSS. Asimismo, no alude a cualquier juicio penal contra los funcionarios públicos, sino que especifica que debe tratarse de los juicios en los que el estado sea el agraviado; además se incluyen los delitos de función que obligan al previo antejuicio en el Congreso y a una previa acusación del Fiscal de la Nación. A mayor abundamiento, el juicio penal debe ser conocido por la Corte Suprema; y, por tanto, debe haberse concluido la instrucción. Todo lo cual requiere de un plazo no menor de 10 meses. La cotumacia sí está incluida.
    Por otra parte, el proyecto de ley bajo comentario, modifica el artículo 382 de la Ley Orgánica de Elecciones y sí prevé sanción para los militares y policías que participen en los procesos políticos y comiciales o que hagan acto de sufragio, en concordancia con lo que estipula el artículo 357 del Código Penal vigente. De modo que no es verdad que se hayan abierto puertas a la impunidad en este sentido.
    Entre tanto, las bases legales y constitucionales que facultan y legitiman al proyecto de ley son bastante precisas. Ante todo, el artículo 31 de la Carta Fundamental prescribe que todos los ciudadanos tienen derecho a elegir y ser elegidos “De acuerdo con las condiciones y procedimientos determinados por Ley Orgánica”. En este aspecto, como se ve, precisamente lo que se ha adecuado vía modificación es la Ley Orgánica de Elecciones (Nro. 26859)
    Luego, no hay colisión con el artículo 33 de la Constitución, porque en realidad no se suspende el ejercicio de la ciudananía, sino que se pone una simple condición -de no tener juicio penal en agravio del Estado- para candidatear.
    Hay antecedentes de ello, según puede comprobarse con las limitaciones y exigencias para postular a las alcaldías (Ley N. 26864 del 13 de octubre de 1997).
    Complementariamente, la ética normativa está salvaguardada. El proyecto de Ley Anti Impunidad busca que no accedan a cargos de elección aquellos quienes hayan dañado penalmente al Estado; lo cual guarda plena concordancia con lo que dispone el artículo 103 de la Constitución cuando precisa que ésta “No ampara el abuso del derecho”.
    A su turno, el Congreso no transgrede los preceptos constitucionales, sino que hace desarrollo de la propia Constitución, ya que, de antemano, según el artículo 100, está facultado a “suspender al funcionario o inhabilitarlo para el ejercicio de la función pública por 10 años o destituirlo de su función sin perjuicio de cualquier otra responsabilidad ”.
    Como puede verse, pues, el proyecto mencionado debe promulgarse porque es constitucional, legítimo y viable. Y, porque, además, el derecho comparado así lo aconseja, tal como puede corroborarse en la legislación argentina, boliviana y guatemalteca, para sólo referirnos al ámbito continental.

El Comercio

 

 

Ir al Inicio

ARTICULO DIARIO EL COMERCIO

Viernes, 6 de Agosto de 1999

La ley de antiimpunidad

El Comercio

La presidenta del Congreso, cumpliendo con su deber y mostrando su temple, ha promulgado la denominada ley antiimpunidad. El curso político de la citada ley permite efectuar algunas preliminares evaluaciones. El tiempo permitirá establecer otras.
Lo primero a señalar, con total hidalguía, es que las críticas recibidas por la nocturnidad y la sorpresa en la aprobación de la norma son justas y las aceptamos. La nocturnidad es buena compañera para el sueño, el misterio o el placer pero no lo es para la dación de normas. Ella es arma para quien carece de razones y necesita imponerse por fuerza. No es instrumento, para quienes, como los promotores de la iniciativa, las tenemos a raudales.
Pero donde nuestros críticos yerran es en calificar como inconstitucional la norma aprobada:
a. La ley no tiene nombre propio, pues, se refiere a la situación objetiva de un conjunto limitado de funcionarios públicos que pudieran estar procesados por delitos en agravio del estado y respecto de quienes penda acuasción fiscal o detención. Ley con nombre propio es la que permite una tercera e inconstitucional postulación al actual mandatario. Entre 25 millones de peruanos, sólo uno, Alberto Fujimori, puede verse beneficiado.
b. La ley no viola la presunción de inocencia, pue ésta, como garantía procesal, permanece inalterada. La ley electoral no impide la postulación porque se prejuzgue el resultado del proceso o porque se considere que el procesado es culpable. La norma señala un límite en razón del conflicto de intereses existente. Lo propio hace la legislación electoral municipal respecto de quienes tienen pleito pendiente o de quienes son titulares de concesiones o tengan contratos celebrados con la municipalidad que se aspira a gobernar.
c. La ley no suspende la ciudananía, sino que impone condiciones para la postulación, la inexistencia de un proceso penal por delito en agravio del estado. La exigencia de determinados requisitos para la postulación, constituye un límite al derecho de postulación a un puesto electivo. Cuando la ley exige a un funcionario renunciar seis meses antes de la elección, le pone un requisito y establece un límite, si el funcionario no renuncia, no puede postular. Nadie podría sostener que tal limitación suspenda la ciudananía.
¡Qué falta nos hace un Tribunal Constitucional de verdad para dirimir ante él esta controversia. Su pronunciamiento, no lo dudo, habría confirmado nuestros argumentos.
Debemos además señalar que no es la nuestra la única legislación que contempla una situación como la que se norma. En Argentina están excluidos del padrón electoral los declarados rebeldes en causa penal hasta que cese la rebeldía o se opere la prescripción; en Bolivia no pueden ser candidatos ni elegidos presidente ni vicepresidente los declarados rebeldes y contumaces a la ley. Disposiciones comparables existen en Ecuador, Chile y Brasil. No es pues la ley peruana ni una creación heroica ni un dechado de originalidad.
Nuestros críticos soslayan el propósito ético de la norma aprobada. ¿Debe el ocio legislativo alentar la postulación destinada a eludir la acción de la justicia? La ley aprobada cubre el vacío y cierra el paso a la criollada. Para lograrlo, con frecuencia, hay que romper nuestro peruanísimo temor de no atacar para no generar una víctima.
La publicación de la norma permite además despejar cualquier duda, sobre su alcance. Los funcionarios a quienes podrían serles aplicable están clara, expresa y limitadamente enumerados. La relación tampoco es arbitraria, se trata de los dos más altos cargos electivos de la Nación y de los funcionarios a los que la propia legislación electoral exige renunciar seis meses antes de la elección. En la mayoría de los casos, el procesamiento tiene origen en un antejuicio.
Un último comentario tiene que ver con la conducta presidencial. Es nuestra tesis política, que la actuación del presidente Fujimori es el corolario de una línea inequívocamente complaciente en la materia. Como ha ocurrido desde 1990 en que llegó al poder, pasando por su penosa actuación de 1991 destinada a frustrar la acusación constitucional de Alan García y la inacción de su gobierno entre 1993 y 1995 para procurar la extradición, vuelve ahora a mostrarse esquivo frente a una norma que en efecto, entre otras situaciones, alcanza al caso del ex presidente aprista. Su inconstitucional pretensión reeleccionista lo inhibe de pronunciarse sobre una norma electoral; pero además, el estilo de su régimen y la amoralidad de algunos de sus más cercanos colaboradores los hace preferir el campo del eventual entendimiento. Por ahora, lavado de manos. Lo que ocurra después, todavía debe ser seguido con atención.
En lo que a nosotros concierne, como es norma de nuestra conducta, hemos actuado con arreglo a nuestra conciencia y nos sentimos tranquilos. No siempre se cosecha aplausos; pero eso tiene poca importancia. El futuro dirá quien tuvo razón.

El Comercio

 

Ir al Inicio

VIAJES

Viajes al Extranjero

 

wpe1.jpg (77486 bytes)

c/ MAC MCLARTY: ASESOR DE CLINTON EN ASUNTOS LATINOAMERICANOS Y, COMO YO, MIEMBRO DEL DIRECTORIO DEL DIALOGO INTERAMERICANO

 

6 de Febrero
QUITO - ECUADOR

Entrevista para Gems Televisión de Miami a diversas figuras políticas de América Latina. El programa pertinente fue transmitido en el mes de mayo por esa cadena norteamericana.

26 de Febrero
ROMA - ITALIA

Intervención en el Seminario sobre el Papel de la Mujer en el Tercer Milenio organizado por la Internacional Femenina Demócrata Cristiana.

 

8 y 9 de Marzo
PARIS FRANCIA

Participación en el Seminario "América Latina y el Caribe frente al nuevo milenio: La Visión de las Nuevas Generaciones" organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Unesco y que congregó a diversos representantes de la política, la cultura y el ámbito empresarial con el común denominador de tener menos de cuarenta años.

 

14 de Abril
WASHINGTON D.C. USA

Primera reunión de conversaciones con la Comisión designada por el Gobierno para el tema del Tribunal Constitucional. La reunión se realizó en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

 

15 y 16 de abril
WASHINGTON D.C. USA

Reunión Plenaria de la Red de Mujeres Líderes de América Latina que ha formado el Diálogo Interamericano

 

5 y 6 de mayo
WASHINGTON D.C. USA

Reunión del Consejo Directivo del Diálogo Interamericano, consejo que preside el ex Presidente del Ecuador Oswaldo Hurtado y del que formo parte.

wpe1.jpg (47813 bytes)

Francis Fukuyama

 

16 de mayo
ATLANTA - USA

Participación en el programa televisivo de la CNN destinado a promocionar la nominación de los "Lideres del tercer milenio latinoamericanos" . He tenido el inmenso honor de ser seleccionada entre 100 personas en el continente, designación que en el Perú comparto con Susana de la Puente y Juan Infantes .

 

18 de mayo
WASHINGTON D.C. USA

Segunda reunión de conversaciones con la Comisión designada por el Gobierno para el tema del Tribunal Constitucional. La reunión se realizó en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

 

27 y 28 de mayo
BUENOS AIRES ARGENTINA

Reunión del Consejo Directivo de ODCA.

 

1y 2 de junio
WASHINGTON D.C. USA

Participación en el evento sobre la Situación Política del Perú realizado en la Universidad George Washington y organizado por el Departamento de estudios Andinos de esa universidad y WOLA (Washington Office in Latin America). Participamos en el Panel Aurelio Loret de Mola, César Rodriguez Rabanal y Fernando de la Flor.

 

2 de junio
WASHINGTON D.C. - BRASIL

Tercera reunión de conversaciones con la Comisión designada por el Gobierno para el tema del tribunal Constitucional. La reunión se realizó, como las anteriores, en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

 

En el Parlamento Rumano

14 al 23 de Julio
EL CAIRO, LUXOR , ASWAN
y ABU SIMBEL - EGIPTO

Viaje personal a Egipto, vía Madrid.

 

24 al 31 de Julio
KUWAIT

Invitación del gobierno de Kuwait a una delegación de la Internacional Femenina Demócrata Cristiana, delegación encabezada por la actual Presidenta, Sra. Ana María Cerbone.

19 al 21 de agosto
CURITIBA - BRASIL

Participación en el evento sobre Legislación Electoral organizado por el Tribunal Electoral de Paraná y Capel Centros de Estudios Electorales de la OEA . Mi ponencia se denominó: “La eficacia de las cuotas y los sistemas electorales”
Se analizaron las relaciones entre la incorporación de las cuotas de participación femenina y los distintos sistemas electorales vigentes en América Latina. Se presentaron y evaluaron los resultados en número de mujeres electas en los procesos municipales y parlamentarias de Argentina, Bolivia y el Perú en función de los sistemas que la ley contempla en cada uno de esos países.

wpe4.jpg (7351 bytes)

c/ HAMAD AL SABAH, EN KUWAIT

1 y 2 de noviembre
WASHINGTON D.C. USA

Visita de una delegación de la Organización Demócrata Cristiana de América integrada por el Secretario general Dr. José Rodriguez Iturbe y yo. El propósito de la visita fue desarrollar relaciones institucionales de nuestra organización y distintas instancias de los EEUU. Mantuvimos reuniones en el Parlamento, Departamento de Estado, Instituto Republicano y National Endowment for Democracy. Tuvimos dos exposiciones y debates en el National Democratic Institute (NDI) y el Diálogo Interamericano. En ambos casos incidimos en la fundamental importancia de los partidos políticos como sustento democrático. Pusimos particular énfasis en los procesos políticos de Venezuela y el Perú.

 

3 y 4 de noviembre
MEXICO D.F. - MEXICO

Seminario organizado por la ODCA sobre Escenarios de crisis, habiéndose incidido en la situación de la democracia en el área andina. El evento desarrolló con detalle la situación de Venezuela y el Gobierno de Chávez ; Colombia y el proceso de paz; Ecuador y su difícil situación económica y Perú y el deterioro institucional. Me correspondió, por encargo del Partido desarrollar la ponencia sobre el Perú. Mi ponencia se denominó: “El Proceso Político Peruano: Donde estamos y hacia donde debemos (o podemos)ir”

 

7, 8 y 9 de noviembre
WASHINGTON D.C. USA

Seminario sobre Desarrollo y Pobreza en América Latina organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo. El evento congregó a un centenar de políticos y académicos de América Latina. En la mesa estuvieron presentes ex Presidentes de la República, diversos candidatos presidenciales, ministros y ex ministros de Estado, parlamentarios y profesores universitarios. Es muy interesante comentar, porque en el curso del año, también participé en un evento organizado por el Banco Mundial en Lima que los principales impulsores del denominado "Consenso de Washington" se encuentran en un proceso de evaluación, lleno de incertidumbres y dudas sobre el nuevo impulso que ha de brindarse para satisfacer las angustias que rondan a la mayoría de ciudadanos en esta parte del continente. En el breve trabajo que preparé, puse particular énfasis en el tema del desarrollo rural, en el de la educación y salud de calidad , y en la indispensable reforma política que fortalezca el papel de los partidos políticos como forjadores del liderazgo.
Es muy importante tener conciencia que la apertura liberal es vista como insuficiente incluso para quienes han conducido el proceso. Probablemente no habrá mejor respuesta para esa inquietud que definir los alcances de la función subsidiaria del Estado, principio central en la Economía Social de Mercado.

 

26 y 27 de noviembre
BUCAREST - RUMANIA

Seminario sobre la Democracia en los Países Balcánicos con participación de representantes de los gobiernos y partidos democristianos en esa parte de Europa. Nótese que, en la Rumanía post comunista, el gobierno es una alianza liderada por un Partido de inspiración democristiana que integra nuestra internacional.

En el segundo día se llevó a cabo el Buró Político de la Internacional Demócrata Cristiana . El acuerdo fundamental se refirió al cambio de denominación de la Internacional, que pasó a llamarse "IDC- Internacional de Partidos Demócratas Cristianos y Populares ". Lo que aspiramos como meta es que la colectividad política internacional pueda concentrarse en dos grandes redes: nuestra internacional y la Internacional Socialista. Reto fundamental del futuro es sin embargo aportar, con nuestra inspiración humanista a la evolución del mundo globalizado hacia el mayor bienestar de las personas.

 

 

EN BUCAREST

12 de Diciembre
SANTIAGO DE CHILE - CHILE

Participé en la Jornada Electoral de la primera vuelta para la elección del próximo Presidente de ese país.

 

 

VIAJES

Viajes al Interior

wpe4.jpg (207699 bytes)

 

21 y 22 de Mayo

Participación en el evento de difusión del Libro de Familia del Código Civil y la Ley General de la Empresa en Trujillo.

 

12 y 13 de Junio

Participación en el evento Humanismo y Política en Trujillo

 

25 y 26 de Junio

Participación en el evento de Secretarias del Colegio de Ingenieros del Perú en Trujillo

 

5 6 y 7 de Agosto

Participación en el evento de difusión del Libro de Familia del Código Civil en Arequipa

4 de Setiembre

Participación en el evento de difusión del Libro de Familia del Código Civil en Tacna
Visita a las provincias de Tarata y Candarave.

16 y 17 de Octubre

Participación en el evento de difusión del Libro de Familia y la Ley General de la Empresa en Piura
Visita a las provincias de Sechura, Sullana y Paita.

 

21 de Noviembre

Participación en el Encuentro Regional del Norte de la Asociación de Secretarias del Perú.

 

Ir al Inicio

 

ENTREVISTA DIARIO "EL SOL"

Lima, Martes 25 de mayo de 1999

Lourdes Flores Nano ha sido considerada recientemente por la revista Time y la cadena CNN como lideresa del tercer milenio. En esta entrevista revela detalles poco conocidos de su vida personal y sus perspectivas en el ámbito político.

wpe2.jpg (57644 bytes)

Textos: Katherine Duránd B.

LIDERESA

   del futuro

Le gusta el teatro ligero, practica natación de vez en cuando para romper la “rutina sedentaria”, toma bebidas diet, viaja frecuentemente, reconoce que en el amor le va “hasta el cien”, acepta reconocimientos de líder para el tercer milenio con facilidad y escribe un libro. Todo eso en lo que le queda de tiempo luego de trabajar entre 18 y 20 horas al día.
Cuando se trata de hablar de ella asume una postura modesta y sin pretensiones. Su rostro se tiñe rosado. Es que ser distinguida por la cadena de noticias CNN y la revista Time coma una de las 50 líderes jóvenes para el próximo milenio, no es cosa de todos los días ni distinción que vayan a recibir jamás muchos de sus colegas parlamentarios.
Lourdes Flores Nano, congresista de la República tiene 39 años y más de 20 en la vida política. El tiempo que lleva defendiendo la democracia y la vida institucional del país dentro de sus principios socialcristianos, por sí mismos explican el porqué del interés en ella en esferas internacionales.
Entonces decidimos hablar con una de las líderes mundiales para el nuevo milenio recién llegada de Washington. “Dos Inca Kolas Diet y galletitas integrales por favor”, pide Lourdes Flores al mesero de la cafetería del Congreso antes de iniciar la conversación...

UNA JOVEN ARRIESGADA
Asegura que la distinción de la CNN y de la revista Time, que no son las primeras, además de causarle mucha satisfacción, la llenaron de frescura.
Colocarla en el terreno de los futuros líderes y desembarcarla del grupo de los viejos políticos la colma de responsabilidades. Tiene conciencia que con la palabra “futura” internacionalmente se asume que lo bueno de ella vendrá recién en el próximo milenio. Pero no es lo que le tema al futuro lleno de viscicitudes que ve venir.
Arriesgada como cuando decidió, siendo opositora, apoyar la propuesta de colocar en manos de los garantes la responsabilidad de buscar la solución al proceso de paz entre Ecuador y Perú y cuyo resultado cerró definitavemente la frontera, Lourdes Flores asume que su faena política recién empieza y también que no será fácil.
Participar en una institución partidaria tradicional (el Partido Popular Cristiano), a donde se integró desde muy joven, que junto a otros en América Latina está viviendo un problema de talla extra grande por su antiguedad, sería una de sus limitaciones.
Pero ella ya se situó: “Como no hay sustitutos para ellos y como el remedio por el que hemos optado es peor que la enfermedad, uno de los deberes de nuestra generación es procurar transformar el sistema de partidos políticos, modificando sus errores para hacer instituciones formadoras de líderes políticos”.
Lourdes Flores cursó sus estudios primarios en el colegio Reina de los Angeles.
Con su formación escolar y hogareña inspirada en valores basados en la libertad y el humanismo, ingresó a la Universidad Católica en momentos en que los pensamientos de izquierda eran muy poderosos. “De manera que mi primer ingreso a la política fue un poco confrontacional”, cuenta.
Pero muy pronto tuvo la oportunidad de aprender de la acción de gobierno cuando el doctor Enrique Elías fue nombrado ministro de Justicia y la llevó a trabajar con él siendo estudiante. Desde entonces el privilegio de trabajar con los más altos líderes de su partido siempre estuvo de su lado.
Terminó su carrera a los 22 años y voló a Madrid para hacer su doctorado en Derecho y su maestría en Administración de Empresas.

VIAJES Y UN PAPA SECRETARIO
Lourdes Flores es soltera y no tiene hijos. ¿Cómo le va en ese aspecto? “Hasta el cien. Es el único tema en el que no tengo ningún liderazgo”, se apura en responder con inteligencia.
A cambio tiene una relación muy estrecha con sus padres (César Flores Cosío y Ada Nano de Flores). “He desarrollado con ambos amistades muy lindas”, dice, pero es con don César con quien ha encontrado una complicidad envidiable.
Ambos se trazaron una meta en 1995: recorrer las 194 provincias del país. Ese año fue reelecta y hasta ese momento había conocido ya unas 80 provincias del país. Con un mapa en mano su padre le dijo: “Bueno, faltan 114, hay que comenzar”.
Desde entonces, semana tras semana su padre le organizó todos sus viajes para conocer el Perú. “Con gran frecuencia él ha sido el chofer”, cuenta ¿El le organiza la agenda cotidiana?. “Además es bien metiche”, afirma para evitar perfeccionismos en su tarea de engreimiento.
Y para una persona como ella que trabaja entre 18 y 20 horas diarias, el deporte no es uno de sus baluartes pero practica natación. Los martes, jueves y sábado son los días de ‘patos al agua’.
Dice que le gusta el teatro pero va poco y que ha dejado de ir al cine. “Mis gustos por el teatro son simples. En eso no me complico la vida, prefiero el teatro ligero. Algo que me divierta”.

ORGULLOS Y FRACASOS
¿Qué la ha golpeado?. “Mi derrota del año 1995 me dolió en el alma. primero arrancar una campaña presidencial, renunciar a ella y después terminar con el 3 por ciento, me dolió, me ‘piqué’ mucho”.
Ahora nos habla de sus orgullos legislativos: considera que la ley contra la violencia doméstica y la ley del ADN fueron las que más satisfacciones le han dado. Y dijo que como tarea académica final, será el nuevo libro de familia del Código Civil la que probablemente le traerá mayor deleite.
Dice sentir sin embargo que debió especializarse en determinados temas y no confundirse en el conjunto de temas políticos.
¿Qué le quisiera dejar al Perú?. “Si yo tuviera algún día la oportunidad genuina de capacidad de decisión, reestructuraría la educación. Me gustaría que ese fuese mi gran legado a la política”, dice.
¿Está contenta con lo que está haciendo, cree en ello? “Ah, firmemente. La política es una actividad de mucha realización personal. Soy una batalladora insigne y luchadora.

 

 

ENTREVISTA DIARIO "EL SOL"

Varias Veces Líder

“Este es mi año”, dice Lourdes Flores para hablar de los reconocimientos de líder que ha recibido.

El primero fue hace dos meses en París en un evento de líderes jóvenes que organizó el Banco Interamericano de Desarrollo y la Unesco.

Los otros dos son los que hace días recibió de la revista Time y de la cadena de noticias CNN. La denominaron como una de los 50 jóvenes líderes continentales para el próximo milenio.

Pero lo que no saben es que Lourdes Flores ya integraba el grupo de los Líderes Mundiales del Mañana que organiza el World Economic Formul Suiza, desde 1991.

Lourdes Flores participó la semana pasada en un foro organizado por la CNN y pudo compartir experiencias con los 50 más importantes líderes del nuevo milenio.

Durante el foro en la CNN, una invitada dijo que para consolidar la democracia primero debería de consolidarse la política económica. Al respecto, Lourdes Flores intervino y dijo que “ambas cosas deben ir de la mano”.

“Lo que falla en las democracias de toda América, después de 170 años o 150, es que no somos democracia de ciudadanos, de personas capaces de ejercer su sentido de responsabilidad. Hemos desarrollado las democracias delegativas. Le damos a alguien todo el poder y luego nos quejamos”, opinó para CNN.

 

Lourdes escritora

La congresista pepecista pronto terminará un libro sobre el pensamiento político del siglo

No ha desarrollado la manía de enumerar sus libros como todo intelectual pero decidió escribir uno luego de concluida su faena de recorrer el Perú. Aqui detalles de sus hábitos de lectura y sus ambiciones literarias.
EL SOL ¿De qué se compone su biblioteca?
LOURDES FLORES NANO.- La he dividido en dos. En el tercer piso donde está mi oficina sólo tengo libros de derecho, que desde muy joven empezé a formar. Y tengo otra de política, de cosas del pensamiento social-cristiano y de cosas de la mujer.
E.S. ¿Le gusta la literatura o la filosofía?
L.F.N. Ese es mi gran defecto de formación. Pero cuánto me gustaría dedicarle un tiempo de mi vida, si tuviera. Sin embargo, Gabriel García Márquez es el escritor que más me ha cautivado.
E.S. ¿No ha pensado en escribir un libro?
L.F.N. Estoy escribiendo uno, aunque confieso que esta tarea me está sacando ‘chispas’. Me he dado cuenta que no servía para esto. Es un libro que llevo un año trabajando y espero terminarlo a fines de este año.
E.S. ¿Cuál es el análisis de fondo?
L.F.N. Trato de rescatar, con espíritu muy positivo, un liderazgo local que creo que es muy grande, poner en evidencia las potencialidades de determinadas zonas del Perú y las dificultades. Yo creo que hay sentimientos nacionales y cuestiono la tesis de que el Perú no es una nación.
E.S. ¿Cree que existe identidad cultural en el Perú?
L.F.N. Hay una nación cuyo proceso de identidad, como dijo Victor Andrés Belaúnde, es un proceso inacabado.
Estoy colocando experiencias muy ricas de los aguarunas y los huambisas tomando el poder en la provincia de Condorcanqui en Santa María de Nieva. Claro que cuando se analiza la provincia de Satipo y todas las situaciones de los asháninkas es preocupante, o cuando se mira el proyecto del gas de Camisea en zonas como de los machiguengas, se nota que algo no va a funcionar.
E.S. ¿Cómo complementa su obra?
L.F.N. Estoy procurando meter un poco la historia. Este libro trata de demostrar, en el pensamiento no aprista y no marxista, los profundos valores de cambio.
Acerca de las ideas de futuro escribiré sobre los potenciales agrarios del Perú, de los requerimientos de la vida humana y temas con visiones descentralistas.

 

REPOSO DE LA GUERRERA

Tendrá una pausa política durante el próximo quinquenio, pero regresará con fuerza para el 2005, revela
No participará en las elecciones generales del año 2000, ni como candidata a la presidencia, ni como candidata a congresista de la República, pero dice que trabajará para estar en el 2005 lista para gobernar.
La congresista Lourdes Flores Nano afirmó, además, que las elecciones primarias han fracasado, que las campañas para las elecciones generales serán muy cortas y de pocas ideas y opina que, quien fuera el próximo presidente, “no debe de retroceder de las líneas establecidas en la actual política económica”.
EL SOL.- Si se presenta la posibilidad de unificación en la oposición de cara a las elecciones del 2000, ¿debiera estar en la cabeza Alberto Andrade o Castañeda Lossio?
LOURDES FLORES NANO.- Da la impresión de que ninguno de los dos ve su opción dentro de una opción unitaria. A mí por eso me gustaba el tema de las elecciones primarias, pero el tema no ha calado.
E.S. ¿Las elecciones primarias han fracasado?
L.F.N. Ya no habrá elecciones primarias porque no ha tenido acogida. No se puede imponer una forma. Lo veo difícil dadas las circunstancias actuales.
E.S. ¿Cómo ve el panorama político?
L.F.N. Todo parece indicar que estamos dirigiéndonos a un proceso en el que habrá una cierta polarización entre probablemente los dos o tres candidatos de más alta votación.
E.S. ¿Cómo toma el empate técnico entre Alberto Fujimori y Alberto Andrade según la encuestadora Apoyo?
L.F.N. Me parece que hay un inflador previo a su viaje a Japón. O sea ‘es mejor llegar a Japón empate que perdiendo’ y esa es la impresión que tengo.
E.S. ¿Si se presenta Alberto Fujimori como candidato ¿qué debiera hacer la oposición?
L.F.N. Primero dar batalla legal. Eso no se puede imponer tan fácilmente y después se dará la batalla conceptual. En las circunstancias actuales habrá finalmente que respaldar a alguno de los candidatos.
E.S. ¿Cree que deba continuar la política económica actual, sea o no Fujimori el que tome el poder?
L.F.N. Creo que hay líneas sobre las que no se deben de retroceder. El haber ordenado la economía, tener un presupuesto ordenado y tener una economía abierta es fundamental.
E.S. ¿Reitera que no se presentará usted a la presidencia?
L.F.N. No me parece que tengo opción. Tengo los años para corregir las cosas que tengo que corregir.
E.S. ¿En el 2005 entonces podría ser?
L.F.N. Por qué no, me gustaría trabajar por ese objetivo con más fuerza. Para ese entonces he debido de consolidar una posición. Una de las cosas que descubrí es trabajar pluralmente, coincidir en criterios con gente inteligente y honesta y así lo haré.
E.S. ¿Pero cómo haría para ganar en el PPC?
L.F.N. Creo que tenemos que hacer un esfuerzo por fortalecer mi propio electorado. Si quiero tener éxito, quiero que sea dentro de mi organización y construyendo un esfuerzo político más poderoso. Allí hay un terreno en el que tengo que trabajar lo cual no descarta abrir el propio partido hacia otras personas. Mi sueño es algún día gobernar, eso me encantaría.
E.S. Y ahora ¿se presentaría a la reelección integrando una lista para el Congreso?
L.F.N. Estoy convencida de que esta etapa de mi vida parlamentaria debe de terminar en el año 2000. Me defino orgullosamente como una parlamentaria de 30 a 40.
E.S. Si no la vemos como congresista, ni como presidenta ¿cómo la veremos después del 2000?
L.F.N. Dedicaré esfuerzos en el ámbito internacional de la democracia cristiana y a contribuir a que mi partido se renueve en el 2002, para llegar a las elecciones municipales con figuras de primer nivel.
E.S. ¿Cómo trabajaría en el ámbito internacional?
L.F.N. Hoy soy vicepresidenta del Area Andina de Organización Demócrata-Cristiana de América. Me gustaría desarrollar el trabajo de las mujeres en la Internacional Femenina Demócrata Cristiano(IFDC). Me gustaría tener un rol dirigente en un campo de acción allí.

"EL SOL"

 

Ir al Inicio

ENCUESTAS

Fax de Opinión - Apoyo S.A.

Imagen de Congresistas de la Oposición Imagen de Parlamentarios Imagen de Personalidades

Abril '99

Agosto '99

Diciembre '99

A continuación le voy a leer los nombres de algunas personalidades. Le agradecería me diga de quiénes ha escuchado hablar. ¿Tiene una opinión favorable o desfavorable de...? A continuación le voy a leer los nombres de algunas personalidades. Le agradecería me diga de quiénes ha escuchado hablar. ¿Tiene una opinión favorable o desfavorable de...?

Indice de imagen
%

Personalidades

Indice de imagen
%

Indice de imagen
%

Lourdes Flores
Rafael Rey
Beatriz Merino
Fernando Olivera 
Henry Pease
Antero Flores Aráoz
Anel Townsend 
Javier Diez Canseco
Alfonso Grados Bertorini
Javier Alva Orlandini
Daniel Estrada
Gustavo Mohme
Harold Forsyth
Arturo Salazar Larraín
Jorge Avendaño
Ernesto Gamarra
Roger García Guerra
Máximo San Román
Enrique Chirinos Soto
Roger Cáceres Velásquez
Carlos Chipoco
Manuel Lajo
Jorge Del Castillo
Agustín Mantilla
Susana Díaz

50.5
37.9
35.8
32.6
31.9
29.6
26.9
25.2
19.8
17.6
12
10.3
7.2
6.2
3.2
2.2
1
0
-2.7
-4.6
-4.7
-6.5
-24.6
-25.8
-4.7

Lourdes Flores Nano
Beatriz Merino
Henry Pease
Antero Flores Aráoz
Martha Hildebrandt
Rafael Rey
Anel Townsend
Carlos Torres y Torres Lara
Alfonso Grados Bertorini
Dennis Vargas
Javier Diez Canseco
Carlos Ferrero
Luis Delgado Aparicio
Victor Joy Way
Javier Alva Orlandini
Fernando Olivera
Martha Chávez
Luz Salgado
Gustavo Mohme
Daniel Espichan
César Larrabure
Jorge Trelles
Javier Noriega
Jorge del Castillo

28,4
26,9
21.8
21.5
21.4
21.1
18.1
17.1
14.8
14.7
12.8
12.4
7.3
6.0
4.4
3.7
2.8
2.1
-2.9
-7.0
-8.7
-9.4
-14.7 -30.8

Lourdes Flores Nano
Fernando Olivera
Antero Flores Aráoz
Henry Pease
Anrel Townsend
Rafael Rey
Beatriz Merino
Javier Diez Canseco
Xavier Barrón
Javier Alva Orlandini
Alfonso Grados Bertorini
Daniel Estrada
Harold Forsyth
Arturo Salazar Larraín
Gustavo Mohme
Jorge Avendaño
Máximo San Román
José Barba Caballero
Roger Cáceres Velásquez
Ernesto Gamarra

38.5
27.5
25.6
23.6
22.7
22.4
21.3
18.3
15.0
12.2
7.8
7.8
7.1
6.6
5.9
5.6
5.3
1.5
0.6
0.4

Base: Total de entrevistados que conocen a dicha personalidad Total: múltiple en A y 100% horizontal en B y C
Base: Total de entrevistados (50%)
Base: Total de entrevistados que conocen a dicha personalidad

 

wpe1.jpg (23760 bytes)

Aquí está el futuro...

“ El Arte ”

Ir al Inicio