Juan Gunther

Técnicas usadas son muy antiguas

 

Estudiar antiguas construcciones y explicar su procedencia, no es tarea fácil, ni siquiera para expertos como Juan Gunther, uno de nuestros más destacados urbanistas y director de proyectos del Patronato de Lima. Sin duda, una de las voces más autorizadas para hablar del tema.

"Es muy difícil hacer una descripción clara o saber exactamente las características de los restos encontrados. Esto, porque la arquitectura limeña tiene la virtud de ser muy dinámica, y los terremotos han hecho que la gente aprenda a usar o reusar los elementos y reciclar las cosas", responde de primera intención el experto que estudió arquitectura en la UNI, Geografía Urbana, en la Sorbona, y Urbanismo, en el Instituto de Urbanismo de París.

Y es que en el Perú no hay una arquitectura pura como podríamos apreciar en la griega del Paternón, o la incaica, hecha sobre piedra. La limeña, es una arquitectura de adobe, de quincha, que facilita el cambio de estilos y de colores. Con el interés de todo acucioso investigador, Gunther afirma que lo más reciente de los restos encontrados es el piso, que luce una mezcla de cemento y debe ser del siglo XIX. Lo más seguro, dice, es que debajo haya restos más antiguos. Las molduras, unos adornos horizontales que se han encontrado, y tienen una armadura de caña y "diablo" (yeso con cemento), también serían de finales del siglo XIX o comienzos del XX, de acuerdo al arquitecto.

Con respecto al muro del sótano del Legislativo, señala que data de dos épocas distintas. Supone que ha sido reforzado con las ideas de la época, cuando se creía que mientras más grueso era el muro, más resistían las cosas. Y añade que al engrosar el muro, se cortó unas columnas, que serían de madera, para adosarlas a una cara de la pared.

Los empapelados encontrados serían del siglo 20; mientras que las pinturas que están debajo, tendrían algunos siglos de anterioridad a los papeles que los cubren. Hay otro detalle que llama la atención al experto: el dibujo geométrico de las pinturas encontradas en el muro, podrían revelar que son del período neoclásico, pues las formas anteriores eran rococó, barrocas, que eran más curvas y con dibujos en espirales. Esos dibujos geométricos podrían ser de finales del siglo XVIII o comienzos del XIX. Esa es la parte más antigua, dice.

Para Gunther, es difícil pensar en restos del siglo XV o XVI. "Es difícil, quizás en algunos cimientos, que se expresan en la piedra cerro traída de Amancaes o del cerro San Cristóbal. Eso puede ser muy antiguo, pero no se puede decir que sea una cosa definitiva, porque en un inicio se intentó construir a la forma española, y los españoles no usaban el canto rodado".

El canto rodado se comenzó a usar a partir del primer tercio del siglo XVII, cuando la arquitectura adquirió ya una forma limeña y se desligó de la arquitectura extremeña. Entonces, se pasó a usar piedras curvas o redondas sacadas del río Rímac. "Aquí hay una mezcla, unos bolos que podrían ser muy antiguos", expresa el arquitecto, sin dejar de lado la hipótesis, según la cual los restos contienen material de la época fundacional de Lima. "No hay que olvidarse que aquí ha habido tres terremotos terriblemente destructivos. Se dice que, en 1746, de las 6 mil casas sólo 25 quedaron en pie. No quedó en pie ninguna iglesia, ningún edificio público, o sea que en 1746 esto quedó destruido también, y quizás el proceso de todo lo que hemos visto ahora se inicie en 1746. La base de la columna podría ser del siglo anterior, ellos las han reusado, reutilizado".

Al explicar la tesis de que a partir del siglo XVII surgió una arquitectura típicamente limeña, Gunther recuerda que el terremoto de 1568 se trajo abajo todas las bóvedas de piedra y de ladrillo existentes. El convento de Santo Domingo, que tenía arcos de piedra y bóvedas de ladrillo, se cayó. Otro terremoto se produjo en 1605. Esto obligó al arzobispo de entonces a reunir a los alarifes más importantes, y se decidió construir de una manera distinta. Así, se comenzó a usar madera y quincha, más flexible, más resistente, a los terremotos.

El arzobispado sostuvo reuniones con los alarifes, para decidir cómo reconstruir la catedral, después de los terremotos de 1605, 1686 y de 1746. Después del último, a la catedral se le disminuyó 6 metros de altura y se reemplazó las columnas, que eran de adobe, por ases de madera amarrados; y se los forró con yeso. Incluso se convocó al famoso padre Nolasco Mere para que escribiera un libro sobre cómo construir con quincha, en los años 1687-8. "Esto es paradójico, porque la quincha (caña y barro) se usó en el Perú hace 10 mil años", indica Gunther.

Es más, en 1646 se definió hacer los primeros pisos de adobe; y los segundos pisos, de quincha. El primer piso tenía una altura de 24 hiladas de abobe, la misma altura que tenían los edificios Wari. "Yo no quiero hacer ninguna comparación histórica, pero las construcciones Wari que se han encontrado en Cajamarquilla o Pachacámac son de 24 hiladas; y el reglamento de Lima dice 24 hiladas de adobe (unos 3 metros 40)".

En todo caso, los restos encontrados formaron parte de un edificio que se fue modernizando; y debió ser parte del Congreso en algún momento. Sobre lo que no hay duda es que los restos encontrados se encuentran sobre el actual edificio construido por el arquitecto francés Robert, quien se encargó de construir lo que es hoy la Cámara de Diputados. La del Senado, fue hecha por Malachoswki. Gunther destacó, finalmente, la importancia que tiene que el Congreso convoque a especialistas para que den su opinión sobre los restos encontrados. Los mismos que deberán dar su veredicto luego de los estudios realizados.

LA MADRE DE TODOS LOS ESTILOS

┐Existía una forma característica de construir en Lima?

La arquitectura en Lima se estandarizó muy rápido. Todas las casas eran iguales. Todas tenían zaguán, patio principal, cuadra, segundo patio, servicios y la huerta al fondo. Y tenían la misma distribución. No importa si la casa era pequeña o grande. Se estandarizó. Además, la reglamentación muestra que lo único que le interesaba a la municipalidad era que se mantuviera cierta uniformidad en la fachada.

┐Y eso es bueno?

Eso es bueno. Desgraciadamente, nuestros historiadores han comenzado a ponerle adjetivos como para engrandecerlo. Dicen "patio sevillano", pero usted se pasea por Sevilla, por la parte antigua, y no va a encontrar un patio nunca. El patio limeño era casi una prolongación de la calle. Allí entraban los ambulantes, el buhonero y los vecinos, para sacar agua de la fuente; allí se reunían cuando el dueño de la casa estaba agonizando o cuando la hija del dueño se iba a casar. Allí se hacían las fiestas de todo el barrio. En cambio, en Sevilla, no. Sevilla era un mundo musulmán y el patio es un espacio de las mujeres; por eso, en Sevilla el patio está al fondo. ┐Por qué?, porque allí crían a sus hijos, cocinan, lavan y practican la chismografía. También hemos puesto "balcón morisco", que tampoco tiene nada de morisco, porque en los países moros no se encuentran balcones limeños. En fin, los limeños siempre hemos menospreciado lo nuestro; y para mejorarlo, le hemos puesto adjetivos.

┐La arquitectura limeña ha tenido relevancia sobre la de otros países?

Sí, por supuesto. La arquitectura limeña ha sido la madre de todos los estilos en América Latina, salvo México. Desde Nicaragua hasta Tierra del Fuego, existe una influencia tremenda. Y esto no ha querido ser interpretado adecuadamente. Siempre se ha considerado que Lima ha sido refugio de gentes venidas de todas partes y que construían como les daba la gana. Aquí están las grandes construcciones, de aquí salían los alarifes para Colombia, para Chile, para el Cusco, para Quito. Aquí se formaban, esto era el centro del virreynato. Aquí estaba el dominio político, religioso, económico, todo estaba acá. Sería muy raro que no estuviera el artístico. Acá estaba la única imprenta, la única universidad, los únicos colegios reales. ┐La ciudad tenía color? Sí, tenía color, se permitían todos los colores, salvo el blanco. Y eso que Andalucía está pintada todo de blanco. Se decía que era demasiado brillante, que no era bueno para los ojos. También prohibieron los balcones en 1872. Incluso hubo juicios, pues se afirmaba que no permitía la libre circulación del aire por las calles. El rojo era un color común, pero también el verde, el amarillo. Lo único que tenía que respetarse era el zócalo, que debía pintarse de un solo color para darle cierta uniformidad.

Con su experiencia, ┐usted cree que el Estado debe proteger la parte antigua de la ciudad?

Hay una responsabilidad del Estado que éste no cumple. La parte antigua fue declarada patrimonio nacional por el propio Estado, a través del INC, pero le ha dado las espaldas. Yo creo que hay muchas maneras de recuperar el centro histórico, si es que el Estado cooperara. Por ejemplo, en el centro de Lima hay alrededor de 53 edificios nuevos o relativamente nuevos, hasta con ascensores y que están vacíos. Muchos se podrían reciclar. El problema es que nadie quiere vivir en el centro. Entonces, habría que crear demanda, y allí podría intervenir el Estado.

┐Esto se hace en otros lados?

Esto se hace en Chile, en Burdeos, se hace en un montón de sitios. El Estado subvenciona al que quiere vivir en el centro con parte de la cuota inicial. Esto crearía una demanda. Se tiene que comprender que el Estado tiene responsabilidad en recuperar el centro histórico, declarado Patrimonio Universal de la Humanidad. Y, además, es mucho más barato construir en el centro que construir a 20 o 25 kilómetros de distancia. Creemos que algunas casas que son declaradas patrimonio histórico tienen que respetarse, pero se pueden remodelar para que algunas familias puedan vivir allí. Si el Estado subvenciona la cuota inicial, la demanda va a ser muy grande, y la iniciativa privada se pondría a trabajar para hacer frente a esa demanda, respetando el perfil urbano.